www.madridiario.es

Mercedes Concept GLC Coupé

Mercedes Concept GLC Coupé
Mercedes Concept GLC Coupé

El siguiente capítulo

martes 21 de abril de 2015, 23:16h
La marca de la estrella no da tregua y vuelve a animar el mercado con una nueva creación. En esta ocasión se trata del Concept GLC Coupé, un prototipo que esta muy cercano a la producción en serie y que se enclava en un segmento más compacto a la reciente receta de éxito del GLE Coupé. Y su nombre ya hace referencia a la nueva nomenclatura que llevaran los modelos de la firma alemana. De este modo, las siglas GL hacen referencia que es un todoterreno y la C que esta derivado de un cupe de la Clase C.

El Concept GLC Coupé auna la fórmula del GLE Coupé, presentando una mezcla de SUV multifuncional con la emocionalidad de los coupés. No obstante, este showcar se mueve en un rango más compacto, como demuestran sus 4,73 metros de longitud exterior y sus 2,83 metros de batalla. Estas dos cotas, así como su cuerpo definido y musculoso, la línea estilizada de las ventanillas laterales y los grandes neumáticos de 21 pulgadas crean la base para las típicas proporciones de la nueva y deportiva generación de coupés con el característico toque todoterreno.

En el frontal, un voladizo corto, con la parrilla del radiador erguida y la lama doble característica de los modelos deportivos de Mercedes son un primer indicio del talante dinámico del nuevo modelo. Y la consigna "Born to race on every ground" se manifiesta en el capó con resaltes longitudinales, el dinámico perfil A-Wing por debajo de la parrilla del radiador, las grandes tomas de aire laterales y la importante protección de bajos.

Los expresivos faros en tecnología integral LED recuerdan a una escultura lumínica y le dan un toque muy personal. También, todas las funciones de alumbrado están reunidas en una sola carcasa. Para las luces diurnas y los intermitentes se utilizan los elementos superiores en forma de lama denominados "cejas" por los diseñadores. Por debajo se han dispuesto tres lentes giratorias que parecen flotar literalmente en su alojamiento tridimensional e iluminan de manera óptima la calzada o la pista, adaptándose a cada situación de conducción. Por supuesto, los faros operan en todos los modos funcionales: luz de cruce, luz de carretera, luz de giro y luces activas, sin deslumbrar a otros conductores, ya que el cono de luz se desvanece en el área ocupada por los vehículos que circulan en sentido contrario.

Por otro lado, la perfecta armonía entre conceptos supuestamente opuestos como un coupé y un SUV se manifiesta especialmente en la vista lateral del Concept GLC Coupé, con apenas 1,60 metros de altura y la línea de techo estilizada típica de un coupé deportivo. La superficie acristalada baja con ventanillas laterales sin marco, las barras longitudinales integradas en el techo y las manillas completamente escamoteables se funden a la perfección con el flanco del vehículo, subrayando adicionalmente su carácter de coupé. La conjunción entre la línea de cintura alta, sus anchas espaldas y los rebordes modulados de los pasarruedas da como resultado unas proporciones extremas, que dotan al concepto de un gran dinamismo.

También, el ensanchamiento de los umbrales, que recuerda a los estribos de un todoterreno clásico, es un indicio más de su marcada herencia genética de SUV. Las grandes llantas de 21 pulgadas enrasadas con la carrocería, los neumáticos de perfil marcado y una altura sobre el suelo comparativamente elevada subrayan las ambiciones deportivo-dinámicas del Concept GLC Coupé sobre pistas no compactadas. Y en la zaga, con una anchura exacta de dos metros, llaman la atención sus anchas y musculosas espaldas con pasarruedas de líneas armónicas, que albergan llantas de 53,3 cm (21 pulgadas) y neumáticos anchos de formato 285/45 R 21. Estéticamente, un aspecto destacado son las cuatro salidas de acero inoxidable pulido del sistema de gases de escape. Están dispuestas por pares por encima del perfil A-Wing, con un diseño similar al del frontal, y la característica protección de los bajos, resaltando la presencia deportiva de este coupé. Mientras que, la matrícula, trasladada a la parte inferior del paragolpes, y la forma típica de la luneta trasera, redondeada en la parte superior, son otros rasgos característicos de su estilo.

Y si hablamos de los detalles técnicos del equipamiento, lo hace que reforzar aún más las emociones que despierta la forma casi orgánica del cuerpo de la carrocería del modelo. El atrevido diseño de algunos componentes, como las llantas de aleación de estructura dividida, los retrovisores exteriores en diseño de ala o los cuatro tubos de escape mencionados anteriormente establece un contraste estilístico intencionado que subraya el alto nivel tecnológico del showcar. Lo mismo ocurre con la protección de bajos con ranuras de refrigeración delante y detrás o los faros y pilotos traseros con reminiscencias de esculturas lumínicas.

Para animarlo, Mercedes ha optado por un motor V6 con 367 CV. Biturbo de inyección directa conocido de los modelos AMG Sport acelera con ímpetu el vehículo en combinación con un cambio automático de nueve velocidades 9G-TRONIC y la tracción integral permanente 4MATIC, al tiempo que transmite también a nivel acústico esa sensación de gran potencia. Además y en función del programa de conducción seleccionado, los tubos de escape pueden generar un rugido dominante y amortiguado, o bien el sonido vehemente de un deportivo de altas prestaciones.

a
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios