www.madridiario.es

Las comisiones de bancos más comunes

miércoles 08 de mayo de 2019, 12:39h

Una comisión bancaria es un tipo de cargo que se debe de pagar por usar los servicios de las entidades bancarias. Dependiendo del banco, así como del tipo de cuenta que tengamos, es posible que haya que hacer frente a unas comisiones muy diferentes.

Las comisiones de bancos más comunes
Ampliar

Es importante tener presente un listado de cuentas sin comisiones para elegir la mejor en nuestro caso (siempre teniendo en cuenta la letra pequeña).

En las siguientes líneas vamos a estudiar las comisiones más habituales.

Comisiones bancarias más comunes de los bancos

  • Comisión por mantenimiento de cuenta: Es una de las comisiones más comunes que nos podemos encontrar. Aquí está incluido tanto la custodia de los fondos, gestión de documentos, caja, etc.

Hay muchas maneras de evitar esta comisión, aunque la forma más común de hacerlo es domiciliando una nómina.

  • Comisión por administrar una cuenta (apuntes): Esta comisión se aplica por los movimientos que se producen en la cuenta, por cada línea. Por ejemplo, si hemos hecho 10 compras en todo el mes, tendremos que pagar una cantidad por cada una de ellas. Esta comisión ya no se suele cobrar, especialmente si se paga por la comisión de mantenimiento de cuenta.
  • Comisión por transferencias bancarias: Se puede aplicar una comisión en base al tipo de transferencia que se desee llevar a cabo (nacional, urgente, inmediata, intercontinental), incluso hasta dentro del mismo banco. Cada vez son menos las entidades que cobran por hacer una transferencia (siempre y cuando se hagan online, o a través del cajero; mediante la caja si que suelen cobrar).
  • Comisiones por tarjeta: Pueden cobrarnos muchos tipos de comisiones por usar la tarjeta. Por ejemplo, si sacamos dinero en un cajero de una entidad que no nos pertenece. También nos pueden cobrar si nos pasamos de un determinado límite, si utilizamos la tarjeta de crédito para sacar dinero en metálico, etc. También se paga por mantenimiento de tarjeta y por emisión de las mismas.
  • Comisiones por conversión de divisa: Si compras online en el extranjero, es muy probable que te hayas encontrado con esta comisión en más de una ocasión. Algunas entidades bancarias te cobran comisión por hacer la conversión (por ejemplo, si pagas en dólares, el sistema tendrá que convertir previamente el pago en euros).
  • Comisiones por ingresos de cheques: La comisión establecida por ingresar un cheque suele ser diferente a si lo emite el propio banco, o a si proviene de otra entidad. También suele existir una cantidad mínima que se puede cobrar.
  • Comisiones por descubierto: Es una de las peores comisiones con las que nos podemos encontrar, y es que se producen cuando tenemos la cuenta en números rojos. Si nuestro saldo es negativo, es crucial que busquemos la manera de cambiar la situación cuanto antes; un cargo elevado de un recibido, una compra inesperada, o cualquier otra situación anómala podría hacer que todavía debamos mucho más dinero.

Aunque hay otras tantas comisiones que nos pueden aplicar, estas son las más habituales que nos podemos encontrar.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.