www.madridiario.es

¿Cómo tener una buena salud bucal? Consejos saludables

jueves 12 de julio de 2018, 09:22h

La salud es sinónimo de calidad de vida y para mantener una salud equilibrada, debes hacer ejercicios diariamente, llevar una alimentación balanceada y cuidar tu salud bucal, pero ¿por qué la salud bucal?

¿Cómo tener una buena salud bucal? Consejos saludables
Ampliar

Nuestra salud está íntimamente ligada a nuestra condición bucal y es que estudios ya han comprobado que la boca es, de hecho, la puerta de entrada a otras enfermedades.

Consejos para llevar una alimentación saludable

Una mala alimentación puede resultar en caries, gingivitis, mal aliento, dolores de dientes, dolores musculares, entre otras complicaciones. Por eso, además de mantener la salud de la boca al día, es necesario mantener una alimentación sana.


  1. Comer cereales, raíces y tubérculos en gran cantidad todos los días es imprescindible para un buen desempeño en las actividades diarias, ya que son ricos en carbohidratos que aportan energía.

  1. El arroz integral debe estar incluido en tu alimentación porque es un grano rico en proteínas, fibras y vitaminas del complejo B.

  1. Las castañas y las nueces también son saludables porque sus árboles crecen en suelos ricos en nutrientes; como consecuencia, encontramos diversas sales minerales en sus semillas.

  1. Ricos en fibra, vitaminas y minerales, las frutas, verduras y legumbres mantiene la salud y el buen funcionamiento del organismo y pueden ser consumidos en gran cantidad.

  1. Ingerir frutas que no reciben pesticidas en su cultivo o que reciben dosis menores, también es interesante.

Pero además de estos consejos sobre la alimentación, es importante que visites frecuentemente a tu dentista madrid.

¿Por qué es importante visitar periódicamente al dentista?

Muchas personas evitan ir al dentista porque les da miedo o simplemente por qué no les gusta, pero nuestros dientes y boca merecen mucha atención. Afortunadamente, hay muchas clínicas en Madrid que te ofrecen un servicio de calidad con profesionales altamente cualificados.


Una consulta rápida con tu dentista puede evitarte una serie de problemas. A continuación te diremos porque:

Previene enfermedades

Es muy común encontrar personas que creen que por no sentir dolor o molestias en los dientes, no existe ningún problema.


Algunas veces, incluso en consultas rutinarias donde el paciente no presenta queja, se encuentran desórdenes bucales como caries, acumulación de sarro y muchos otros problemas.


Por lo tanto, es sólo a través del examen clínico que el dentista puede analizar tu salud bucal. Ir al dentista de manera regular previene caries y otras enfermedades periodontales, evitando así problemas futuros.


Las visitas regulares son sin duda, la mejor forma de prevención.

Evita el mal aliento

Las principales causas del mal aliento están en la boca y aunque te cepilles los dientes y la lengua, utilices el hilo dental y el enjuague bucal, no siempre es suficiente para mantener un aliento fresco y agradable.


Siendo así, ir al dentista al menos una vez cada seis meses puede evitarte situaciones embarazosas y desagradables.

Protege el corazón

Poca gente sabe, pero hay bacterias presentes en la boca que pueden ser nocivas al corazón.


La endocarditis bacteriana es un ejemplo de esto, ya que la bacteria nociva puede llegar hasta el músculo cardíaco a través de procesos infecciosos que comienzan en la boca.

Promueve una limpieza más profunda y eficaz

Muchas veces realizar sólo la higiene casera no es suficiente para mantener los dientes bonitos y saludables.


La acumulación de sarro, así como las placas bacterianas difícilmente se quitan con el uso de cepillo de dientes e hilo dental. De esta forma, ir al dentista proporciona además de salud bucal, una mejora en la estética de los dientes.

Mejora la autoestima

Muchas personas dejan de sonreír o abren menos la boca por sentir vergüenza del estado de sus dientes, ya que estos pueden están torcidos, rotos o incluso amarillentos.


Estos problemas los puedes evitar si vas al dentista, ya que no solo tendrás una buena salud bucal, sino que recuperarás tu autoestima.


Ir al dentista regularmente es una forma de cuidar nuestros dientes y nuestra salud, por lo que es una práctica que no debe descuidar de ninguna manera. No visites a tu dentista sólo cuando sientas dolor, es recomendable ir al menos dos veces al año para comprobar cómo anda tu salud bucal, después de todo, el mayor beneficiado en esta historia eres tú.


¿Y tú, cuándo fue la última vez que fuiste al dentista?