www.madridiario.es
Dos turistas toman un helado en un banco del Paseo del Prado
Ampliar
Dos turistas toman un helado en un banco del Paseo del Prado (Foto: Chema Barroso)

Asociaciones piden a Consumo que imite a Francia y difunda las marcas de helados retirados del mercado

jueves 22 de julio de 2021, 12:02h

Varias asociaciones de consumidores reclaman a las autoridades españolas que detallen cuáles son los productos retirados del mercado por riesgo de estar contaminados con óxido de etileno, igual que se ha hecho en Francia, donde se ha facilitado una lista de más de 7.000 referencias. La página web oficial del Ministerio de Economía francés incluye una entrada con un enlace a un documento excel en el que incluso invita a consultar a los consumidores los productos comercializados en el país vecino afectados por esta alerta. La información facilitada incluye marca, código de barras, lote y fecha de caducidad de cada artículo.

El óxido de etileno es una sustancia clasificada en la Unión Europea como "mutagénica, carcinogénica y tóxica para la reproducción". Por este motivo, se activó una alerta el pasado 24 de junio sobre la presencia accidental de residuos de este elemento en el aditivo alimentario E410, conocido como goma de garrofín o harina de algarroba, empleado fundamentalmente como estabilizante en la fabricación de helados, un producto muy común en las neveras de los madrileños en esta época del año. También se usa en otros alimentos como postres lácteos o salsas. El problema no es el aditivo en sí, que es un agente que da textura, sino la sustancia que lo contamina.

A raíz de esta alerta, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), adscrita al Ministerio de Consumo, se dirigió a las empresas que comercializan los productos sospechosos de estar afectados y las instó a tomar las medidas necesarias para que esos lotes no estuvieran a la venta en los canales de distribución.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) se dirigió en su día al Ministerio solicitándole que aportara la información sobre los lotes y marcas de helados concretos que podían estar contaminados por óxido de etileno. Para este organismo, “no basta con retirarlos del mercado, porque los consumidores podrían tener estos productos en su casa y deberían saber cuáles son”, con el fin de poder sacarlos también de su nevera y no ingerirlos. Un mes después, la petición de la OCU sigue sin ser respondida por el Ministerio. “Insistimos en el derecho que tienen los consumidores a estar bien informados: si no se indica cuáles son los productos afectados, todos acaban estando bajo sospecha”, argumentan desde OCU.

Por su parte FACUA-Consumidores en Acción se ha manifestado también en el mismo sentido al considerar “imprescindible la transparencia a la hora de publicar una advertencia como ésta, máxime cuando se trata de productos catalogados como no seguros ni aptos para su consumo, siendo imposible definir un nivel óptimo de exposición para los usuarios y, por lo tanto, presentando un riesgo potencial a cualquier nivel”.

Qué es el óxido de etileno

Desde el Ministerio de Consumo eluden pronunciarse sobre estas peticiones y nos remiten a lo ya difundido por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición a través de su web donde explica cuál es la situación en este momento.

AESAN explica que el óxido de etileno a temperatura ambiente es un gas incoloro, inflamable y de olor dulce. Fundamentalmente se emplea en la industria no alimentaria, como materia prima para elaborar productos químicos, como plaguicida o para esterilizar material médico. En algunos países está autorizado para desinfectar hierbas y especias, sin embargo, en la UE desde los 90 no se puede utilizar para estos fines. De modo que, los alimentos procedentes del exterior de la Unión son sometidos a control en los puestos fronterizos para evitar la entrada y comercialización de productos destinados al consumo que contengan estos ingredientes prohibidos.

Gracias a estos controles se ha detectado presencia de óxido de etileno en materias primas de origen vegetal procedentes de otros países que son utilizadas bien para el consumo directo o se venden para elaborar productos alimenticios. La AESAN menciona, entre otros, semillas de sésamo, pimienta negra, cúrcuma, harina de trigo sarraceno y los aditivos E410 (goma garrofín) y E412 (goma guar).

Riesgo mínimo

Para tranquilidad de los consumidores, las autoridades inciden en que el riesgo es mínimo dado que el nivel de exposición a la sustancia es puntual y muy reducido, al aparecer solo en especias o aditivos. Por tanto, es poco probable que se produzcan efectos adversos. De hecho, OCU confirma que “no se tiene constancia de ningún caso de intoxicación por óxido de etileno relacionado con esta alerta”. En todo caso la AESAN admite que “no se ha podido establecer un nivel seguro de exposición para los consumidores”, por lo que “cualquier nivel puede suponer un riego potencial”.

Añade la Agencia que desde el comienzo de esta alerta se iniciaron las acciones de retirada de los lotes del aditivo E410 contaminado y de inmovilización de los productos elaborados con él. Ahora son las autoridades competentes de las comunidades autónomas quienes “están supervisando la gestión de esta retirada, actuando de forma coordinada con la AESAN a través del Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (SCIRI)”. Preguntada la Consejería de Sanidad sobre cómo va esta operación en la Comunidad de Madrid, se limitan a apuntar que se están retirando en todas las Comunidades y nos remiten a la AESAN para cualquier información adicional.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios