www.madridiario.es

Nos colamos en Titanium

martes 20 de mayo de 2014, 17:44h
Madridiario se ha colado en el teatro Calderón-Caser en las horas previas a una representación de "Titanium", el electrizante espectáculo de danza que la compañía de Rojas y Rodríguez representa hasta el 1 de junio. Dos horas antes de cada representación todo el equipo técnico y artístico -17 personas- repasa los detalles y prepara los cuerpos. Son ocho bailarines de flamenco y hip-hop los que intervienen en el espectáculo. Tres músicos y un cantante completan el equipo artístico.
  • Ensayos de

    Ensayos de 'Titanium' en el teatro Calderón-Caser
    Antonio Castro

  • Ensayos de

    Ensayos de 'Titanium' en el teatro Calderón-Caser
    Antonio Castro

  • Ensayos de

    Ensayos de 'Titanium' en el teatro Calderón-Caser
    Antonio Castro

  • Ensayos de

    Ensayos de 'Titanium' en el teatro Calderón-Caser
    Antonio Castro

  • Ensayos de

    Ensayos de 'Titanium' en el teatro Calderón-Caser
    Antonio Castro

  • Ensayos de

    Ensayos de 'Titanium' en el teatro Calderón-Caser
    Antonio Castro

  • Ensayos de

    Ensayos de 'Titanium' en el teatro Calderón-Caser
    Antonio Castro

  • Ensayos de

    Ensayos de 'Titanium' en el teatro Calderón-Caser
    Antonio Castro

Su primera tarea es hacer ejercicios de estiramiento, de calentamiento muscular. Sobre el escenario, ataviados con ropas cómodas, retuercen los cuerpos hasta casi provocar dolores en el espectador. Como los deportistas de élite, la preparación y la forma física son imprescindibles para aguantar los noventa minutos trepidantes de baile sin desfondarse y sin lesionarse. Mientras los técnicos y músicos ajustan volumen y ecualización, los bailarines se prestan a ensayar. "Titanium" lleva ya varios meses de gira y les quedan por delante muchos más en España y por medio mundo. Pero siempre es necesario realizar ajustes a las coreografías, corregir posiciones. Carlos Rodríguez es el responsable directo de este montaje. Él dirige cada ensayo. Ángel Rojas también participa, aunque está inmerso en otro proyecto bajo su control.

Ambos fundaron hace ya diecisiete años el Nuevo Ballet Español. Casi una hora y media transcurre con estos ejercicios y ensayos previos. Baja la compañía al sótano del teatro donde se ubican los camerinos. Es necesario un poco de relax y eliminar el sudor para que el maquillaje y el vestuario queden impecables antes de salir a escena. Tras la función los trajes pueden escurrirse directamente en los lavabos.

Todos los bailarines -no hay mujeres en escena en esta ocasión- se maquillan personalmente, tiznando las caras para enfrentarse al combate de mundos y culturas que se librará en escena. Dos mundos que son también los del flamenco y del hip-hop, retándose durante hora y media y consiguiendo una fusión que encandila al público. Tras los avisos de rigor, cinco minutos antes de la hora de comienzo, todos vuelven a subir a escena concentrados. A partir de ese momento ya no habrá posibilidad de corrección.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios