www.madridiario.es
Gran Vía, Premio Madrid Especial en 2010
Ampliar
Gran Vía, Premio Madrid Especial en 2010

La Gran Vía, cien años de modernidad

"La Gran Vía se merece el premio. Ha sido una matrona de este Madrid y sus habitantes y hay que decirle que se la quiere", comenta Florencio Delgado, presidente de la asociación de comerciantes de esta arteria de la capital que cumple cien años. Madridiario, que ha otorgado al mítico enclave madrileño el Premio Madrid Especial, estuvo con él en una entrevista para hablar sobre como ha cambiado la arteria.
El cine, el comercio, la cultura, la arquitectura, la historia, el lujo. La Gran Vía fue, casi desde sus inicios, el centro del universo madrileño. Era la "milla de platino" de la ciudad. Han pasado cien años y la evolución se ha hecho notar. Los teatros pasaron a ser cines (se presentaron 1.600 películas en esta calle) y regresaron a su estado original, con montajes reconvertidos en musical. Los pequeños comercios fueron derivando en grandes almacenes, centros comerciales y cadenas multinacionales. Fue la vía de acceso al ensanche Oeste de Madrid y ha sido el banco de prueba de distintas expresiones artísticas en arquitectura, escultura y pintura; así como de distintas operaciones de cirugía urbana.

"La ciudad tiene una deuda con la Gran Vía, por lo que ésta le ha dado", explica Delgado. Y es que ha sido un espacio en el que se ha arriesgado para innovar y conseguir un éxito que se ha traducido en dinero, pero no sólo en dinero, también en una calle con alma con una cultura y una vida propia a su alrededor. "La Gran Vía es una calle tremendamente rentable y un marco maravilloso para moverse y conocer por qué Madrid es Madrid. Por eso es la calle líder de España", concluye.

Apoyo real

La asociación fue la primera impulsora de la celebración. En verano de 2007 se presentaron en la Casa Real con un proyecto bajo el brazo: querían que don Juan Carlos fuese el presidente de honor del cumpleaños de una calle iniciada por su abuelo, Alfonso XIII, con un golpe de piqueta. Tras varias reuniones, el monarca aceptó. La asociación había planteado unos fastos creíbles y creó un comité de honor con ciudadanos representativos de la sociedad madrileña para estudiar cómo hacerlos realidad. En ese momento, se unieron a la celebración el Ayuntamiento de Madrid, CEIM, la Cámara de Comercio de Madrid. Telefónica y Caja Madrid. Ellos dieron el impulso definitivo a la fiesta que se extenderá hasta final de año.

Sin embargo, Delgado mira con cierta suspicacia el futuro. La celebración recuerda el pasado, pero se ha intentado que sirviera además para poner las bases de lo que esta arteria será dentro de varios años. El problema es que no sabe qué es lo que se va a hacer con la Gran Vía a partir del 1 de enero de 2011. "La Gran Vía ha llegado donde podía llegar, ahora es una cuestión de la sociedad ponerla en el lugar que se merece", comenta. El Gobierno municipal ha organizado un concurso de ideas (no vinculante) para potenciar el carácter sociocultural y económico de la calle. Todo para que este centro del universo madrileño siga siéndolo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.