www.madridiario.es
‘Dribbling’, la soledad de la estrella del fútbol
Ampliar
(Foto: Antonio Castro)

‘Dribbling’, la soledad de la estrella del fútbol

miércoles 01 de septiembre de 2021, 19:20h

El mundo del fútbol ha llamado la atención escasamente en el teatro. Últimamente lo ha hecho desde una mirada al mundo juvenil en Los futbolísimos, o al femenino, con Las niñas no deberían jugar al fútbol y Play-off. Ya en 1976 el desaparecido Alfredo Amestoy estrenó en teatro Lara El partido, una comedia que mostraba las actitudes de las mujeres cuando sus maridos se marchaban al fútbol. En plan humorístico hemos visto también 100% furbol. Hasta la revista utilizó el deporte cada vez más popular para sus libretos. Ya en 1933, el maestro Guerrero y Ramos de Castro estrenaron en el Romea, Gol. No parece que el título fuera otra cosa que una excusa para que las tiples, sobre todo Margarita Carvajal, salieran ligeras de ropa. Después vendrían Goleada, 1953 o Métame un gol, 1975, aprovechándose de la popularidad de este deporte. Al ser un deporte en el que participan muchos jugadores, resulta complicado hacer una dramaturgia. Es más sencillo en las especialidades individuales, como el boxeo. Antonio Hernández Centeno estrenó, hace tres años, El gol de Álex, adentrándose en la relación homosexual entre un futbolista de élite y un periodista deportivo.

Ignasi Vidal apuesta en Dribblin, su nueva, obra por centrarse en los problemas del individuo, un jugador de fútbol en la categoría estelar. Su situación comienza a complicarse -y tenemos ejemplos reales- cuando es acusado de cometer una violación. A partir de ese momento su vida deja de ser la de un triunfador. Se enfrenta a una posible pena de cárcel prolongada. Y también llega el momento de plantearse su vida hasta ese momento, dentro de lo que denomina jaula de oro. Es su representante, quien negocia un fructífero traspaso, el que intenta encauzar la situación de su pupilo, poniendo también al descubierto todos los trapos sucios de la vida de la joven estrella deportiva.

Al joven jugador lo encarna Álvaro Rico, que llega al teatro profesional apoyado por la enorme popularidad que consiguió siendo uno de los protagonistas de la serie Élite. Su personaje -Polo- era uno de los más complejos y centro de las situaciones más dramáticas. Después ha tenido destacadas participaciones en otras dos series televisivas: El Cid y Alba.

Su compañero es Nacho Fresneda, un actor con un recorrido profesional de casi veinticinco años, que cobró una gran popularidad al intervenir en la serie Hospital Central. Más recientemente, también ha sido uno de los protagonistas de El ministerio del tiempo. Los trabajos teatrales los ha hecho, fundamentalmente, en Valencia y Cataluña. En Madrid lo vimos el año 2007 en Ángel y en 2021 en Marat-Sade.

Vidal se va decantando en su carrera artística por la dirección y la dramaturgia. En las últimas temporadas ha estrenado como autor, comedias como Dignidad o El plan. Actor-cantante en producciones como Jesucristo Superstar, Los miserables y Evita, conoce el mundo de la escena desde la infancia, al que pertenecieron sus padres como artistas y gestores.

Dribbling se representa en el teatro Marquina hasta el 4 de octubre.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios