www.madridiario.es
Rocódromo de Chris Shrama
Ampliar
Rocódromo de Chris Shrama (Foto: Chris Sharma)

Entre paredes, anclajes y cuerdas: así será este rocódromo madrileño, el más grande de España

miércoles 06 de marzo de 2019, 07:49h

Los amantes de la escalada tienen una cita pendiente el próximo otoño. Uno de los mayores rocódromos de España y Europa abrirá sus puertas en Madrid de la manos de Chris Sharma, considerado el mejor escalador del mundo. Tras probar experiencia en Barcelona, la capital se convierte en su próximo destino para desembarcar este gran proyecto personal. Las obras de construcción del espacio comenzarán en las próximas semanas. Mientras tanto, hemos charlado con el deportista para que nos avance algunos detalles del centro de escalada.

Cuando tenía 12 años, Chris Sharma (EEUU, 1981) descubrió su verdadera pasión: la escalada. Fue entrar en un rocódromo local y darse cuenta que este deporte se convertiría en su vida y en la manera de conseguir infinidad de cosas más allá de la imaginación: "Un aprendizaje que logré gracias al apoyo de una comunidad de amigos que se convirtieron en mi segunda familia". Con este mismo sentimiento se instaló en España, en Barcelona hace ya muchos años, este deportista estadounidense que anteriormente compitió en escalada consiguiendo varios reconocimientos.

Cercano, discreto y con pasión, así es Chris Sharma, uno de los escaladores más influyentes e inspiradores, conocido por ser el primero en haber completado un 9a+ (Biographie, Francia) y en equipar un 9b+ (Dura Dura, España) para luego completar su ascensión, además de otras numerosas contribuciones en este deporte, siendo pionero en psicobloc. Una experiencia que le ha permitido descubrir paredes de roca escondidas y en apariencia poco accesibles hasta para los halcones y buitres. Sin embargo, para este escalador no hay nada que se le resista y ese ímpetu es el que ha querido trasladar a su gran proyecto personal en España.

El rocódromo de Madrid será el más alto de España

Este mito mundial de la escalada vive en Barcelona y allí abrió un rocódromo hace tres años. Su negocio se llama Sharma Climbing y se trata de uno de los mejor equipados de Europa, con 1.400 metros cuadrados con muros de hasta 4,8 metros y vías de 14 metros distribuídos en distintos espacios de escalada. Disponen de 190 bloques y 15 vías para que se ajusten las alturas a las necesidades de cada uno.

"El proyecto es crear un espacio de escalada que sea referencia para los que practican este deporte", confiesa Chris Sharma. Y con este mismo objetivo, el próximo otoño, abrirá en Madrid, cerca del Metro de Suances, el rocódromo más "potente" de España y Europa con instalaciones, más grandes que las de Barcelona, para los principiantes y expertos. Según explica su creador: "No solo es un centro de escalada, es un espacio donde se crea una comunidad y un ambiente que va más allá, es un lugar para sociabilizar".

"La escalada es un deporte en crecimiento"

Además, este gigante espacio que contará con 3.000 metros escalables con una altura de 20 metros: "Será también el más alto de España". Un espacio de entrenamiento y competición de primer nivel mundial para todos los escaladores y aquellos que quieran iniciarse en este deporte además de poder practicar otras disciplinas como el yoga o el fitness. Todos los niveles encontrarán aquí su hueco, incluso acogerá eventos internacionales, como la Copa del Mundo, y otras actividades paralelas: presentación de películas, libros, conferencias y exposiciones.

Con esta apertura en Madrid, la idea de Chris es construir un lugar de entrenamiento y escalada que se convierta en referencia de aquellos que quieran adentrarse en este deporte. Entre paredes, rocas y cuerdas, en este tipo de centros surgen además amistades con las que compartir una afición que cada día cuenta con más seguidores. "Quien lo prueba se engancha", reconoce el experto escalador. Asegura que todos pueden probar la escalada: "No hay límite de edad y cada uno puede experimentar la experiencia de superar su nivel y de enfrentarse a nuevos retos.

Con este tipo de instalaciones, Sharma quiere visibilizar la escalada porque asegura, "tiene mucho que ofrecer". La conexión con la naturaleza y la apertura mental hacia otras culturas y mundos son algunos de los beneficios que ha comprobado el profesional en su larga experiencia escalando paredes: "Te abre las puertas del mundo al mismo tiempo que te conecta con tu tiempo, tu mente y el cuerpo".

"Va a ser un espacio inspirador y con personalidad"

Y en España ha encontrado esa conexión: "Todo el mundo sueña con venir a escalar aquí". Será el clima, la gente o las innumerables pareces accesibles donde colocar los pies de gato y las cuerdas, pero lo cierto es que los escaladores buscan recónditos lugares de la geografía española para conectarse con la naturaleza. Albarracín (Teruel), Rodellar (Huesca), El Chorro (Málaga), Cale Barques (Mallorca) y la Pedriza (Comunidad de Madrid), son solo algunos de los innumerables puntos donde 'trepar' por las rocas.

Chris Sharma está convencido que el boom de los rocódromos que inició Estados Unidos hace cerca de 20 años será determinante para impulsar la escalada deportiva, que podría ser olímpica en los Juegos de 2020. De momento, hasta que llegue esa cita, lo mejor es disfrutar de este deporte en la nave de Suances que en otoño dará mucho de que hablar.

Así es el rocódromo de Barcelona:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Entre anclajes y cuerdas: así será este rocódromo madrileño

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    13324 | Vicente argudo catalán - 06/03/2019 @ 18:59:37 (GMT+1)
    Bienvenido a Madrid. Seguro que lo disfrutamos muchísimo!!!!!

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.