www.madridiario.es
Rajoy jugando al futbolín con Bertín Osborne
Rajoy jugando al futbolín con Bertín Osborne (Foto: TVE)

Más política de la habitual en la visita del presidente “En la tuya o en la mía”

A lo mejor por su cargo, es probable, pero este “En la tuya o en la mía” tuvo mucho de política. Visitaba la casa de Bertín Osborne el presidente de Gobierno y se notó. La conversación se inició por el principio. Por dónde si no. De su infancia en muy distintas ciudades, por el trabajo de juez de su padre.

Teniendo sus primeros recuerdos de sus años en León. Donde estuvo cinco años y en dos colegios. En uno de ellos, el de monjas, también estudió Zapatero que estuvo en la misma clase que su hermano Enrique, “y los dos sacaban muy buenas notas, que conservamos los cuadernos”. No tuvo problemas en reconocer que siempre fue buen estudiante y que le gusta practicar deporte. Todos los días se levanta a la misma hora, las 6,55, y se va a hacer cinta y elíptica.

Y en un gimnasio, en Sudáfrica, conoció a Obama “Era cuando el funeral de Mandela. No dormí allí, pero fui a un hotel para ducharme y aproveché para ir al gimnasio. Solo había una persona y a los quince minutos se acercó y resulta que era Obama”.

Luego Bertín que le llevó a su terreno para que contara lo que conoce de Andalucía “De lo mejor que tiene la política es que conoces tu país. Yo me he pateado España y estoy orgulloso de ello”.

Habló de su padre, que con 94 vive con él. Que su madre falleció muy joven y que igual pasó con Luis, uno de sus tres hermanos, que falleció hace un año de leucemia “Fui el último en hablar con él. Los médicos me dijeron que la cosa estaba muy mal y ya me quedé en el hospital. Fue espantoso”.

De sus inicios en política, el presidente contó una anécdota que no se conocía “Fui diputado en el primer parlamento gallego en el 81. Y el 24 de junio hubo un debate para decidir la capital de Galicia. Los de La Coruña, con Paco Vázquez de alcalde que si no se va él no hubiéramos logrado la alcaldía, querían la capitalidad para su ciudad y todos los demás gallegos, Santiago. A las tres de la mañana, con el ambiente muy caldeado, dos periodistas se liaron, literalmente, a bofetadas. Pero no es cuestión de entrar en detalles ni dar nombres porque el hecho está prescrito”.

Habló de su magnífica opinión sobre Adolfo Suárez, “escuché su discurso de puedo prometer y prometo y dije que iba a ganar por goleada, aunque yo votaba a Alianza Popular” y de ese accidente que con veinticuatro años a punto estuvo de costarle un serio disgusto “Fue en la provincia de Lugo y la culpa fue mía. Por dormir dos horas y me quedé dormido cayendo por un barranco. Pudo ser muy grave y a partir de ese momento me dejé la barba”.

Sigue leyendo el artículo en La vida es una tómbola.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios