www.madridiario.es
Miguel Abellán
Miguel Abellán

La gesta de Abellán en solitario, protagonista de una Feria de Otoño que siguen rehuyendo las figuras

jueves 02 de octubre de 2014, 11:10h
Miguel Abellán pretende cerrar su 'annus mirabilis', el de su reaparición en los ruedos, con la guinda al pastel de una buena temporada. Y nada mejor que la gesta de enfrentarse a seis toros en la cátedra venteña, donde ya tuvo una actuación heroica -grave percance y oreja- en el pasado San Isidro. Se convierte así en el protagonista indiscutible de la Feria de Otoño, a la que siguen rehuyendo las figuras, con excepción de Fandiño.

Esta especie de exámenes de septiembre en octubre, que comienza este jueves, consta de un total de cuatro festejos seguidos: tres corridas de toros y la novillada de hoy, con un cartel de coletudos punteros en su escalafón, dos de los cuales, Gonzalo Caballero y Francisco José Espada ya triunfaron en sus comparecencias anteriores, y el otro, Borja Jiménez, hace su presentación en Madrid. Una terna de lujo que lidiarán un encierro también de teórico lujo, de la divisa de Fuente Ymbro.

Miguel Abellán, que actuará en solitario en la corrida del cuatro de octubre, estima que es el momento adecuado para anunciar esta gesta. "Después de dos años sin torear he vuelto con todas las consecuencias. Conozco cada puerta de esta Plaza, incluyendo la Grande y la de la enfermería, y espero dar un espectáculo que se recuerde en el tiempo". Este profundo seguidor atlético añade que, aunque intentará el éxito, no le obsesiona en demasía, y siguiendo la filosofía que ha implantado Simeone en los rojiblancos, irá "partido a partido; o sea, toro a toro". Bicornes que son de otro hierro, en principio de garantías: Puerto de San Lorenzo.

Broche torista
Eso será el sábado, pero antes, este viernes, se citan dos de los matadores que, en San Isidro, abrieron la soñada Puerta Grande de la Monumental y a los que no importa volver a dar la cara ante la exigente cátedra venteña: Iván Fandiño y Daniel Luque. Junto a ellos, por delante para no molestar, Finito de Córdoba, fracasado en su reaparición en el abono isidril y que no merece volver, pero es muy cómodo para la empresa por sus cortos honorarios y para sus dos compañeros, a los que no apretará. Estoquearán un encierro también de los que teóricamente gustan a las figuras, de Núñez del Cuvillo.

Y, por último el broche torista del ciclo, con la lidia el domingo de los habitualmente encastados bicornes -aunque de irregular juego en Madrid últimamente- de la divisa de Adolfo Martín, que matará un habitual con este tipo de ganaderías duras, Diego Urdiales, y dos que no las rechazan, y que cortaron una oreja en su paso anterior este año por Las Ventas: Uceda Leal y Serafín Marín.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.