www.madridiario.es
Tribunal Supremo
Ampliar
Tribunal Supremo (Foto: Juan Luis Jaén)

El TS rechaza que un condenado del 11-M acabe de cumplir condena en Marruecos

martes 30 de junio de 2015, 13:29h
El Tribunal Supremo ha confirmado la decisión del Ministerio de Justicia de denegar el traslado a Marruecos, para que termine de cumplir allí su pena, de Youssef Belhadj, que fue condenado a 12 años de prisión en relación con los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid. Se trata de una decisión discrecional del Gobierno, que alegó que el traslado generaría alarma y conmoción en la opinión pública y las víctimas.

La sentencia dada a conocer este martes, de la que ha sido ponente la magistrada Margarita Robles, confirma la denegación del recurso contra la decisión de Justicia que fue dictada en mayo de 2013 por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid y recuerda que el Gobierno rechazó el traslado explicando las razones para ello y amparándose incluso en las previsiones del propio convenio existente entre España y Marruecos, por lo que tratándose de un acto discrecional queda descartada cualquier arbitrariedad en la actuación de la Administración.

El alto tribunal incide en que no existe un derecho del preso al traslado para cumplir la pena en su país de origen, sino que esta es una posibilidad que permite el Convenio pero siempre que estén de acuerdo los dos Estados, lo que no es el caso.

La Dirección General de Cooperación Jurídica Internacional ya dijo en 2009 que no procedía el traslado "a la vista de la alarma que ello generaría en la sociedad y en las víctimas", dada la trascendencia que tuvieron los hechos relacionados con el 11-M, con independencia de la autoría o no de tales atentados por parte de Belhadj, que no pudo ser condenado como autor intelectual de los hechos tal y como solicitó la Fiscalía.

Para el Supremo la exigencia de la motivación dada por el Gobierno tiene una importancia capital, pues sirve para diferenciar la discrecionalidad administrativa de la mera arbitrariedad, lo que obliga a la exteriorización de las razones y del proceso lógico que condujo a la decisión final adoptada por el Gobierno.

En este caso, el Gobierno explicó que a la vista de los delitos por los que Belhadj fue condenado su traslado "generaría alarma y conmoción en la opinión pública y las víctimas, poniendo incluso de relieve que tal conmoción se produjo en otros supuestos de personas condenadas". "

Yousef Belhadj FUE condenado por integración en organización terrorista, pero ni siquiera en grado de dirigente. La clave para imponer a Belhadj una condena mayor era demostrar que él es 'Abu Dujan Al Afgani', el nombre con el que los terroristas reivindicaron los atentados y al que se referían como 'portavoz militar de Al Qaeda en Europa', pero el tribunal considera que no hay pruebas de ello.

La sentencia concluyó que "hay sospechas, hay indicios, pero éstos son equívocos, pues incluso está probado que las reivindicaciones hechas en nombre de Abu Dujan fueron efectuadas por Jamal Ahmidan, El Chino, y Serhane el Tunecino".

El tribunal valoró las declaraciones de uno de sus sobrinos Brahim Moussaten, en las que se describe la labor proselitista y de recaudación de fondos, en favor de la 'yihad', por parte de su tío, quien fue detenido en Bélgica en febrero de 2005. También queda acreditado que los huidos de Leganés intentan recurrir a él en su intento por escapar de España.

La sentencia dijo que las afirmaciones de Fiscalía y acusaciones sobre que Belhadj es 'Abu Dujan' no están probadas "con la certeza que exige el derecho penal". Para ello argumenta, que ninguno de los comparecientes en los procesos seguidos en Bélgica, Italia o España ha declarado haber oído ese alias y que aunque del registro de su domicilio en Bruselas podría derivarse que Belhadj utilizaba el alias de Abu Dujan, lo hacía sin la referencia 'Al Afgani'.

De otro lado, la sentencia no recogió que en una conversación telefónica intervenida por la Policía a Iman Edin Barakat Yarkas, alias 'Abu Dahdah', Belhadj se identifico como 'Abu Dujan', según publicó en octubre de 2005 Europa Press. En aquel momento, la Policía ya barajaba que 'Abu Dujan' fuese un seudónimo que utilizarían varias personas vinculadas entre sí por pertenecer a grupos islamistas radicales.

Además, la sentencia recoge que no está probado que Belhadj dirija ningún grupo terrorista de los qeu se engloban "en la denominación, cada vez más genérica, de Al Qaeda", ni que haya dependencia jerárquica entre los autores del 11-M y este individuo. Para rematar, asegura que "no consta ni siquiera la existencia de un 'canal de transmisión de órdenes' a uno de cuyos lados esté el procesado y al otro uno o varios individuos subordinados a él.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.