www.madridiario.es
Manifestación del 12 de octubre en Barcelona
Ampliar
Manifestación del 12 de octubre en Barcelona (Foto: @InesArrimadas )

Multitudinaria manifestación por la unidad, una pelea y quema de banderas: el 12-O en Barcelona

El Día de la Hispanidad se ha vivido de una manera especial en Barcelona este 12 de octubre marcado por el desafío independentista del Gobierno de la Generalitat. Una manifestación multitudinaria ha recorrido la ciudad condal con banderas de España y proclamas a favor de la unidad. Al término de la marcha, una pelea ha obligado a cerrar un bar cercano y una manifestación paralela de la extrema derecha ha terminado con la quema de banderas independentistas catalanas.

Mientras Madrid acogía el tradicional desfile militar para conmemorar el Día de la Fiesta Nacional, miles de personas han salido a las calles en Barcelona en defensa de la unidad de España. Con el telón de fondo del desafío independentista, este 12 de octubre, la capital catalana celebra la Fiesta Nacional bajo el lema: 'Catalunya sí, Espanya también', en una marcha convocada por Sociedad Civil Catalana, y encabezada, entre otros, por la portavoz de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas.

Miles de personas han acudido a esta segunda convocatoria de Sociedad Civil Catalana, que el pasado domingo organizó una multitudinaria concentración en Barcelona, que contó con la presencia del PP y Ciudadanos. En esta ocasión, y en pleno desafío soberanista, Sociedad Civil Catalana y otras entidades defensoras de la unidad nacional, ha llamado a celebrar el 12 de octubre, bajo el lema 'Catalunya Sí, Espanya también'.

'Viva España, Visca Catalunya', "No somos fachas,somos españoles", "TV3, manipuladora", son algunas de las consignas que se han escuchado durante la marcha, que ha recorrido el Paseo de Gracia. Además, se ha coreado el nombre de la portavoz de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, a quien también han coreado "presidenta, presidenta".

Según un manifiesto de SCC, "esta manifestación marcará un antes y un después. Cientos de miles de personas, de Cataluña y del resto de España, nos hemos reunido en Barcelona para hacernos visibles y reclamar 'seny'". "Ningún actor político debe obviar que los catalanes no nacionalistas formamos parte del paisaje y que somos también sociedad catalana. Se acabó la marginación: tenemos derecho a ser escuchados y a ser tenidos en cuenta. Somos catalanes orgullosos de nuestra condición de españoles y europeos", reza el escrito. Sociedad Civil Catalana llama al "diálogo, al entendimiento y a la construcción de una sociedad mejor y más cohesionada, pero respetando nuestra pluralidad y sin quebrar el marco constitucional".

Pelea en el bar Zurich

Al mediodía, junto al lugar en el que desarrollaba la manifestación, una pelea ha destrozado la gran terraza del popular Bar Zurich, que se ha visto obligado a cerrar. Ha ocurrido en la plaza de Catalunya mientras acababa la manifestación, que hasta entonces había transcurrido sin incidentes.

Un grupo de jóvenes ha lanzado por los aires las muchas sillas de la terraza de una de las zonas más concurridas de la ciudad, y también las mesas han acabado volcadas.

La dependienta de un comercio muy cercano al bar ha explicado que un grupo "de ultras" ha empezado a pelearse con otras personas de estética convencional, y han empezado a tirarse las sillas. Según ha relatado, el personal del bar ha bajado las persianas preventivamente -dentro del local había clientes- y ha salido después para meter las sillas y mesas en el establecimiento, que han vuelto a cerrar.

El Ayuntamiento de Barcelona ha informado a de que un guardia urbano de los que han acudido al lugar de la pelea ha resultado herido leve por contusiones. Los Mossos d'Esquadra han abierto una investigación sobre el caso, del que no han recibido denuncias hasta pasadas las 14 horas, y han identificado a varias personas presuntamente implicadas, han informado a Europa Press.

Quema de senyeras

Además, unas 350 personas, según cifras del Ayuntamiento, han asistido a una concentración de extrema derecha durante la cual se han quemado banderas independentistas catalanas y se han proferido consignas contra el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el mayor de Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero. Muchos manifestantes llevaban banderas preconstitucionales y banderas españolas y catalanas y algunas tenían símbolos fascistas, además de verse camisetas con consignas antisemitas.

La marcha hacia la concentración se ha iniciado poco después las 10.30 en la avenida Paral·lel y ha discurrido hasta la plaza Espanya, donde un grupo se ha sumado a los asistentes, y todos han subido la montaña de Montjuïc hasta la plaza Sant Jordi. Los Mossos d'Esquadra han realizado un cordón de seguridad durante la marcha y han vigilado a los asistentes, que han gritado 'Los Mossos d'Esquadra no nos representan' y han lanzado 'vivas' a la Guardia Civil y a la Legión.

Entre los manifestantes también se ha gritado 'España cristiana y no musulmana' y se ha criticado a los refugiados, a los que han tachado de invasores. En la plaza Sant Jordi, un grupo ha quemado con bengalas algunas 'esteladas' y también banderas de la ANC con la consigna 'Hola República', mientras cantaban consignas a favor de la unidad de España y hacían saludos fascistas. En esa misma plaza se han producido parlamentos de los miembros de entidades convocantes, entre los que se encontraba el líder de La Falange, Manuel Andrino -condenado a prisión por el asalto a la librería Blanquerna en 2013- y el de las juventudes de Democracia Nacional, Juan de Haro.

En los discursos se ha dicho que Societat Civil Catalana (SCC) está subvencionada y se ha criticado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al que se ha pedido desplegar el Ejército en Catalunya para acabar con el proceso soberanista. Andrino ha pedido que se derogue el Estatut de y que se aplique la ley de seguridad nacional y, del mismo modo que en el resto de parlamentos, ha considerado que la Constitución es "inútil".

Al finalizar los discursos se ha producido una jura de bandera civil mientras sonaba la marcha militar 'La muerte no es el final', que asistentes han cantado mientras hacían saludos fascistas, y también ha sonado la versión del himno español con letra.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.