www.madridiario.es
Un hombre fue asesinado en la calle Santa Engracia en diciembre
Ampliar
Un hombre fue asesinado en la calle Santa Engracia en diciembre (Foto: Samur)

Madrid acaba 2020 con 33 homicidios, uno más que en 2019 pese al descenso de delitos por el confinamiento

domingo 27 de diciembre de 2020, 19:35h

La Comunidad de Madrid ha registrado este año 33 homicidios, uno más que en 2019 pese al descenso generalizado de los delitos debido a los meses de confinamiento por la pandemia, según el balance de Europa Press.

El primer crimen del año ocurrió el 3 de enero en una calle de Getafe, donde fue apuñalado un hombre de 43 años. El día 20 falleció de forma extraña un chino 23 años en el madrileño barrio de Valdezarza. Meses después la Policía detuvo a cuatro personas, que le mataron para robarle. El 13 de febrero otro chino, de 46 años, falleció de un disparo en un piso burdel de Carabanchel.

Tres días después fue asesinado a golpes y cortes un hombre de 29 años en la localidad de Anchuelo. La Guardia Civil arrestó a tres personas. Al parecer, el joven había usurpado un piso y se enfrentó a una mafia que quería desalojarle.

El primero de los dos asesinatos machistas ocurrido este año de la región --la cifra anual más bajas desde que hay registros-- tuvo lugar el 26 de febrero en una casa de Fuenlabrada, donde un hombre de 73 años mató a puñaladas a su mujer y luego se suicidó. Ese mismo día otro hombre mató a una mujer de 40 años de un disparo en la cabeza en una calle de Ciudad Lineal. El autor se entregó en la comisaría de Albacete días después. estaba obsesionada con ella, a quien conoció en un puticlub.

El 29 de marzo una anciana de 83 años murió al caer en su casa de Ciempozuelos. La Guardia Civil continúa las investigaciones porque todo apunta a que la tiró escaleras un policía local conocido para cobrar parte de la herencia.

Ya en marzo, un hombre de 50 años fue asesinado de una puñalada en una calle de San Blas por unos ladrones que querían robar a su mujer. En el mismo distrito madrileño, un varón de 58 años fue apresado por matar a golpes a su madre. El parricida padecía un trastorno mental y tenía antecedentes por maltratar a su progenitora.

Crímenes en confinamiento

El día en el que se proclamó el primer estado de alarma, un hombre de 61 años mató a otro a golpes y puñaladas en un piso del centro de Madrid. El presunto autor, que simuló que el difunto se suicidó, fue detenido. Ambos eran novios, rumanos y con antecedentes.

En abril una mujer de 66 años mató a puñaladas a su marido, de 68, y luego se quitó la vida. La asesina había buscado ayuda en el Ayuntamiento de Getafe por malos tratos. Por otra parte, la Guardia Civil arrestó a un joven de 29 años con problemas psicológicos por matar a cuchilladas a su madre en Manzanares El Real.

Ya en mayo se produjo otro parricidio, esta vez en Villalba. Un argentino mató a su padre tras asestarle 12 puñaladas. El homicida tenía trastorno mental y antecedentes por drogas y violencia de género. La Benemérita también detuvo el 8 de junio a una mujer por apuñalar mortalmente a su expareja en Villa del Prado. Intentó que los agentes creyeran que se había suicidado.

Mató a su hijo de 6 años en un hostal en Callao

El día 15 de ese mes un vecino halló el cadáver de una persona sin hogar policontusionado en un banco de un parque del distrito de Salamanca. Los agentes arrestaron al agresor, que el día antes había discutido con la víctima, y a quien luego pegó y arrojó un saco de escombros.

En julio la Policía detuvo a un hombre por incendiar su casa de Carabanchel para "vengarse" de los ruidos de sus vecinas, muriendo una de ellas por complicaciones de la intoxicación. El 6 de julio aparecieron los cadáveres de una mujer de 36 años y su hijo de 6 años en un hostal del centro de la capital. En una carta, la madre, que padecía trastornos mentales, reconocía que mataba a su pequeño asfixiándole para que la Comunidad no le quitara la custodia.

A mediados de ese mes ocurrió el segundo caso mortal de violencia de género. En Torrejón de Ardoz un varón de 37 años mató de un golpe en la cabeza a su novia. El criminal dijo que se había atragantado con una espina, pero pronto descubrieron el montaje, por lo que fue detenido. No tenía antecedentes ni órdenes de alejamiento.

Discusiones entre familias gitanas acabaron en tragedia

Uno de los sucesos más trágicos del año ocurrió en verano en la localidad de El Álamo, donde dos familias se reunieron para una pedida de mano. Pronto discutieron por el volumen de la música, lo que generó una violenta trifulca en la que destrozaron el local. La cosa no quedó ahí y en la calle fueron arrollados mortalmente dos jóvenes y una chica de 18 años resultó herida grave.

La Guardia Civil, que sigue investigando estos hechos, halló el 5 de agosto el cadáver de una mujer de 79 años descuartizado y semienterrado en un parque de Chapinería. Días después detuvieron a su hija y yerno por matarla. La cabeza de la víctima no ha sido encontrada. El detenido, Emilio 'El Loko', con antecedentes penales, se llevaba mal con su suegra y admitió el crimen.

En otro pequeño municipio, Ambite, un joven de 26 años murió apuñalado por dos hermanos, de 15 y 19 años, luego apresados. La reyerta comenzó el 19 de agosto en la plaza del pueblo. Los padres arrestados también. Al parecer, alentaron a sus hijos y les permitieron salir de casa con cuchillos.

Otra trifulca entre dos familias gitanas emparentadas dejó tres muertos. El triple homicidio ocurrió a finales de agosto cuando dos hermanos, detenidos un mes después, echaron de la carretera a un coche en la carretera de Extremadura, en Móstoles. Murieron una madre, su hija y el cuñado de la primera. Solo se salvó una niña de 12 años.

El 23 de agosto un joven de 26 años murió acuchillado en una calle de Usera víctima de un violento robo. Y el 4 de septiembre en el centro de Getafe en una pelea falleció apuñalado 'Richi', un chico de 14 años. El autor material y dos cómplices fueron detenidos.

Ese mes apareció el cadáver de una indigente de 46 años con signos de violencia en unos setos de barrio de Valdezarza. Sigue la investigación de la Policía Nacional. Tampoco descartan el asesinato en el arrollamiento de un hombre por parte de un autobús interurbano tras mantener una discusión con su chófer en Aravaca. El conductor fue apresado por el Grupo de Homicidios.

Último trimestre

Los mismos agentes detuvieron en octubre a varias personas por el asesinato de un hombre de 23 años y nacionalidad cubana en Usera. Todo comenzó en un bar cuando el fallecido se insinuó a una chica, que le rechazó y avisó a sus amigos. El joven volvió de casa con un cuchillo, pero fue asesinado a golpes y puñaladas.

También fueron arrestados dos menores por la muerte a puñaladas de un joven de 20 años en noviembre en San Sebastián de los Reyes, en un posible ajuste de cuentas. Y en Velilla de San Antonio, un hombre de 39 años fue asesinado a golpes por un vecino de 26 tras una discusión.

En diciembre, un hombre de 51 años murió en un piso de la calle Santa Engracia de Madrid tras una discusión por el impago de una habitación que realquilaba. El último crimen del año ocurrió en Villanueva del Pardillo el día 23 en el descansillo de una escalera. Según las primeras pesquisas, un chico de 16 años, ya arrestado, acuchilló mortalmente un hombre de 42.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios