www.madridiario.es

La Nave Boetticher, reconvertida en Madrid Innovation Campus

lunes 16 de marzo de 2015, 13:26h
La Nave Boetticher, también conocida en su momento como la futura Catedral de las Tecnologías, se ha puesto en marcha este lunes, doce años después de ser ideado el proyecto, con un nuevo nombre, Madrid Campus de la Innovación, y con la idea de abrirse a toda la sociedad, desde emprendedores, a universidades y multinacionales, interesados en "aportar sus ideas, capacidades y su espíritu transformador" para apostar por la ciudad del futuro.
  • Campus de Innovación en la Nave Boetticher

    Campus de Innovación en la Nave Boetticher
    Ayuntamiento de Madrid

  • Campus de Innovación en la Nave Boetticher

    Campus de Innovación en la Nave Boetticher
    Ayuntamiento de Madrid

  • Botella presenta Madrid Campus de la Innovación

    Botella presenta Madrid Campus de la Innovación
    Ayuntamiento de Madrid

Ana Botella, alcaldesa de Madrid, ha asegurado este lunes que el proyecto nace con el objetivo de ser un lugar de encuentro de emprendimiento y nuevas tecnologías. Además, está convencida de que "va a contribuir a que en nuestra ciudad crezca la innovación, fundamental para el crecimiento económico en el mundo actual". Según la alcaldesa, "Madrid es el mejor exponente del fortalecimiento de la economía española, de la España que está dejando atrás la crisis, decía la alcaldesa en el nuevo Campus". A pesar de ello, las cifras de paro siguen siendo "inasumibles", asegura.

Madrid Campus de la Innovación es un proyecto abierto a todos. A los ciudadanos, que deben colaborar con sus aportaciones y sugerencias, a los estudiantes y a las universidades, que deben aportar sus capacidades, sus ideas y su espíritu transformador. A las PYMES, que tendrán en el Campus una plataforma ideal en la que exponer sus soluciones. A las grandes empresas, que aportarán medios técnicos y económicos suficientes para el avance de iniciativas y proyectos, su capacidad de formación y tutelaje.

Asimismo, Botella ha asegurado que la Nave Boëtticher es un "equipamiento público idóneo para un centro dedicado al apoyo al emprendimiento y la innovación, que permitirá vincular el Distrito de Villaverde con la economía del conocimiento y ofrecerá nuevas oportunidades de progreso para la ciudad de Madrid". Un nuevo centro destinado al fomento del sector tecnológico que constituirá, además, un foco de desarrollo del Distrito. La actividad principal de la Nave Boëtticher se centrará en conseguir el objetivo de apoyar el emprendimiento y la innovación en estas materias, así como la formación y la divulgación científica y técnica.

En este sentido, Botella ha asegurado que los emprendedores "son el vehículo para la transformación de ideas en modelos de negocio que, apoyados por el sector empresarial y el resto de los agentes, encontrarán en el Campus tutelaje y posibilidades de financiación para realizar sus iniciativas". La alcaldesa ha explicado también que los emprendedores contarán con un edificio anexo, a pie de calle, al que los madrileños podrán acceder para conocer los proyectos en los que están trabajando.

"El futuro está por construir. Contribuir al desarrollo de la ciudad es un reto apasionante para todos", ha afirmado la alcaldesa. "Estoy segura de que el ecosistema del Campus de la Innovación será un entorno fundamental en el que se definan y articulen las estrategias de la sociedad futura, de forma que la economía del conocimiento se sitúe entre las actividades productivas más importantes en términos de empleo y de inversión", ha continuado.

El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky, ha tildado de "artificio" y "acto electoral de Ana Botella" el protocolo de intenciones firmado este lunes. "Hoy ha habido un acto electoral por parte de Ana Botella. Dentro de un mes, con el inicio de campaña, no se habría permitido", ha lanzado el socialista tras la firma. Ha criticado que lo suscrito no es más que una "declaración de intenciones", algo insuficiente cuando se lleva a la espera desde 2003.

También ha reprochado que no se sabe todavía cuáles serán los fines de este campus ya que en este momento "sólo hay generalidades". "Sabemos que va a haber temas de formación, divulgación científica, emprendedores, pero sin concreción. Pedimos un plan de gestión de lo que será este centro", ha añadido. Lissavetzky ha destacado que el presupuesto para este año únicamente recoge "200.000 euros para mobiliario". "¿Sólo con mesas y sillas va a funcionar? Y no funcionará hasta que tomen posesión los nuevos concejales", ha remachado.

Historia

En 1944 el ingeniero Eduardo Torroja, considerado el mejor especialista en estructuras de hormigón, terminó la Nave Boetticher. Este edificio singular, con bóvedas de hormigón y amplios lucernarios por donde entra la luz natural, pasó a conocerse por el sobrenombre de la 'Catedral industrial'.

La actividad industrial cesó en 1992 pasando desde entonces por unos años de abandono, que sumió al edificio en el deterioro. En 2003 el candidato del PP a la Alcaldía, Alberto Ruiz-Gallardón, anunciaba su intención de impulsar este espacio, rehabilitarlo y dedicarlo a las nuevas tecnologías. La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha firmado este lunes el protocolo de colaboración con el que arrancará.

Más información:

El Ayuntamiento de Madrid gestionará directamente la nave Boetticher

El Ayuntamiento busca 'gestor' para su catedral tecnológica

El Ayuntamiento busca 'gestor' para su catedral de nuevas tecnologías

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios