www.madridiario.es
Nuevo descubrimiento sobre las causas de la inflamación intestinal en la enfermedad de Crohn

Nuevo descubrimiento sobre las causas de la inflamación intestinal en la enfermedad de Crohn

lunes 21 de octubre de 2013, 08:56h
Un equipo de investigación en el que participa la Universidad Complutense de Madrid (UCM) ha descubierto que las células de Paneth presentes en el intestino delgado, pueden ser clave para explicar la inflamación intestinal en ciertos pacientes con enfermedad de Crohn. Se ha desarrollado un nuevo modelo animal de dicha enfermedad que permitirá ensayar mejores estrategias terapéuticas para los pacientes.

Las causas de la enfermedad inflamatoria intestinal (Colitis Ulcerosa y enfermedad de Crohn) son desconocidas y probablemente heterogéneas. Se sabe que existe una predisposición genética para desarrollarla, pero además deben existir factores ambientales que la desencadenan. Recientemente se han descrito varios genes relacionados con la autofagia celular (literalmente autodigestión celular) que están asociados con la susceptibilidad a padecer la enfermedad de Crohn, lo que puede ayudar a establecer los mecanismos que la causan.

El problema es que hasta ahora no se entendía la asociación entre autofagia y enfermedad de Crohn. Un estudio que publica la revista Nature, liderado por los científicos Richard Blumberg de la Universidad de Harvard, y Arthur Kaser de la Universidad de Cambridge, en el que ha participado el profesor Eduardo Martínez Naves del grupo de investigación de Inmunobiología Linfocitaria en la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense, arroja nueva luz sobre el asunto.

Los investigadores han creado ratones modificados genéticamente, cuyas células del epitelio intestinal sufren estrés en el retículo endoplásmico, orgánulo celular donde se fabrican las proteínas, lo que conduce a la muerte selectiva de las células de Paneth y a la inflamación crónica en el intestino delgado. Las células de Paneth son un subtipo de células intestinales que están especializadas en producir grandes cantidades de proteínas con propiedades bactericidas, como las defensinas, una suerte de antibióticos naturales que permiten controlar la flora microbiana que todos tenemos en nuestros intestinos y que son necesarias para el correcto funcionamiento del aparato digestivo.

Los científicos han demostrado que si a estos ratones se les introduce modificaciones genéticas adicionales que impiden la autofagia en las células de Paneth, la inflamación intestinal que sufren se hace más grave y se parece más a la enfermedad de Crohn. La autofagia es una respuesta de las células a situaciones de emergencia como la falta de nutrientes o el estrés de retículo endoplásmico. El retículo endoplásmico puede estresarse cuando las células no son capaces de controlar la cantidad o calidad de las proteínas que se están sintetizando, por lo que las células responden eliminando el orgánulo estresado por autofagia.

Una conclusión que se desprende de esta investigación es que las células de Paneth que mueren por su incapacidad para controlar el estrés crónico de su retículo endoplásmico, lanzan señales que provocan inflamación en el intestino delgado. En los experimentos publicados en este trabajo se muestra además cómo determinados fármacos que estimulan la autofagia alivian la inflamación en estos ratones, que podrían usarse para ensayar nuevos tratamientos antes de probarlos en pacientes de Crohn, especialmente en aquellos que tengan problemas para controlar el estrés del retículo endoplásmico en sus células de Paneth.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios