www.madridiario.es
Éxito en el debut de The Little Otero Band
Ampliar
(Foto: Hugo Lescura)

Éxito en el debut de The Little Otero Band

viernes 18 de junio de 2021, 17:50h

El pasado domingo 13 de junio debutó el sexteto The Little Otero Band en la sala “Héroe Café Espectáculo” sito en la calle Francisco Rojas de Madrid. La banda, formada por un saxo tenor, una guitarra, una voz, un bajo, un piano y una batería, organizó el concierto en dos pases. La primera parte del concierto en la que se interpretaron siete temas fue un recorrido por el jazz más clásico, conjugando con el bossa y el swing. La segunda parte de la actuación, también con siete temas, combinó el jazz fusión y experimental y supuso un reto para el grupo.

Nacho Echegoyen (saxo), 28 años, investigador en neurociencia, profesor universitario y ayudante de dirección en una big band, lleva 9 meses en la banda, con un bagaje musical de 8 años estudiando saxofón de manera autodidacta y con profesores ocasionales. “El concierto fue muy divertido, y un reto tremendo sacar adelante todos los temas. La primera parte, más clásica, fue más sencilla, y atenerse al estilo, aunque difícil, es más asequible. La segunda parte, mucho más moderna, es un reto mucho mayor, pero también hay mucho más espacio para experimentar”.

Aitor García (guitarra), 20 años, estudiante universitario de física y da clases de matemáticas y guitarra. 9 meses en la banda. 10 años tocando y estudiando música, 4 años estudiando jazz más seriamente. “Veo mucho compromiso en la banda, me da buenas sensaciones. A ver si podemos repetir esto, expandir repertorio y seguir adelante”.

Álvaro Márquez Gómez (voz), 29 años, titulado en física se dedica al desarrollo de software. 1 semana en la banda, 10 años tocando la guitarra y cantando de forma amateur y 1 año de clases particulares de guitarra. “Estaba bastante nervioso por la falta de experiencia actuando en directo y por el poco tiempo que tuvimos para prepararlo al estar cubriendo la baja de la cantante habitual del grupo, pero creo que salió bastante bien. Me lo pasé muy bien tocando con el grupo, creo que son muy buenos músicos y espero que toquemos juntos de nuevo en el futuro”.

Fernando Otero (bajo), 27 años, trabaja en consultoría. 9 meses en la banda, 4 años tocando percusión de forma autodidacta. Este año ha empezado a estudiar bajo formalmente. “Ha sido un buen estreno. Espero que este sea solo el primero de muchos conciertos para la agrupación”.


Amaia Latorre (piano), 56 años, abogada especialista en impuestos. 1 mes en la banda, estudios de música en el conservatorio de joven. “Después estudié armonía y piano moderno un par de años y ahora empiezo de nuevo con el jazz. Este ha sido mi primer concierto con banda, alguna que otra vez he tocado en recitales de piano solo, y ha sido sin duda mi mejor experiencia. Tocar con este grupo me está enseñando muchísimo. Ha sido todo un reto pero para mí lo superamos con una nota muy alta”.

Carlos Posadas (batería). 52 años, cocinero. 6 meses en la banda, 6 años estudiando percusión. “Me los pasé genial en el concierto. Abrazo”.

Song for my father, la canción de Horace Silver, abre el concierto con una versión bastante fiel a la bossa-nova original. A continuación se interpreta “There is no greater love”, de Isham Jones, pero adaptando la versión de Gene Ammons y Sony Stitt en un estilo swing lento. La tercera canción “All of me” de Gerald Marks y Seymour Simons, bastante fiel a la original. Para llegar a uno de los momentos estelares de la velada, con una de las grandes piezas del jazz que definieron el estilo bop: “All Blues” del mítico álbum Kind of Blue de Miles Davis. La banda optó por una versión más blusera y acelerar el tempo. La sigue “On the sunny side of the Street”, fiel a la versión de Jimmy Mchugh. Siguieron con otro de los grandes clásicos, “Autumn Leaves”, compuesta por Jacques Prévet, Johnny Mercer y Joseph Kosma, versionando el tema en forma de balada. Para cerrar el primer pase, Blue Bossa, la versión de Joe Henderson del álbum Page One.

El segundo pase empezó con Nothing personal, un blues menor de Micheal Brecker. Continuó Butterfly, del conocido pianista Herbie Hancock, del álbum Thrust. Fidedigna a la original con alguna pequeña variación de compás al final. Siguió “Pools”, original de Don Grolnick, versionada por Steps Ahead en una interpretación más Funky. Después Watermelon man una versión más blusera de la de Hancock. Ya terminando 500 miles, del recientemente fallecido Chick Corea del álbum Light as a father. un toque más latin haciendo uso del rubato para comenzar la canción. La penúltima pieza, Inner Urge, de Joe Henderson en una versión más funky con el tempo acelerado comparado con la de Joe. Ya para finalizar el debut, Chamaleon, la tercera pieza de Herbie Hancock del recital.

Desde la opinión de un aficionado al jazz, sin acercarme de alguna manera a ser un crítico o si quiera un entendido, sencillamente espectacular. Suenan bien como banda y han demostrado estar a la altura de los pases más complicados. Una calidad sorprendente para una banda debutante y novata. Espero volver a disfrutar de esta banda en directo y atestiguar su progreso tanto como grupo como individualmente. Pueden salir cosas muy interesantes.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios