www.madridiario.es
Cementerio Sacramental San Justo.
Ampliar
Cementerio Sacramental San Justo. (Foto: Carlota Cascón)

El Ayuntamiento modifica la forma de gestión de la Funeraria

jueves 19 de mayo de 2016, 16:35h
La sesión conjunta de las Comisiones de Salud, Seguridad y Emergencias, y de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado este jueves la modificación de la forma de gestión de los Servicios Funerarios y Cementerios. Se trata de un paso más en el camino hacia la remunicipalización, que se hará efectiva en septiembre próximo al término de la concesión, ha informado el Consistorio en un comunicado.

La comisión conjunta ha dado luz verde a este acuerdo de la Junta de Gobierno, adoptado el pasado 17 de marzo, que contempla el cambio de la forma de gestión de estos servicios, cuya documentación ha sido sometida a información pública durante 30 días.

El concejal de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, ha destacado durante la comisión la importancia de recuperar la gestión íntegra para garantizar, entre otras cosas, mayores garantías en la prestación de servicios funerarios de carácter social y adecuar los precios a la realidad económico social de la ciudadanía. Con presencia de los cuatro grupos municipales se aprobó el dictamen favorable a la municipalización de la Funeraria y se rechazó la enmienda a la totalidad presentada por el Grupo Popular.

La comisión ha aceptado las enmiendas parciales del PSOE, relativas a la inclusión de Madrid en el nombre de la futura empresa y pequeñas modificaciones en la duración del consejo de administración y estructura.

La empresa mixta se creó en 1966 con una duración de 50 años, que expiran el 15 de septiembre de 2016. En diciembre de 1992 el Ayuntamiento privatizó el 49 por ciento de la misma por tan solo 0,6 euros (100 pesetas). El 51 por ciento de las acciones quedó en manos municipales y el otro 49 por ciento, en las de Funespaña, el socio privado.

El artículo 24 de los estatutos de la sociedad determina que, a la finalización de la concesión, el activo y el pasivo de la compañía retornarán al Ayuntamiento. Es decir, la totalidad del patrimonio revertirá a la administración municipal. Concentrará la gestión de los 14 cementerios, 2 tanatorios y 2 crematorios municipales.

La Empresa Municipal de Servicios Funerarios y Cementerios S. A. nacerá el próximo 16 de septiembre con capital íntegramente público y 529 trabajadores municipales, subrogados y procedentes de los siguientes espacios: 144 de cementerios, 115 de servicios funerarios y 270 de servicios de carácter transversal, contratados actualmente por la empresa que gestiona el servicio, al considerar que esta plantilla es adecuada para seguir dando respuesta a la demanda existente.

La nueva sociedad mercantil recibirá los activos actualmente en el balance de la empresa mixta que se extinguirá el día 15 de septiembre de 2016. Solo se excluirá de esta transmisión de activos cuatro parcelas que quedarán en el seno del patrimonio municipal. Se dejará de pagar al socio privado el canon de gestión, que estaba fijado en un 20 por ciento de los beneficios antes de impuestos. Además, la nueva sociedad disfrutará una bonificación del 99 por ciento en el impuesto sobre sociedades. Dejarán de pagarse dividendos y la nueva empresa municipal estará exenta del IBI, informó el Consistorio.

El plan de negocio contempla un esfuerzo inversor adicional por parte de la nueva sociedad pública ante el deficiente estado de conservación en los cementerios. Un informe presentado el pasado mes de febrero reveló la necesidad de acometer obras de reparación por valor de casi 24 millones de euros ante la dejación de responsabilidades de los últimos años.

El Consistorio denuncia que la falta de mantenimiento se registró mientras el socio privado de la empresa mixta recibía dividendos. Funespaña ha recibido dividendos y el 20 por ciento del resultado de la explotación a lo largo de las últimas décadas. Concretamente, este socio privado ha conseguido un rendimiento de 64,6 millones de euros a cambio de una inversión de 1,2 millones. "La rentabilidad de una empresa como la funeraria no se debe hacer a costa del patrimonio de esa empresa ni del dinero de los contribuyentes madrileños", apuntó el concejal de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, durante la comisión. La remunicipalización está encaminada a garantizar una correcta gestión.

Para el equipo de Gobierno, la prestación de este servicio por una entidad pública aportará transparencia, revertirá positivamente en las arcas municipales y favorecerá la asistencia a personas con dificultades económicas. En este sentido, la futura empresa íntegramente pública pondrá especial empeño en garantizar los entierros de caridad.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios