www.madridiario.es
Equipo 'Celebración'
Ampliar
Equipo 'Celebración' (Foto: Antonio Castro)

‘Celebración’: los cómicos se confiesan

viernes 23 de septiembre de 2022, 18:43h

El teatro Español prepara el estreno, en las Naves del Matadero, de Celebración, un particular montaje teatral que tiene como protagonistas a seis grandes profesionales de la escena española. Luis Luque y Álvaro Lizarrondo, han trazado una dramaturgia en torno a las confesiones de estos intérpretes, que no han dudado en desempolvar sus recuerdos y experiencias para trasladarlos a la escena. Todos están por encima de los setenta años y sus carreras respectivas comenzaron en los ya lejanos tiempos de la censura y de la España nacionalcatólica. Son parte de la memoria viva de la escena de los últimos cincuenta años y, seguro, sus vivencias sorprenderán al público más joven y a sus colegas de las nuevas generaciones. Luis Luque es también el director del montaje.

Amparo Pamplona, Ana Marzoa, María Luisa San José, Francisco Racionero, Juan Ribó y Guillermo Montesinos fueron también pioneros de la televisión en España y participaron en no pocas producciones cinematográficas.

El madrileño Francisco Racionero apareció por el teatro de cámara allá por los años sesenta y fue cimentando su profesionalidad en compañías como la de José Osuna o la Popular de la Villa de Madrid. Ha afrontado todos los géneros, especialmente la comedia, y no han faltado producciones de zarzuela.

María Luisa San José debuto junto a Saza en el primer montaje de Golfus de Roma, el año 1964. Durante los primeros años de su carrera hizo bastante teatro, pero el cine se interesó por ella e intervino en algunas de las películas más interesantes de los 70 y 80. Sin embargo nunca se apartó del teatro, participando en montajes tan recordados como Así que pasen cinco años, El médico de su honra o La discreta enamorada. En las últimas temporadas la hemos visto en la serie La que se avecina.

Amparo Pamplona ya apareció en una película con apenas diez años. Después realizó estudios de arte dramático consiguiendo al final de ellos el desaparecido premio Lucrecia Arana. También fue precoz intérprete de televisión ya que su padre, Clemente Pamplona, fue guionista y director de cine. Estuvo teatralmente a las órdenes de Tamayo y trabaja en doblaje, donde es una de las más reconocidas actrices. En las últimas temporadas la hemos visto en La cabra, Sócrates o Contarlo para no olvidar.

Ana Marzoa, nacida en Buenos Aires, llegó a España a principio de los años setenta y aquí se quedó. Pronto empezó una brillante carrera teatral en producciones como Harold y Maud o El concierto de San Ovidio. En 1986 fue galardonada con el Premio Nacional de Teatro y con regularidad reaparece en nuestra escena.

Juan Ribó tuvo un debut teatral brillante protagonizando Godspell y Equus, dos de los grandes montajes de Manuel Collado. Su carrera en la escena ha sido intermitente, alternando con el cine y la televisión. En la última década solo lo hemos visto en teatro con Una relación pornográfica, Orquesta de señoritas y Don Juan en Alcalá.

Guillermo Montesinos comenzó en el teatro María Guerrero a principio de los setenta y desde entonces ha participado en una treintena de montajes, los últimos Orquesta Club Virginia y Un enemigo del pueblo. En la década siguiente tuvo participaciones notables en películas como La corte de Faraón, Sé infiel y no mires con quién, Mujeres al borde de un ataque de nervios o Amanece, que no es poco.

Todos ellos, a pesar de sus innegables éxitos, han pasado por etapas de olvido que, haciendo honor a una máxima de su profesión de quien resiste, gana, siempre han vuelto a los escenarios. Este es un homenaje del Español a sus figuras pero, también, a todos los compañeros de su generación.

Celebración se presenta en la nave Fernando Arrabal del 29 de septiembre al 23 de octubre.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios