www.madridiario.es

Aguirre llama al "rearme ideológico" para plantar cara a "enemigos de España"

viernes 23 de enero de 2015, 17:04h
La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha propuesto el "rearme
ideológico" en el partido para plantar cara a "los enemigos de España y
de la libertad", que ha identificado con "separatistas", "populistas" y
"comunistas de todas las tendencias", aquellos que "quieren romper el
régimen constitucional español".
  • Saludo entre Esperanza Aguirre y Mariano Rajoy en la Convención Nacional del PP.

    Saludo entre Esperanza Aguirre y Mariano Rajoy en la Convención Nacional del PP.
    Kike Rincón

  • Maria Dolores de Cospedal durante su intervención en la convención nacional del Partido Popular.

    Maria Dolores de Cospedal durante su intervención en la convención nacional del Partido Popular.
    Kike Rincón

  • Jose María Aznar durante su intervención.

    Jose María Aznar durante su intervención.
    Kike Rincón

  • Ana Botella durante su intervención en la convención nacional del Partido Popular

    Ana Botella durante su intervención en la convención nacional del Partido Popular
    Kike Rincón

En la inauguración de la Convención Nacional del PP, y ante el presidente del partido, Mariano Rajoy, y el presidente honorífico, José María Aznar, la líder de los populares madrileños ha identificado algunos de los problemas actuales a los que se tiene que enfrentar el partido, como "el desafío secesionista de los partidos nacionalistas catalanes", junto con "una fuerza política con una ideología que emplea lo peor del comunismo arcaico y lo peor de un populismo demagógico", que se completa con "el recelo de los españoles hacia los políticos".

Aguirre ha hecho una defensa cerrada de los principios e ideales del PP, que son "libertad y fe en España como nación de ciudadanos libres e iguales", junto al "derecho a la vida, derecho a la propiedad y el imperio de la ley". "Ahora mismo esos principios están amenazados por la irresponsabilidad de unos y por el oportunismo de otros", ha lanzado.

La presidenta de los conservadores madrileños ha comenzado su intervención alertando del "inicio de un año crucial que va a estar lleno de lecciones" y "especialmente crítico para la política española". Cree que no lo está pintando "muy oscuro" y que dulcificarlo o negar la realidad sería "un error del partido" ya que hay que identificar los problemas para buscar soluciones "con valentía y valores".

No ha olvidado el contexto, marcado por una profunda crisis económica que "dejaron ocho años de gobierno socialista" y que ahora, "con grandes esfuerzos" y con las políticas del PP, se está "empezando a vencer". En este punto, ha defendido que se ha pasado de un país "a punto de ser intervenido" a otro de la zona euro "que más está creciendo, junto con Alemania". "Esto es un hecho indiscutible que España tendrá que reconocer al gobierno presidido por Mariano Rajoy y al PP", ha lanzado.

Aguirre ha asegurado que el Ejecutivo de Rajoy "planta cara a la crisis y se ha triunfado sobre ella", igual que "sobre el paro", lo que le ha llevado a felicitar a la ministra del ramo, Fátima Báñez, por los últimos datos "muy buenos". La receta , el "arma" que ha planteado para triunfar sobre los problemas, son los principios del PP, irrenunciables frente a las personas, que son "prescindibles".

Por su parte, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, se ha despedido este viernes de su cargo ante sus compañeros de partido en la Convención Nacional del PP, confesando que se siente "orgullosa y agradecida" al Partido Popular por los últimos doce años dedicados a la ciudad, tres de ellos como primera edil.

Botella ha abierto la convención siendo la primera en subir al escenario, justo antes de que lo hiciera Aguirre, y el presidente de honor del partido, José María Aznar, su marido. Ha comenzado su intervención dando las gracias al partido por elegir Madrid para albergar el cónclave aunque ha considerado que dar la bienvenida a la ciudad sobra por su "carácter abierto y de acogida, donde nadie es forastero, integrador".

La alcaldesa ha aprovechado la intervención para 'vender' sus tres años de gobierno como alcaldesa y no ha querido bajarse del estrado sin recordar que este viernes se cumplen veinte años del asesinato de Gregorio Ordóñez a manos de ETA, una muerte que posteriormente ha sido abordada por Aznar, visiblemente emocionado.

Aznar ha planteado, en su regreso a un acto de los populares después de su ausencia en las elecciones europeas, que, en ningún momento, ha regresado al partido porque siempre ha estado allí donde ha estado el partido. "No vuelvo de ninguna parte porque no me he ido a ninguna parte. El PP es el mejor instrumento para los intereses de los españoles", comenzó. En su alocución, en la que no ha mencionado a Rajoy, explicó que "España necesita más PP, más nación, más estado, más unidad, más determinación contra los que pretenden acabar con nuestra libertad, más espíritu de la Transición, más reformas y confianza... Y no menos", ha continuado. Ha afirmado que el PP está en la centralidad política española, frente a los terroristas, los separatistas que quieren acabar con la Cataluña plural y los que quieren quebrar el Estado. Ha abogado por fortalecer a las clases medias.

Aznar ha incidido en que la corrupción es un cáncer que no podemos tolerar y ha asegurado que él puede responder de todos y cada uno de sus actos. Para solucionarlo, ha promovido más política. "Este año no se decidirá entre continuidad o cambio, sino en cambio para construir o para destruir. Hay que apelar a la construcción de un país mejor, no apelar al miedo", ha expresado. "Hay que ofrecer cuatro años de gobierno brillante del PP, con los que convencer que esto no es un todos contra nosotros y nosotros contra todos, sino un partido dispuesto a luchar contra todo miedo y toda ira, seguros, predecibles, fiables. La centralidad no se gana a costa del proyecto, sino por él. Tenemos una obligación casi histórica de ganar las elecciones porque el futuro de España pasa por el PP", ha apostillado.

La secretaria general de los populares, María Dolores de Cospedal, ha participado en último lugar, asegurando que el compromiso del PP contra la corrupción es incuestionable y que sus políticas reformistas son las que han salvado el estado del bienestar y las que pretenden proteger este legado. "Ha merecido la pena salvar a España del rescate y defender que somos una gran nación. Y lo hemos hecho porque somos el único partido que tenemos un proyecto y necesitamos tiempo para consolidar el crecimiento que hemos conseguido para España. Hemos dado estabilidad y fiabilidad a este país. Frente al oportunismo, la ocurrencia y el populismo, hemos dado esperanza para un futuro mejor".

Aparte de las intervenciones de los primeros espadas del partido, ha participado en las intervenciones la alcaldesa de Redueña, María Dolores Pérez, que ha destacado que, a pesar de la criminalización que sufren los políticos, decidió presentarse hace cuatro años a las elecciones en su pueblo y venció con mayoría absoluta. "A pesar de la herencia socialista recibida, hemos conseguido poner el municipio en el buen camino a base de vocación y esfuerzo, no por un sueldo. La respuesta ciudadana demuestra que ha valido la pena. El PP es el partido de la clase media, de alcaldes cercanos a la gente, un partido de alcaldesas", ha sentenciado.

Más información:

Botella y Aguirre abrirán el congreso del PP

La convención del PP arranca con la sombra Bárcenas tras su salida de prisión

Vea más imágenes

;

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios