www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

La reconversión del Centro Cultural Conde Duque
Ampliar
(Foto: Irene Yuste)

La reconversión del Centro Cultural Conde Duque

sábado 04 de noviembre de 2017, 10:00h
El 4 de noviembre de 1717, el rey Felipe V encargó al Marqués de Vadillo la construcción del cuartel del Conde Duque para alojar a sus Reales Guardias de Corps, la guardia personal del monarca, sin saber que siglos después sería reconvertido en uno de los centros culturales más importantes de la Villa.

Conde Duque es uno de los centros culturales más importantes de la capital. Situado cerca de la Plaza de España, las paredes de este edificio rezuman historia, ya que pasó de ser un cuartel militar a una cárcel, un observatorio astronómico y, finalmente, un espacio dedicado a la cultura.

El 4 de noviembre de 1717, el rey Felipe V encargó al Marqués de Vadillo, corregidor de la Villa, la construcción del cuartel del Conde Duque para alojar a sus Reales Guardias de Corps, la guardia personal del monarca.

El arquitecto Pedro de Ribera fue el encargado del proyecto para el que todos los madrileños contribuyeron, sin distinción de clases, según su hacienda, bienes o rentas. Según la orden dirigida al Marqués de Vadillo, el cuartel, que se construiría en la calle de la Puerta de Conde Duque, junto al convento de nuestra Señora de los Afligidos, acogería a 600 guardias y a 400 caballos.

Distintivo del barroco madrileño, este edificio de arquitectura militar francesa de planta rectangular se distribuyó alrededor de tres patios abiertos con una gran portada labrada en piedra. Fue el edificio más grande de Madrid durante muchos años, con más de 25.000 metros cuadrados de superficie y 228 metros de línea de fachada. Las obras duraron casi 40 años por graves problemas económicos.

El incendio de 1869 dio pie a su decadencia

Durante el siglo XIX, además de cuartel y academia militar, el edificio de Conde Duque funcionó como observatorio astronómico y parte del sistema de comunicaciones de telégrafo óptico. Su torre de telegrafía era la número uno de la Línea de Castilla, comunicando Madrid con Irún.

Pero en 1869, este esplendor dio paso a la decadencia tras sufrir un gran incendio que afectó a todas las cubiertas y a la parte superior de la capilla. La torre que hacía las funciones de prisión también quedó devastada.

Desde entonces, su estado fue a peor y en los años 50 se barajó la opción de derribarlo. Por suerte, en 1969, justo 100 años después del incendio, el Ayuntamiento de Madrid adquirió el edificio para destinarlo a fines culturales.

Referente de la cultura madrileña

Con su nueva condición de centro cultural –y con la calificación de Monumento Nacional que la Academia de Bellas Artes había solicitado–, en 1981, el arquitecto Julio Cano Lasso elaboró el proyecto de restauración y rehabilitación que añadía al centro cultural una biblioteca, una hemeroteca y el archivo de la Villa.

El acondicionamiento se demoró varios años, pero mientras fueron abriéndose al público zonas como las salas temporales o la antigua capilla, ya reformada como auditorio. Desde 2001 alberga el Museo municipal de Arte Contemporáneo.

Ya en 2011, el antiguo cuartel de los Reales Guardias de Corps se encontraba completamente reformado, desde el simple aspecto arquitectónico hasta su función. A partir de ahí, el Centro Cultural Conde Duque se convirtió en referente por excelencia de la cultura madrileña.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • La reconversión del Centro Cultural Conde Duque

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    7283 | Mariano - 05/11/2017 @ 01:02:48 (GMT+1)
    Creo que la última remodelación fue buena en los interiores pero que las fachadas son un despropósito sin sentido. El Conde Duque era un cuartel barroco. Eso significa que no podía tener los acabados lujosos de un palacio pero los fingía. Su fachada estaba recubierta de pinturas que simulaban la arquitectura barroca. En la última remodelación se buscó un aspecto "industrial del siglo XIX", cuando este edificio jamás lo tuvo en origen. Se finge lo que nunca fué y se oculta lo que fué realmente.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.