www.madridiario.es

Cuatro consejos definitivos para tener una buena imagen personal

viernes 09 de febrero de 2018, 14:14h

La imagen personal es aquello que cada uno crea, ya sea de forma consciente o inconsciente, para presentarse ante la sociedad. La mayoría busca mostrar lo mejor de sí mismo, exhibir una imagen personal impecable que vaya de acuerdo con su personalidad y con la idea que cada uno quiere proyectar.

Cuatro consejos definitivos para tener una buena imagen personal

Entre otras cosas, tener un conocimiento básico de moda y saber cómo impactar a los demás es fundamental para elaborar un estilo sofisticado. El periódico digital Cinco Noticias ha publicado un listado de las marcas de ropa más caras del mundo útil no solo para conocer aquellas marcas con las prendas más valiosas del mercado, sino para identificar los diseños y estilos más deseados e imitados en la actualidad.

Pero la imagen personal no solo tiene que ver con la indumentaria y el cuidado físico: se trata de una prolongación del papel que cada uno cumple en la sociedad y que incluye su manera de comportarse, de ser y de vivir.

Existen varios factores que influyen a la hora de definir una imagen personal, entre los que destacan la conducta individual, el manejo de los espacios, la manera de hablar, la postura y la vestimenta. Analizar y definir bien estos factores es fundamental para conseguir tener una buena imagen personal.

Internet se ha convertido en un aliado perfecto para conocer lo último sobre moda y tendencias y las mejores prácticas relacionadas con la integración social. Poder consultar la variedad de opciones disponibles abre un gran abanico de posibilidades para elegir una imagen propia con la que identificarse y que sirva como carta de presentación.

Definirse a uno mismo

Para descifrar cuál es la imagen que se quiere proyectar, es importante comenzar identificando los aspectos que menos agradan de uno mismo, es decir, qué cosas se quieren cambiar y porqué es preciso hacerlo.

Una vez analizada y definida la imagen idónea, hay que adaptar los diferentes elementos de la vida cotidiana que construyen el estilo personal.

Uno de los pasos obligados es revisar y depurar el armario, eliminando aquellas prendas que no se usan y con las que uno no se siente identificado.

También hay que analizar al detalle otros aspectos fundamentales del look personal, como el color de pelo, el tipo de peinado, el maquillaje y los complementos utilizados.

Saber elegir los complementos

Los complementos y accesorios son de vital importancia para matizar el aspecto, y deben de elegirse de forma que mantengan una coherencia con el estilo personal.

Un truco para acertar siempre a la hora de elegir los complementos es identificar algunas tiendas en las que la mayoría de sus productos se adapten al estilo propio. Contar con marcas “fetiche” o predilectas ayudará en esta tarea.

Existe una gran cantidad de complementos que se pueden incorporar a un look concreto, desde fulares y pañuelos, pasando por sombreros, relojes y gafas de ver y de sol. En el caso de las mujeres es especialmente importante detenerse a analizar las joyas, ya que un simple anillo mal elegido puede tirar por tierra un estilismo completo.

Un surtido variado de primeras marcas como el de Torres Joyeros permite conocer el tipo de complementos que son tendencia, de los cuales obtener ideas para adaptar al estilo personal.

Y aunque acudir a una joyería para comprar joyas y relojes para comuniones, bodas y otras celebraciones sea una práctica habitual, también debe hacerse a la hora de analizar, identificar y adquirir esos accesorios ideales que pondrán el broche de oro al look elegido.

La imagen personal también se manifiesta en el tipo de obsequios que se hacen a los demás. La empatía es una poderosa habilidad, y ponerse en el lugar de la persona que va a recibir el regalo, por ejemplo a la hora de comprar joyas y relojes para San Valentín, es siempre positivo para mejorar la imagen de uno mismo.

Ser consecuente con el estilo propio

Hay determinadas ocasiones en la vida en las que la imagen personal se puede llegar a desvirtuar. Eventos importantes, como las bodas, generan tanta expectación que los protagonistas pueden perder de vista su estilo propio.

Tener bien definida la imagen personal es fundamental para saber elegir entre los cientos de modelos de vestidos de novia disponibles.

Vestidos de novia, zapatos y complementos de todos los estilos es lo que busca la mayoría de novias que, por no tener del todo identificado su estilo propio, necesitan disponer de gran variedad para dar con el modelo que les va mejor.

Empresas como Madox The Wedding Room cuentan con vestidos de novia clásicos, románticos, bohemios y seductores, con diferentes formas y patrones, para acertar en la elección del estilismo del día de la boda.

Adquirir hábitos saludables

La imagen personal está 100% vinculada a los buenos hábitos. Existen ciertos cuidados básicos que deben llevarse a cabo de forma constante, como la higiene, llevar una alimentación saludable y hacer deporte cada semana.

También es importante prestar atención a los detalles, como mirar a los ojos de las personas con las que se habla, dar la mano con firmeza, o acostumbrarse a sonreír.

Una buena sonrisa proyecta una imagen de seguridad y cercanía. Para lograrla, muchas veces no basta con llevar una buena alimentación y es necesario seguir determinados tratamientos dentales.

La Clínica Orión Dental es un centro de estética dental donde apuestan por el tratamiento Invisalign para conseguir la sonrisa perfecta sin que nadie se dé cuenta.

Es un sistema invisible para alinear los dientes sin brackets, una solución muy eficaz para alcanzar la imagen deseada en poco tiempo, ya que los resultados se perciben desde el primer momento.

La familia, el colegio y el entorno van formando la personalidad y el estilo particular de cada individuo. Alcanzada la madurez, son muchos los que se dejan llevar por la inercia sin plantearse si la imagen que tienen ante el mundo coincide con la que realmente quieren tener.

Conseguir una imagen personal con la que estar satisfecho es una labor que puede resultar complicada y que requiere de mucha dedicación, pero una vez se logra, proporciona total seguridad y confianza en uno mismo.