www.madridiario.es
Activistas de Femen protestan en el Congreso
Activistas de Femen protestan en el Congreso

Protesta en 'top-less' en el Congreso contra la ley del aborto

miércoles 09 de octubre de 2013, 21:00h

Tres activistas de Femen irrumpieron este miércoles en el Congreso de los Diputados para protestar contra la ley del aborto, en el momento en el que el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, iba a comenzar su exposición. Las tres fueron desalojadas y trasladadas a los juzgados de plaza de Castilla, donde fueron puestas en libertad horas después

Las mujeres semidesnudas lanzaron gritos contra Gallardón y la vigente ley del aborto desde la tribuna de invitados, y fueron expulsadas de la sala por agentes de seguridad del hemiciclo, mientras gritaban "el aborto es sagrado" y se exhibían esta frase escrita en sus torsos desnudos. Durante el incidente, la sesión parlamentaria quedó interrumpida.

Los funcionarios de la Cámara desalojaron a las activistas mientras desde la bancada del Grupo Popular se oyó gritos de "fuera de aquí" y algunos diputados de la izquierda aplaudían. Las tres mujeres, entre las que figuraba la líder de Femen en España, la asturiana Lara Alcázar, fueron detenidas por alterar la sesión plenaria y trasladadas a la comisaría del distrito madrileño de Moratalaz. Una vez en comisaría, los agentes procederán a elaborar las diligencias oportunas tras leer sus derechos a las detenidas y darles la oportunidad de declarar y contar con un abogado. 

La actuación de las tres feministas viene recogida en el artículo 497 del Código Penal en el que se específica que "incurrirán en la pena de prisión de seis meses a un año quienes, sin ser miembros del Congreso de los Diputados, del Senado o de una Asamblea Legislativa de Comunidad Autónoma, perturben gravemente el orden de sus sesiones. Cuando la perturbación del orden de las sesiones a que se refiere el apartado anterior no sea grave, se impondrá la pena de multa de seis a doce meses".

"No habían sido invitadas"

El presidente del Congreso, Jesús Posada, ha asegurado que las tres activistas del movimiento feminista internacional Femen que han sido detenidas tras interrumpir la sesión plenaria no habían sido invitadas a la Cámara por ningún grupo parlamentario, sino que han entrado al Parlamento haciendo uso del "turno libre" que pueden utilizar todos los ciudadanos para asistir a la sesión de control, previa cita.

El presidente ha señalado que las tres mujeres no tenían "antecedentes" por lo que pudieron acceder sin problemas a la sede parlamentaria. Eso sí, ha dejado claro que, tras la protesta que han protagonizado este miércoles, ya no podrán volver.

"Se han dado los pasos lógicos", ha comentado Posada, quien ha admitido que ha vivido este episodio "con sorpresa" y que, aunque durante unos minutos se ha interrumpido la sesión, el incidente no ha afectado al desarrollo del resto del orden del día. Según Posada, "este tipo de cosas no ayudan nada a la imagen que el Congreso debe tener con respecto a los ciudadanos". "A mí no me gustan, pero una vez que se producen, creo que se ha actuado con prudencia", ha señalado, recordando que dos de las detenidas han llegado a subirse a la barandilla de la tribuna que queda justo por encima de la bancada el PP, con el consiguiente peligro que eso conlleva. "Yo temía, sobre todo, que hubiera habido una desgracia. Podía haberla, habido pero gracias a Dios no la ha habido", se ha congratulado el presidente del Congreso.

Censura de los aplausos

Cuando se reanudó la sesión, Gallardón reprochó que algunos diputados de la oposición aplaudieran el acto reivindicativo, y según ha señalado en los pasillos del Congreso, esta protesta es "una manifestación de falta de respeto a la soberanía popular" y ha expresado su extrañeza porque se califique como "sagrado" algo como el aborto, que siempre es un drama para una mujer.

Por su parte, el diputado de Esquerra Republicana de Cataluña, Joan Tardá y el portavoz de Izquierda Plural, José Luis Centella han tachado de cínico al Gobierno por quejarse de los aplausos a esta iniciativa cuando el Grupo Popular ha ovacionado "dramáticas" medidas de recorte para la población española. "No se pueden criminalizar protestas siempre que sean pacíficas y que no atenten contra nadie, como en este caso", han expresado.

Protesta en Gran Vía contra la reforma del aborto

Tendrá que acreditarse el riesgo de la madre para abortar

2010: Entra en vigor la nueva ley del aborto

2012: El aborto vuelve a la palestra

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.