www.madridiario.es

Las ventajas de contar con un neuropsicólogo infantil

martes 27 de febrero de 2018, 20:41h
La neuropsicología infantil es una rama de la neuropsicología especializada directamente para el público de menor edad y sus características.

Los profesionales que se dedican a esto diagnostican y ayudan a aquellos niños que tienen dificultades de atención o de aprendizaje estudiando como su comportamiento está directamente relacionado con su desarrollo cerebral.

A la hora de realizar pruebas suelen utilizar las mismas que otros evaluadores escolares, pero si lo ven necesario pueden hacer algunas adicionales.

Es por ello que realizar un curso de neuropsicología infantil puede beneficiarnos a la hora de entender mejor como actúan los más peques de la casa y los distintos problemas que puedan tener.

Contar con los servicios de un especialista en neuropsicología infantil puede ayudarnos a identificar estas dificultades:

  • Sensoriales y motoras
  • Atención y concentración
  • Habilidades del lenguaje
  • Memoria funcional
  • Habilidades visuoespaciales
  • Habilidades del funcionamiento ejecutivo
  • Habilidades académicas como lectura o matemáticas

El Instituto Newmind es un centro especializado en la formación tanto online como presencial, dejando a tu disposición todos los recursos formativos necesarios para el crecimiento personal, profesional y empresarial que podrá ayudarte con tu pequeño con la neuropsicología infantil.

¿Cómo evalúa un neuropsicólogo infantil?

Puede parecer algo complejo, pero en realidad no se suele tardar más de 12 horas en dar un diagnóstico, aunque eso sí, es necesario reunirse con este especialista varias veces.

El proceso se inicia con una visita inicial donde se pondrá al día al especialista para que este pueda hacer una historia detallada de nuestro caso. Normalmente se nos darán unos cuestionarios donde tendremos que especificar el comportamiento que tiene nuestro hijo, de esta manera el neuropsicólogo puede decidir qué pruebas serán las más recomendadas para él.

Una vez que se sepan las pruebas a seguir, es necesario que nuestro hijo asista a varias sesiones de pruebas, la duración de estas sesiones dependerá de la persona y del tipo de problema que se tenga.

Una vez se tenga listo tanto la revisión como el diagnóstico y se hayan revisado los resultados de las pruebas, volverán a reunirse esta vez es posible que nuestro hijo también participe en la discusión. Es en este momento cuando el especialista que ha llevado nuestro caso nos explicará sus conclusiones y determinará si tiene alguna dificultad ya sea de aprendizaje, de atención o de algún otro aspecto, sugiriendo tipos de ayuda e incluso un plan para su tratamiento, dependiendo de lo delicado que sea el caso.

En algunos casos más delicados es posible que el neuro psicólogo pueda ofrecer su terapia en un hospital.

En muchos casos la familia piensa que hablando con amigos o con su pediatra puede solucionar los problemas, nada más lejos de la realidad, puedes ser aconsejado, pero quien de verdad diagnosticará con criterio el problema es un especialista en el sector. La voz de un neuropsicólogo es quien mejor te aconsejará en casos difíciles, ya que cuenta con más medios para definir mejor los problemas y las soluciones que les vienen mejor a nuestros hijos.