www.madridiario.es
Inauguración AVE Madrid-Alicante
Inauguración AVE Madrid-Alicante

El AVE Madrid-Alicante se estrena entre protestas

lunes 17 de junio de 2013, 10:38h

Este lunes se ha inaugurado, con dos años de retraso, el AVE que une Madrid con Alicante. El príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, han partido desde la estación de Atocha para realizar el primero de los recorridos de este tren de alta velocidad. Han sido abucheados por los trabajadores de a bordo en ambas estaciones y al concluir el acto se han producido enfrentamientos entre policía y manifestantes. 

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, han despedido en la estación a las autoridades presentes, entre las que también se encontraba la ministra de Fomento, Ana Pastor, y el titular de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo. El AVE, que ha salido a las 10.05 horas, ha parado en Albacete, lugar donde se ha incorporado la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, y en Villena, donde el príncipe ha descubierto una placa conmemorativa  y donde se ha unido Alberto Fabra, presidente de la Comunidad Valenciana. Estos particulares pasajeros han llegado a su destino a las 12.55 horas.

Durante su discurso inaugural, que ha iniciado con un saludo en valenciano, el Príncipe Felipe ha animado a seguir desarrollando "en la medida de lo posible" infraestructuras como este AVE y  ha destacado que el modelo español de alta velocidad es una referencia en todo el mundo y "una excelente carta de presentación" para las empresas de ingeniería y construcción en su proceso de internacionalización y proyección exterior. "Debemos perseverar en la modernización, el mantenimiento y la conservación de infraestructuras capaces de actuar como palancas para la actividad económica y la creación de empleo", ha añadido. A este optimismo se ha sumado Mariano Rajoy que se ha referido la inauguración de esta nueva infraestructura con ilusión, pese a los abucheos: "Nos ha de hacer ver que somos más que capaces de salir adelante".

1.920 millones de euros

Este nuevo ferrocarril de alta velocidad, que ha supuesto una inversión de 1.920 millones de euros, une Madrid con Alicante en dos horas y veinte minutos. El servicio al público comenzará a prestarse desde este martes con dieciocho frecuencias diarias, nueve por sentido, y una adicional de refuerzo los fines de semana. La oferta inicial contempla que algunos trenes paren en Cuenca, Albacete y Villena, y se completa con trenes Alvia y Altaria que realizarán conexiones directas con Asturias, Cantabria y Galicia los fines de semana. La construcción de la estación de Villena, de una superficie de 4.526 metros cuadrados distribuidos en dos plantas, ha costado 11,5 millones de euros. 

El precio del billete general para el trayecto completo en clase turista es de 64,9 euros, aunque del 18 al 25 de junio Renfe ofece una promoción de lanzamiento con descuentos del 50 por ciento, es decir, a 32,45 euros. La inauguración de la línea de AVE a Alicante eleva a 3.100 el número de kilómetros de alta velocidad ferroviaria en España, una cifra que, según Fomento, mantiene al país en el segundo lugar del mundo, tras China, y en el primero de Europa. El trazado inaugurado este lunes ha supuesto la construcción de tres túneles y cuatro viaductos, así como dos nudos ferroviarios. El Ministerio dirigido por Ana Pastor subraya que esta nueva línea cuenta con los más avanzados sistemas de señalización y control (Ertms nivel 2), actualmente solo implantado en el AVE Madrid-Barcelona-Frontera francesa. La próxima parada del AVE está prevista para 2015, en Castellón.

Protestas y enfrentamientos

Trabajadores de a bordo de Renfe han aprovechado este multiutudinario evento para protestar por la reducción presupuestaria que establece el pliego de condiciones para la licitación de este servicio. Según ha explicado a Europa Press el responsable del servicio ferroviario de UGT de Madrid, Miguel Ángel Escolano, el actual contrato, adjudicado en 2009 a la empresa Cremonini, finaliza a finales de noviembre, por lo que Renfe tendrá que adjudicar el servicio con las nuevas condiciones en octubre. Y es que el consejo de administración de la empresa estatal aprobó el pasado día 4 los pliegos que contemplan una reducción del 40 por ciento del presupuesto, lo que conllevará, según estiman los sindicatos, "una reducción importantísima de la plantilla" que actualmente cuenta con 2.430 trabajadores. Renfe tendrá que ofrecer los servicios de a bordo (que incluyen el catering) que hasta ahora superaban los 80 millones de euros anuales por tan solo 65 millones, ha denunciado Escolano.

La inauguración ha terminado con el enfrentamiento de algunos de los participantes en las protestas con agentes de la Policía Nacional, quienes han denunciado agresiones y lanzamiento de piedras. Varios grupos, entre los que se encontraban representantes de afectados por preferentes, han protestado este lunes en la capital alicantina en las inmediaciones de la nueva terminal ferroviaria. Según la versión policial, varias personas han lanzado gravilla y piedras contra los agentes y a un inspector, que ha sido agredido "con patadas y piedras".

Igualmente, después del acto, algunos manifestantes han intentado bloquear la salida de la estación de diversos coches oficiales mediante la colocación de obstáculos en la vía, lo que ha obligado a los agentes a intervenir. Frente a la terminal alicantina se han dado cita unas 500 ó 600 personas, según las mismas fuentes.

Más información:

Madrid-Alicante en dos horas y veinte minutos

Billetes al 50% entre el 18 y el 25 de junio

Se espera que genere 735 empleos

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.