www.madridiario.es
Miles de personas salen a la calle para decir no a la ampliación de la edad de jubilación

Miles de personas salen a la calle para decir no a la ampliación de la edad de jubilación

Por MDO/E.P.
sábado 18 de diciembre de 2010, 00:00h
El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, advirtió este sábado de que en enero habrá una nueva huelga general si el Gobierno no retira su propuesta de elevar la edad legal de jubilación a los 67 años. Toxo hizo esta advertencia durante su intervención en la Puerta del Sol de Madrid donde terminó la manifestación que, junto a UGT, CC OO había convocado en la capital de España contra las reformas sociales y laborales del Gobierno.
Antes de empezar a hablar, y tras escuchar los gritos de "huelga general" por parte de los miles de manifestantes que habían acudido a la convocatoria, Toxo respondió que "todo llegará". Según el secretario general de CC OO, la imposición de los 67 años es "la frontera entre el acuerdo y el desacuerdo", por lo que, si no se retira, habrá "una movilización de toda la sociedad".

La concentración, que debió comenzar al mediodía y desde la plaza de Neptuno, se inició media hora más tarde y desde la cercana plaza de Cibeles, con el lema "La movilización continúa. Recuperar derechos, defender el estado social y no a la jubilación a los 67 años". Según la Policía Nacional participaron unas 15.000 personas en la manifestación, mientras que los sindicatos eludieron dar cifras al respecto.

Por su parte, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, eludió fijar un plazo para una nueva convocatoria de huelga general. Méndez afirmó que los sindicatos van a impedir que se incremente de forma obligatoria la edad de jubilación en dos años (hasta los 67).

En cuanto a una nueva huelga general, dijo que la decisión se adoptará "en el ámbito de la movilización que tengamos que tomar", pero precisó que será "cuanto antes", para que quede "claro" el rechazo de UGT a esa medida de ajuste.

Por ello, Méndez aconsejó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que, cuando este domingo lea las informaciones sobre las 39 manifestaciones conjuntas de CC OO y UGT en toda España, "no se equivoque" y piense "tranquilo, majete, sigue por este camino que la gente lo va a tolerar".

Además, denunció el giro "copernicano" del discurso y la política de Zapatero, a quien le recordó que a principios de este año defendía el control de los mercados financieros y la reducción de las bonificaciones a los directivos, mientras que ahora recorta las pensiones y los salarios de los empleados públicos.

Méndez también criticó que Zapatero anunciase este viernes que mantiene su propuesta de la edad de jubilación de los 65 a los 67 años mirando "a la derecha" y no de "frente a la cámara". Tanto Toxo como Méndez aprovecharon para rechazar que con sus críticas al Gobierno estén facilitando la llegada al poder de la "derecha".

Según Méndez, es Zapatero el que está poniendo una "mullida alfombra azul" al PP. En este sentido, Toxo resaltó que un Ejecutivo "mínimamente de progreso" no puede eliminar los 426 euros para los parados que hayan agotado su prestación y condenarles a la "miseria".

La viudad de Camacho, presente
Junto a los sindicalistas caminó Josefina, la viuda de Marcelino Camacho, mientras que también participó en la protesta el coordinador general de IU, Cayo Lara, quien en declaraciones a la prensa afirmó que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se ha convertido en un "peligro" con sus actuaciones, que, advirtió, están "convocando" una nueva huelga general.

Al ritmo de tambores y de pitos se han escuchado gritos de huelga general y se han exhibido carteles y pancartas en los que se leía "luchamos por el empleo y una alternativa social a la crisis", "pueblo manso buen esclavo", "a mí menos, a banca y clero más" o "Zapatero remendón, tanto rico ladrón".


En la tribuna de Sol también se dirigieron a los manifestantes los secretarios generales de CCOO y de UGT de Madrid, Javier López y José Ricardo Martínez, respectivamente.

López avisó al Gobierno de que de él depende si la manifestación de este sábado abre las vías al diálogo para rectificar la reforma laboral y no implantar los 67 años o se convierte en una protesta entre "dos conflictos generales", en referencia a la huelga general del 29 de septiembre. Martínez pidió que se retiren los beneficios fiscales a la Iglesia para que se puedan seguir pagando los 426 euros y que se implante un impuesto a los bancos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios