www.madridiario.es

Viviendas aseguradas, viviendas protegidas

lunes 27 de mayo de 2019, 09:55h

Cuando compramos una vivienda, el precio de esta suele ser bastante elevado y si a esto le sumamos el coste de amueblar toda la casa, el precio es aún mayor. Es por ello por lo que muchas personas recurren a contratar un seguro de hogar para proteger su casa de todos los riesgos que sufren diariamente.

Viviendas aseguradas, viviendas protegidas
Ampliar

- ¿Qué cubre un seguro de hogar? -

Estos seguros de hogar cubren la parte física y el contenido de la vivienda así como la responsabilidad civil. Cuando hablamos de parte física se refiere a techo, paredes, electricidad, tuberías… El contenido se refiere a objetos personales y bienes materiales que tengamos dentro de la casa como ropa, joyas, etc. Por otro lado, la responsabilidad civil cubre a posibles daños de terceros como goteras, filtraciones, etc.

También cubren gastos como robos, descuidos como dejarnos un grifo abierto y que se produzcan desperfectos o daños que puedan producir en nuestra vivienda las tormentas o lluvias intensas. Otra de las coberturas que tienen estos seguros es en caso de incendio, estos se encargarán de pagar los servicios de los bomberos y, en el caso de destrucción de la vivienda, nos cotizarán para que podamos cubrir los daños o rehabilitar la vivienda.

Cuando contratamos un seguro, podemos hacerlo para nuestra vivienda habitual, nuestra vivienda de vacaciones o bien la comunidad de vecinos. En cuanto a los seguros de viviendas de alquiler, pueden asegurarse tanto los inquilinos cómo pueden asegurarse los propietarios para garantizar los pagos de ese alquiler.

Los seguros de hogar privados son totalmente personalizables, es decir, podemos elegir que tipo de coberturas queremos. Por otro lado, las empresas suelen darnos un presupuesto bastante rápido y suelen tener garantía caser. Además, están disponibles los 365 días del año para todo tipo de urgencias.

- Ventajas de asegurar una vivienda -

Son muchas las ventajas que obtenemos al contratar un seguro de hogar. En primer lugar, cubren ciertas incidencias que son muy comunes que se produzcan en un hogar y que, si no están aseguradas, son muy caras. Es por ello que se considera que son una buena inversión a largo plazo ya que la cuota que se paga nunca suele superar los gastos que tendríamos en reparaciones si no lo tendríamos contratado.

Con esta contratación también nos estamos asegurando nuestras pertenencias las cuales, sobre todo aquellas con mayor valor sentimental, nos dolería perderlas en caso de robo o accidente. Otra de las ventajas es que los seguros son muy rápidos y efectivos por lo que velozmente nos proporcionan la ayuda necesaria.

La asistencia médica y la protección jurídica también suelen incluirla muchos seguros lo cual supone un alivio ya que en caso de enfermedad o accidente del titular de la póliza o de alguno de sus familiares, se trasladará una ambulancia a la zona. Los gastos de juicio por robo, negligencia… también correrán a cargo de la aseguradora.

A pesar de que en España, no es obligatorio asegurar un hogar a menos que la casa esté hipotecada, sí que es muy recomendable por todas las ventajas y coberturas que hemos mencionado anteriormente. Si recurrimos a personas que nos asesoren, podremos obtener el mejor seguro para nuestro hogar.