www.madridiario.es
Base aérea de Torrejón. Traslado del misionero Miguel Pajares contagiado de ébola.
Base aérea de Torrejón. Traslado del misionero Miguel Pajares contagiado de ébola.

Rajoy confirma que el Gobierno pagará la repatriación

viernes 08 de agosto de 2014, 13:00h
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha confirmado este viernes que será el Gobierno quien se haga cargo del coste total del operativo de repatriación de los religiosos Miguel Pajares y Juliana Donoha Bohe, que llegaron este jueves a España procedentes de Liberia.
"Ignoro de dónde ha salido este debate. Lo va a pagar el Gobierno -ha señalado el presidente en la rueda de prensa posterior al despacho que ha mantenido con el rey en el Palacio de Marivent-. Es de puro sentido común. Muchos españoles están siendo repatriados desde Libia estos días y el Gobierno los trae, como es nuestra obligación. Espero que la polémica quede zanjada", ha apostillado.

Asimismo, fuentes del Ministerio de Sanidad, han asegurado que las autoridades sanitarias "nunca se han planteado" pasar factura a la Orden de San Juan de Dios por la asistencia sanitaria a los dos pacientes. Sin embargo, la directora general de Salud Pública, Mercedes Vinuesa, ayer dijo que una parte de los costes los asumiría la Orden de San Juan de Dios,

Los representantes de la orden religiosa habían admitido previamente en rueda de prensa que no habían recibido "ningún requerimiento económico" al respecto por parte de Sanidad, si bien aseguraron que asumirían los gastos y responsabilidades "que tenga que asumir" por la repatriación de los dos religiosos. El presidente ha asegurado en su comparecencia ante la prensa que "en este momentos podemos estar tranquilos en nuestro país pero el Gobierno siempre está atento, como están los de otros países con nacionales en los territorios".

 El rey y el presidente también han departido sobre la situación de los españoles que se encuentran en los países afectados por el brote. Así, Rajoy ha enumerado que hay doce en Liberia, 34 en Guinea Conakry, 20 en Sierra Leona y 171 en Nigeria. La mayoría son cooperantes y personal sanitario, salvo en este último país, donde también hay empresarios y trabajadores en otras actividades.

La monja no tiene ébola
En Madrid, la analítica efectuada a Juliana Bohi para determinar si tenía el virus del ébola ha dado negativo por lo que el único caso confirmado de este virus es el del religioso Miguel Pajares. Bohe se encuentra asintomática, sin fiebre, bien hidratada y con buen estado general, aunque se le mantienen las medidas de aislamiento y control, pese a dar negativo ayer en la prueba de ébola, pues se le repetirá la analítica en cuatro días. Así lo indica el parte médico remitido por el Hospital Carlos III, donde se encuentra ingresada desde el jueves junto al religioso Miguel Pajares, cuando ambos fueron repatriados.

El parte remarca que Bohe, de 65 años, fue sometida a monitorización a su ingreso y se le realizó extracción de sangre para el estudio de hemograma, bioquímica y coagulación. También se realizó extracción para pruebas específicas de ébola y malaria o paludismo, que fueron remitidas al laboratorio de alta seguridad del Instituto de Salud Carlos III, dependiente del Ministerio de Sanidad. A las 16.52 horas de este jueves, el Instituto de Salud Carlos III confirmaba al hospital que la prueba de malaria era negativa, motivo por el cual el equipo facultativo suspende el tratamiento antimalárico. Además, a las 20.30 horas se confirmaba que también era negativa la prueba para virus del Ébola, la cual se repetirá en cuatro días. No obstante, "se mantendrán las medidas de control y seguridad hasta confirmar el resultado de las sucesivas pruebas microbiológicas", detalla el centro para aclarar que si no se producen cambios significativos en su estado clínico, se facilitará un nuevo parte médico la próxima semana.

Miguel Pajares por su parte se encuentra ingresado en el hospital, pero no ha trascendido su estado de salud, después de que haya pedido que no se facilite su parte médico a los medios de comunicación. Este jueves a su llegada al hospital desde Liberia estaba "estable". Según la información aportada en ese momento por los médicos, "está consciente y no necesita soporte vital ni tiene hemorragias". El ébola es una enfermedad que se asocia a la mortalidad cuando el paciente sí sangra, por lo que "tiene muchas posibilidades de sobrevivir". El cura tiene que permanecer 21 días completamente aislado, tiempo que necesita el virus, en principio, para "negativizarse". En su contra, juegan su edad, 75 años, y otras enfermedades que ya sufre.

Ambos están siendo atendidos por el servicio de Medicina Tropical del Carlos IIII. La sexta planta, que fue acondicionada a toda prisa, dispone de aislamiento con presión negativa (una máquina inyecta aire en la habitación y lo filtra antes de expulsarlo) y un circuito especial de entrada y de salida de los sanitarios, que están habilitados con ducha para antes y después de quitarse el traje de seguridad.

Más información:

El español enfermo de ébola tiene "muchas posibilidades de sobrevivir"

¿Una repatriación irresponsable?

El hospital Carlos III se prepara a toda prisa 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios