www.madridiario.es
5 razones para practicar jardinería

5 razones para practicar jardinería

viernes 14 de agosto de 2020, 16:42h

Seguramente has escuchado que la jardinería puede ser terapéutica para muchas personas; esto sucede porque estar en contacto con la naturaleza nos permite relajarnos y olvidarnos brevemente de las preocupaciones diarias.

A continuación te mostraremos cinco razones que te convencerán de practicar esta actividad milenaria. De igual forma, si no sabes dónde adquirir tus primeras herramientas de jardinería, te recomendamos que visites jardinadicto.com, donde hallarás todo lo necesario para empezar.

1. Estar en contacto con la naturaleza nos genera bienestar

Desde sus inicios, el ser humano ha mantenido una relación muy fuerte con la naturaleza: esta nos aporta alimento y todos los recursos necesarios para existir. Por esta razón, estar con ella nos produce una sensación de armonía y seguridad.

Antes era común que las personas mantuvieran el contacto con los ambientes naturales, sin embargo, la vida en las ciudades modernas nos apartó del mundo natural. La verdad es que podemos reestablecer ese contacto en cualquier esquina de nuestro hogar, ya vivamos en una casa o apartamento.

No necesitamos mucho espacio: solo se requieren un par de macetas, tierra de buena calidad, mucho entusiasmo y, por supuesto, un par de plantas.

2. Nos ayuda a enfocarnos en el aquí y el ahora

Es probable que hayas escuchado sobre el mindfulness o la atención plena; una práctica que consiste en concentrarnos en el momento presente (evitando la distracciones) y que tiene muchos beneficios para nuestra salud mental. Cuando hacemos jardinería podemos poner en práctica nuestra atención plena, lo que nos ayuda a disfrutar del presente y a relajarnos.

3. Nos vuelve más empáticos con nuestro ecosistema y con los demás seres vivos

Cuando practicamos jardinería nos volvemos más conscientes de las otras formas de vida: aprendemos a comprender el funcionamiento de la naturaleza y el rol que desempeña cada ser vivo en el ecosistema. Por ende, nos volvemos más empáticos y respetuosos con las otras especies.

4. Incrementa y desarrolla nuestra paciencia

Hay que tener en cuenta que la jardinería no es una tarea fácil; requiere de mucha paciencia y se aprende a través del error. Es por ello que practicarla nos vuelve más pacientes (sobre todo si deseas cultivar tus propios alimentos, lo que toma bastante tiempo). Vale destacar que incrementar nuestra paciencia nos ayuda a lidiar mejor con los problemas de la vida diaria; también nos sirve para disminuir el estrés.

5. Nos mantiene activos

Aunque la jardinería sea una actividad tranquila y relajante, no se trata de una práctica sedentaria (especialmente si vives en una casa y cuentas con un amplio jardín). Para llevarla a cabo se requiere de varios trabajos manuales, como por ejemplo cargar la tierra o las macetas y usar una desbrozadora. De esta manera no solo mantienes activa tu mente, sino también tu cuerpo.

Como habrás notado, practicar jardinería trae muchos beneficios tanto físicos como mentales a los seres humanos. Sin duda es una forma ideal de desarrollar nuestra concentración y de liberar el estrés del día a día. Lo importante es que mantengas la motivación y las ganas de aprender.