www.madridiario.es

Había una vez un circo

lunes 28 de enero de 2019, 10:53h
El Ayuntamiento de Madrid prohíbe los espectáculos de animales salvajes en los circos que se establezcan en la capital. No se entra en cómo se los trata y alimenta, sino, simplemente, en que se su exhibición les produce sufrimiento. Lo próximo será prohibir los payasos, por estimar que son carne de burla, de falta de respeto a su dignidad, seres explotados en la bofetada, la caída aparatosa y que se ríen de ellos. Luego llegarán los trapecistas, porque se pone en riesgo su seguridad, en aras a divertir a la concurrencia; a continuación, los domadores, sustituidos por adiestradores de gatitos caseros; les llegará el veto a los forzudos y a la mujer barbuda, estigma de un feminismo exagerado. ¿En qué se quedará entonces el circo? ¿En un espectáculo de títeres? ¿En un desfile de variedades y mascotas?

Lo que ocurre es que los políticos no quieren competencia, y el circo tradicional, ha de ser dinamitado, para que no se cargue el nuevo circo de la política, con sus animales de formas salvajes en su comportamiento; sus payasos, que ríen y lloran con los votos de los ciudadanos, y los funambulistas, que hacen auténtico equilibrio para pasarse de un lado a otro de las ideas y los postulados, sin precipitarse al vacío del paro y ser condenados a la dura tarea de trabajar para poder vivir

Argumentan los responsables municipales, promotores de acabar con el circo tradicional, que la exhibición de animales salvajes bajo una carpa, es un espectáculo “sin valor educativo”. Algo muy parecido a lo que dan los políticos, huérfanos de “valor educativo” cuando se corrompen, estafan, engañan, prevarican y dormitan bajo la carpa de las instituciones bostezando y poniendo el cazo. Eso sí que es un espectáculo sin valor educativo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.