www.madridiario.es
Un comisario de la Policía Nacional solicitó convalidar un Grado en la URJC por la Licenciatura necesaria para el ascenso.
Ampliar
Un comisario de la Policía Nacional solicitó convalidar un Grado en la URJC por la Licenciatura necesaria para el ascenso. (Foto: Kike Rincón)

El Supremo resuelve que el grado de la URJC para mandos policiales no convalida el ascenso

jueves 10 de enero de 2019, 16:03h
El Gobierno denegó a un comisario de la Policía Nacional la equiparación de un Grado en Criminología por la Licenciatura necesaria para acceder a la escala ejecutiva. Ahora el Tribunal Supremo avala la decisión al entender que no acreditó haber cursado un mínimo de 180 créditos. La Universidad Rey Juan Carlos, expeditora del título, ha anunciado que recurrirá la sentencia.

El Tribunal Supremo (TS) ha dado la razón a la Audiencia Nacional en su decisión de respaldar al Gobierno por denegar a un comisario de la Policía Nacional el equiparar el Grado de Criminología de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) para inspectores que cursó para subir de escala a una Licenciatura, algo exigido para acceder a la Escala Ejecutiva y Superior.

Así consta en una sentencia en la que los magistrados del Alto Tribunal desestiman el recurso de casación interpuesto por un comisario contra la sentencia de la Audiencia Nacional, de 21 de julio de 2016, que rechazó la impugnación a la negativa del Ministerio de Educación en reconocer a un comisario el título de licenciado.

El recurrente es comisario e interesó el 16 de julio de 2014, al amparo de la derogada Orden de 18 de abril de 2000, que se le reconociese que su formación primero como inspector y luego como comisario equivalía al título de Licenciado universitario.

Para el acceso a la escala ejecutiva, ya sea mediante oposición o promoción, el artículo 17 de la Ley Orgánica 2/1986, de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad exigía como titulación mínima ser Diplomado, Arquitecto Técnico, Ingeniero Técnico o titulación equivalente. Hoy es necesario el título universitario oficial de Grado.

Ahora, se reconoce la equivalencia con una Licenciatura universitaria a los que accediesen a la escala Ejecutiva, esto es, inspector, mediante oposición y tras superar la formación en la Escuela Nacional de Policía con una carga lectiva estimada en 178 créditos, equiparable a un segundo ciclo universitario.

Según el fallo, el recurrente aplicaba la misma regla a quienes contando con esa titulación hubieran cursado o estuviesen cursando estudios de promoción para acceder a las Escalas Ejecutiva y Superior y además para quienes se integraron conforme al régimen transitorio de la LOFCS en esas escalas sin contar con esa titulación media.

Pero la orden que regula esa posibilidad fue derogada en 2011. Sin embargo, en su disposición transitoria única se preveía que se siguiera aplicando hasta el 30 de septiembre de 2015 a quienes "a la fecha de entrada en vigor de esta orden hayan obtenido el nombramiento de Inspector del Cuerpo Nacional de Policía, pero no hubiesen concluido las enseñanzas conducentes a los títulos de Diplomado, Ingeniero Técnico, Arquitecto Técnico, Licenciado, Ingeniero o Arquitecto".

Conforme a esa norma, el recurrente solicitó que se le aplicase ese régimen de equivalencia. Al no ser Diplomado, Arquitecto Técnico o Ingeniero Técnico, presentó como título equivalente el de Grado en Criminología obtenido en la Rey Juan Carlos.

El Gobierno desestimó tal solicitud porque uno de los apartados de la orden exige estar en posesión de un título de Diplomado, Arquitecto Técnico, Ingeniero Técnico o un título equivalente, exigencias que no cumplía.

Según el Supremo, "el título de Grado no es asimilable a un título medio o de primer ciclo por razón de su estructura, carga lectiva y contenido". Agrega que "aquel comporta una carga lectiva de 240 créditos y un título medio o de primer ciclo, equivalía a tres cursos de una Licenciatura, con una carga lectiva mínima de 180 créditos".

Y añade que, en el caso de autos, "el Grado en Criminología obtenido en la Universidad Rey Juan Carlos era de 60 créditos, luego a los efectos de la Orden de 18 de abril de 2000 es inhábil para completar la formación exigida que permita declarar la equivalencia a una Licenciatura".

Desde la universidad han señalado que este Grado tiene un total de 240 créditos, como el resto de grados, y que la sentencia se refiere a este caso particular. Y que el recurrente realizó 60 y el resto fueron reconocimientos de crédito por su anterior actividad, conforme a la ley.

La Audiencia Nacional confirmó esa desestimación porque "una Diplomatura, Arquitectura o Ingeniería Técnica equivalía a tres cursos completos de una licenciatura, lo que implica 180 créditos" y con el actual sistema de estudios universitarios, el título de Grado exige 240 créditos.

Además, señalaba que "no acreditó haber cursado un mínimo de 180 créditos, sin que conste la fecha de matrícula en los estudios de Grado en Criminología; la titulación de acceso, especificando el año de obtención de la misma; las materias superadas con indicación de los créditos de cada una de ellas y el curso académico en
el que se cursó".

Y agregaba que es "un hecho que el título aportado fue obtenido 'en un periodo corto de tiempo (pocos meses)', mediante curso a distancia y con una carga lectiva de 60 créditos y que se trató de un curso organizado por la URJC dirigido a Inspectores del CNP para que pudieran obtener un título oficial de Grado, pero que es insuficiente para equipararlo al de Licenciado".

La URJC recurrirá el fallo judicial

La Universidad Rey Juan Carlos recurrirá la sentencia por "indefensión" al no haber sido parte en la causa. "En ningún momento de ese proceso la Universidad ha sido requerida para aportar la documentación que demuestra que el Grado en Criminología cumple con los 240 créditos exigidos".

Por ello, ha explicado que el Grado en Criminología es un título oficial impartido por la URJC aprobado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, de conformidad con el Real Decreto 1393/2007, por el que se establece la ordenación de las Enseñanzas Universitarias Oficiales, tal y como consta en la Memoria de verificación del Título, aprobada por la ANECA. Además, ha destacado que el título ha sido acreditado por la Agencia Regional de Calidad, la Fundación Madrid+d, órgano competente en el seguimiento de la calidad de las titulaciones universitarias.

Desde la universidad insisten en que este grado se viene impartiendo desde el curso 2010-2011 hasta la fecha, tras la aprobación de la Memoria del Título por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, estando sometido en todo este período al control de calidad y de adecuación a las normas universitarias a través de la Agencia Nacional de Calidad.

"Todos los títulos obtenidos por los estudiantes que cursaron el Grado en Criminología en la Universidad Rey Juan Carlos son legales y válidos", recalca el comunicado.

Y explica que los estudios en Criminología en España, tras la incorporación de la universidad española al Espacio Europeo de Educación Superior, sufrieron "un período de adaptación desde un ámbito en el que, junto a las tradicionales Diplomaturas, Títulos Propios y, al final de período, incluso Licenciaturas en Criminología, a otro en el que era necesario estructurar las enseñanzas en Grado y Máster".

Por otra parte, la universidad detalla que estos estudios formaban parte en buena medida de los itinerarios formativos impartidos en los Centros de formación de las Fuerzas Armadas, la Guardia Civil y la Policía Nacional, que finalmente han sido reconocidos como Instituciones de Enseñanza Universitaria, lo que ha condicionado una normativa específica para garantizar los reconocimientos y homologaciones entre estos espacios de enseñanza superior.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.