www.madridiario.es
El campus de la UAX en Villanueva de la Cañada acogió el emotivo acto.
Ampliar
El campus de la UAX en Villanueva de la Cañada acogió el emotivo acto. (Foto: Javier Bernardo)

El cardiólogo Valentín Fuster ya es doctor honoris causa por la Universidad Alfonso X el Sabio

martes 30 de octubre de 2018, 09:50h
El cardiólogo Valentín Fuster ya es doctor honoris causa por la Universidad Alfonso X el Sabio. El acto de investidura del prestigioso médico, celebrado el pasado viernes, contó con la participación del presidente de la UAX, Jesús Núñez Velázquez, y el rector, José Domínguez de Posada. La laudatio fue pronunciada por el doctor Enrique Asín Cardiel, director de la Cátedra de Salud Cardiovascular de la citada institución universitaria.

Científico, investigador, médico, cardiólogo, promotor de la salud... Con un currículum plagado de experiencias y reconocimientos al más alto nivel mundial, Valentín Fuster acaba de ser investido doctor honoris causa por la Universidad Alfonso X el Sabio (UAX). En un emocionante acto, su padrino, el doctor Enrique Asín Cardiel, director de la Cátedra de Salud Cardiovascular de la UAX, fue el encargado de exponer una laudatio cargada de motivos para proceder a la distinción del cardiólogo español más internacional.

"Un enorme honor y un privilegio" para Asín Cardiel, que reconoció su "afecto y admiración" por Fuster, de quien destacó "lo que significa y representa en los ámbitos médico y social". Así, puso en valor "lo que ha hecho, lo que sigue haciendo y cómo lo hace". "Es, además, un líder de opinión para inspirar confianza y un divulgador idóneo para transmitir la importancia de la prevención", afirmó el padrino del acto, que describió al nuevo doctor honoris causa de la UAX como "un paradigma para los jóvenes universitarios", guiado por "un permanente espíritu de superación, pensamiento reflexivo, ambición investigadora, capacidad creativa y humildad", con "conocimiento profundo y experiencia enorme" en cuya labor "el factor humano siempre está presente".

Durante su intervención, Asín Cardiel recordó parte del extenso currículum de Fuster, que ha trabajado en varios de los hospitales más importantes del mundo, ha escrito más de mil publicaciones y cuenta con numerosas distinciones, como el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica, con el que fue galardonado en 1996. Cuando puso el foco en el campo de la cardiología, el padrino aplaudió su fundamental labor de investigación para atajar el infarto de miocardio, "pandemia del siglo XXI".


Mentoría, método y moral: "He tenido la gran suerte de tener gente que me ha orientado"

Concluida la lectura de la laudatio, Valentín Fuster recibió el birrete, el anillo, los guantes y el libro con los que llevará su título de doctor honoris causa por la UAX alrededor del mundo. Llegó entonces el momento de su discurso, en el que aprovechó para departir sobre la motivación al entender que, al pronunciarlas en una universidad, eran "unas palabras dirigidas sobre todo a los jóvenes". De ella dijo que "es como la gasolina, pero lo importante es el motor", encarnado en la creatividad y evolución de cada día: "Si no cambiamos y evolucionamos, en realidad morimos", apuntó. Y si bien "en la motivación hay un aspecto genético, lo más importante viene de fuera, de cómo reaccionamos a los estímulos", añadió.

A partir de ahí hiló su exposición a través de "las tres M" (mentoría, método y moral), de cómo han definido su trayectoria y de cómo pueden encender la mecha del cambio en nuestras vidas. "He tenido la gran suerte de tener gente que me ha orientado", resaltó de sus mentores, y mencionó a los jesuitas, a su familia y, entre otros maestros, al doctor Pedro Farreras, que llamó a Valentín Fuster y 'vaticinó' que el hoy cardiólogo "iba a ser médico". Adquirir y respetar un método de hacer las cosas y ser fiel a la moral de uno mismo determinan el camino hacia el éxito, continuó: "Uno no se puede vender; da autoestima saber que estás haciendo lo que tienes que hacer", ahondó en este punto, que sirvió para recordar su compromiso con proyectos llamados a luchar por el bien común.

En ese bagaje cobra una especial importancia su perfil de promotor de la salud. O, lo que es lo mismo, su firme apuesta por la prevención y su convicción de que "un asunto científico puede tener repercusión social". "Vale la pena prevenir", dijo, antes de reconocer que "trabajar con individuos más jóvenes da más resultado". Fuster señaló una franja de edad, la que va de los 3 a los 6 años, "un momento crítico en el que hay que enseñar a los niños, de una forma muy agresiva, cómo funciona el cuerpo". Será eso lo que en el futuro provoque que digan 'no' al tabaco y al alcohol, ejemplificó: "A esa edad, les queda dentro todo lo que se les dice".

"Escuchar a Valentín Fuster es sinónimo de esperanza"

Completaron el acto los discursos del rector y del presidente de la UAX. José Domínguez de Posada se refirió al protagonista de la ceremonia como "una de las mayores autoridades en el ámbito de las enfermedades cardiovasculares" y reflexionó sobre cómo "son las personas las que dan valor a los avances". "Escuchar a Valentín Fuster es sinónimo de esperanza", resumió el rector, que puso al cardiólogo como "ejemplo y guía para quienes quieren mejorar la calidad de vida".

Asimismo, la máxima autoridad académica de la UAX recordó "los guiños que se hacían en Barrio Sésamo sobre la promoción de la salud", unas recomendaciones nacidas de Fuster, que contribuyó como asesor científico del histórico programa televisivo infantil.


Jesús Núñez destaca la "ardua defensa de la promoción de la salud" del cardiólogo

Esa "ardua defensa de la promoción de la salud" también fue ensalzada por Jesús Núñez Velázquez, encargado de clausurar el acto, momento en el que repasó la trayectoria profesional de Valentín Fuster y algunos de los más importantes galardones nacionales e internacionales con los que ha sido premiado. En esa línea, destacó el hecho de haber sido reconocido por las tres organizaciones internacionales de cardiología más importantes (Sociedad Europea de Cardiología, Asociación Americana del Corazón y Colegio Americano de Cardiología).

El presidente de la UAX enumeró "las ocho claves para vivir mejor", que desglosó en "cuatro T y cuatro A": tiempo para reflexionar, conocer tu talento, transmitir positividad, tutoría, actitud, aceptar quién se es, autenticidad y altruismo. "Creemos en el valor de las personas, en la cultura del esfuerzo, en el trabajo en equipo, en la generosidad y en la pasión por la enseñanza", concluyó, no sin antes recordar que "desgastamos el corazón por tonterías".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.