www.madridiario.es
Navarro Miranda y el presidente de la UAX durante la conferencia.
Ampliar
Navarro Miranda y el presidente de la UAX durante la conferencia. (Foto: Kike Rincón)

El presidente de la Audiencia Nacional reflexiona sobre la institución y la Justicia en la UAX

martes 13 de marzo de 2018, 20:07h

La Universidad Alfonso X el Sabio recibió este lunes la visita del presidente de la Audiencia Nacional, José Ramón Navarro Miranda, que impartió una nueva conferencia en el marco del séptimo curso de la Cátedra Real Fórum de Alta Dirección de la UAX, que está dirigida por Don Carlos Escudero de Burón y cuenta con la Presidencia de Honor del Rey Don Juan Carlos I.

En una Sala de Vistas con aforo completo, Don Jesús Núñez Velázquez, presidente de la Universidad Alfonso X el Sabio, fue el encargado de dar la bienvenida "al juez más importante de la Judicatura", a quien también describió como "una persona afable que se acerca a la gente". Durante su intervención, Don José Ramón Navarro Miranda (Santa Cruz de Tenerife, 1959) trazó el 'Pasado, presente y futuro de la Audiencia Nacional y el sistema judicial español'.

Magistrado y profesor con una destacada carrera en la Judicatura, Navarro recordó que la institución que preside desde enero de 2014 "nació en el año 1977, en uno de los momentos más complicados de la historia de nuestro país, entre el fallecimiento de Franco y la reinstauración de la democracia con la Constitución del 78". Son también los años de plomo, en los que "ETA asesinaba de la forma más siniestra". Es entonces cuando se crea la Audiencia Nacional para luchar contra el crimen organizado.

El terrorismo, la corrupción o el narcotráfico son algunos de los delitos a los que ha de hacer frente una institución con competencias en todo el territorio nacional: "Esa es la gran esencia de la Audiencia Nacional", según Navarro, que puso en valor su capacidad de responder de manera centralizada y especializada a delitos de especial complejidad, como la falsificación de monedas o tarjetas por parte de organizaciones criminales o la defraudación, sin olvidar los cometidos contra la Corona, los altos organismos de la Nación y la forma de gobierno. Tampoco las causas relacionadas con la justicia universal, es decir, la capacidad de investigar delitos cometidos contra la humanidad aunque las víctimas no tengan conexión con España. En este punto el presidente de la Audiencia Nacional hizo referencia a los casos de Pinochet, Videla o los Gobiernos israelí y guatemalteco.

Retos, carencias y propuestas de futuro

Importantes retos para "un sistema que es bueno" pero en cuyo seno Navarro diagnostica margen de mejora. Entre las mayores carencias, que requieren "soluciones perentorias", el magistrado enumeró "el retraso en las resoluciones judiciales", un problema ante el que "habría que modernizar mucho": "No somos una Justicia moderna", reconoció. Otro obstáculo: no disponer de presupuesto propio, sino que es el Ministerio de Justicia y las comunidades autónomas quienes gestionan el dinero. "Este desequilibrio perjudica mucho, ya que la política prefiere gastar dinero en una carretera, en un hospital o en educación", afirmó un Navarro que también se refirió a una organización "complicadísima" del día a día.

Tampoco ayuda que la Ley de Enjuiciamiento Criminal esté "a caballo de tres siglos". Se han hecho decenas de reformas en todos estos años que llevan al presidente de la Audiencia Nacional a hablar de "parches" en un texto que "es una rémora". Otro lastre: tener un sistema "con más de cuatrocientos partidos judiciales" en España.

El magistrado también apuntó al "excesivo aforamiento en España, el país con más aforados del mundo". Y sobre la politización alrededor de la conformación del cuerpo fue tajante: "Hemos pasado por cuatro sistemas de elección. Esta lucha está afectando a la imagen. Me da igual cuál sea el sistema; lo que sí me gustaría es que hubiera un consenso entre partidos políticos. Pero un consenso total, no por mayorías absolutas".

Navarro también miró al futuro para dibujar su propuesta para la Audiencia Nacional, que pasa, según dijo, por una reforma en materia del ámbito penal, mejorar la definición de los delitos complejos e incrementar sus competencias, por ejemplo. Un futuro en el que considera fundamental "la educación en valores, con principios": "Solo así conseguiremos que los grandes problemas desaparezcan", reflexionó el presidente de la Audiencia Nacional, que advirtió que "lo que hace que haya menos delitos es la conciencia social y que el presunto delincuente piense que le van a coger".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.