www.madridiario.es
El gran año de la rehabilitación del Conde Duque

El gran año de la rehabilitación del Conde Duque

Por MDO
domingo 31 de enero de 2010, 00:00h
La actual legislatura es la del cuartel del Conde Duque. Después de 30 años de proyectos fallidos y parches, el Ayuntamiento se puso manos a la obra, con la ayuda del Fondo Estatal de Inversión Local, para recuperar esta enorme infraestructura como escaparate de la memoria de Madrid. El desafío ha sido doble: rehabilitar lo que no se ve para consolidar y adecuar lo que se ve, y dar un discurso cultural a este gigantesco complejo.
Conde Duque se va a convertir junto a Matadero y el Palacio de Cibeles en una de las joyas culturales de la ciudad. Va a asumir el discurso de la memoria histórica de la ciudad. El proyecto comenzó desde abajo, y nunca mejor dicho. Recuperó las ideas originales del proyecto de Pedro de Ribera, arreglando errores que comprometían la estabilidad de este edificio de barroco castizo de 228 metros de largo por 83 de ancho, la fachada lineal más larga de España. Se aprovechó para arreglar la cimentación ya que a los constructores originales se les acabó el dinero y calzaron los pilares de la galería de bóvedas con la que se solucionaba el desnivel del edificio con escombros; a continuación cubrieron todo con tierra. La nueva actuación ha incluido micropilotes y columnas de hormigón de hasta ocho metros de altura.

También se han consolidado los muros de ladrillo y pedernal, los forjados y arcos originales; se han creado nuevas salidas de emergencia en los sótanos y aumentado una planta el edificio donde era necesario, incluida una zona de servicios por la que discurren la climatización, la luz, el agua y el saneamiento. Ascensores de carga y descarga, un aparcamiento para evitar entrar en los patios con coche y un tejado que oculta los aparatos de aire acondicionado forman parte de la reforma.

Recuperación histórica
Dejando a un lado lo que no se ve, Conde Duque se convertirá en el mayor centro de recuperación de la memoria histórica de la capital y en un enorme contenedor cultural gracias a la apertura de un teatro, un auditorio, un salón de actos, dos salas de ensayo y una enorme galería de exposiciones. Gracias en parte al Fondo Estatal de Inversión Local, que en 2010 aportó 32,32 millones.

Tras franquear su monumental entrada, habrá que optar entre las dos vertientes de atracción cultural. La parte izquierda se va a dedicar a la actividad pública y la derecha a archivos. La zona expositiva y cultural recibirá al visitante en un enorme vestíbulo distribuidor junto al que se situará una tienda-cafetería con acceso tanto desde la calle Conde Duque como desde el patio central en el que en verano se podría instalar hasta una terraza de veladores. Este vestíbulo será, de hecho, la primera sala de exposiciones que se podrá contemplar porque contará con una muestra permanente sobre la historia del propio cuartel de Conde Duque. Luego, habrá para elegir. El Museo de Arte Contemporáneo continuará siendo la principal referencia expositiva gracias a su colección permanente y sus ciclos temporales. Será incluso más atractivo pues a las salas actuales se incorporará dos nuevas salas dedicadas a la fotografía y el arte gráfico con exposiciones que tendrán una duración máxima de seis meses por la velocidad de degradación de este tipo de obras de arte.

Gracias al traslado de la imprenta artesanal al antiguo edificio de la imprenta municipal, y a los trabajos realizados en la cimentación, se ha recuperado completamente la galería de bóvedas, antiguamente utilizada como cuadra y galería de tiro. Es decir, de las tres salas de bóvedas se va a pasar a 17 lo que permitirá una galería continuada de más de 200 metros de largo. En ella estará el archivo sonoro y el museo de la biblioteca musical. Asimismo habrá exposiciones en la planta baja. El coordinador general de Infraestructuras Culturales, Juan José Echeverría, explicó a Madridiario que el Consistorio está elaborando un plan para mantener un equilibrio entre la arquitectura y los conjuntos expositivos donde se fija que los autores no podrán panelar sus exposiciones ya que eso impediría apreciar el conjunto arquitectónico.

La 'cámara del tesoro'
Bajo sus tres grandes patios van a estar, de izquierda a derecha, los almacenes de la Hemeroteca Municipal, el Archivo de Villa y la Biblioteca Histórica y Musical. Estos tres departamentos ocuparán la parte derecha del edificio según se entra. El Archivo de Villa, dispondrá en tres plantas hasta de un espacio para exposiciones temporales y una zona para investigadores. La Hemeroteca Municipal mejora su dotación con un espacio de difusión pública de colecciones y uso de microfilms. La Biblioteca Histórica ocupará uno de los laterales del espacio central del complejo. Las tres dependencias contarán con accesos directos a los almacenes situados bajo los patios que fueron remodelados en 2009 gracias a los fondos del Plan E.

La reforma incluye la comunicación entre los tres sótanos, su apertura hacia la calle –el desnivel existente en el callejón de las Negras permitió esta salida de emergencia, fijada como obligatoria por la legislación-, la compartimentación en salas de no más de 300 metros cuadrados como fija la ordenanza antiincendios y la instalación de un nuevo sistema de extinción de fuego. Cuando comenzaron las obras, los documentos más importantes, llamados por los propios trabajadores 'La cámara del tesoro' fueron trasladados al Museo de la Ciudad. Además de los investigadores, los vecinos de Centro y Chamberí podrán disfrutar de una megabiblioteca municipal sala de lectura y estudio con espacios multimedia, hemeroteca, zona infantil y juvenil.

La zona de investigación también saltará al otro lado del edificio donde, en dos plantas superiores, será instalado un nuevo departamento que quiere aglutinar los contenidos y la investigación sobre el devenir de la capital. Sobre la base del portal web MemoriadeMadrid, se van a poder desarrollar tesis, hacer consultas y acceder a la documentos y archivos digitales o microfilmados de la ciudad como toda la documentación urbanística de los últimos cuatro siglos. La actividad de MemoriadeMadrid se completará con las conferencias que se realizarán en el nuevo salón de actos que se está construyendo justo al lado y que tendrá una capacidad para 300 asistentes, la misma que tendrán el auditorio, situado en la planta baja, y el teatro que se abrirá en la segunda planta.

Peatonalizar el ámbito
Junto a ellos se han construido camerinos, las cabinas de control de sonido y luces, y grandes ascensores en los que trasladar el material y los decorados que se precisen. Por último se han habilitado dos enormes salas de ensayo que podrían alquilarse o ser utilizadas por compañías estables. Con ello se busca dar una actividad continua a este edificio que el Ayuntamiento compró en 1969 por 100 millones de pesetas, seis millones de euros.

El Ayuntamiento de Madrid concluirá los trabajos en el cuartel del Conde Duque a mediados de 2011. Estará concluido, gracias a la inyección financiera del Fondo Estatal de Inversión Local, un año antes de lo previsto. Es decir, ya ha terminado la obra y a mediados de 2011 estarán en marcha, al menos, las instituciones, porque ya se habrá comenzado a equipar la infraestructura. En marzo de 2011 se realizará una jornada de puertas abiertas para mostrar al público los resultados de una obra que va a durar 8 años. En total, los trabajos han cubierto 54.010 metros cuadrados con un presupuesto aproximado de 65 millones de euros.

Las actuaciones futuras que prevé el Consistorio para el ámbito contemplan la peatonalización de los alrededores del Cuartel para darle visibilidad, la sustitución del pavimento de los patios, incorporar el callejón de las Negras al viario público como nueva calle peatonal y crear un pequeño jardín al Norte del edificio.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios