www.madridiario.es
Pablo Soto y Manuela Carmena (archivo)
Ampliar
Pablo Soto y Manuela Carmena (archivo) (Foto: Kike Rincón)

El Ayuntamiento tendrá una oficina contra el fraude y la corrupción

lunes 28 de marzo de 2016, 10:27h
El Ayuntamiento de Madrid tendrá una oficina contra el fraude y la corrupción que investigará y comprobará actuaciones sospechosas de fraude o aprovechamiento irregular, ha informado el Consistorio este lunes en un comunicado.

Esta oficina es fruto del acuerdo de investidura entre Ahora Madrid y PSOE, y no podrá desempeñar funciones que correspondan a la autoridad judicial, a la fiscalía o a la policía judicial ni podrá investigar los mismos hechos que sean objeto de averiguación o instrucción por aquellos mientras haya causa judicial abierta, pero sí promoverá la creación y modificación de códigos de buenas prácticas, además de analizar las resoluciones judiciales que se hayan declarado probadas en casos de corrupción.

El director de dicha oficina será nombrado en Pleno municipal, siendo necesaria una mayoría de tres quintas partes para su aprobación. La Junta de Gobierno será la encargada de proponer el candidato, que previamente deberá comparecer ante la comisión permanente ordinaria de Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierno para su evaluación. Si el candidato propuesto no obtiene esta mayoría, tendrá que someterse en la misma sesión a una segunda votación, en la que se requerirá el voto favorable de la mayoría absoluta de los miembros del Pleno.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, anunciará en el Pleno de dación de cuenta de este martes la creación de esta oficina municipal, donde se presentará un primer borrador para ser estudiado y debatido posteriormente. La organización y funcionamiento se regirá mediante un reglamento que consta de un preámbulo, 23 artículos y una disposición final. Bajo la dirección del Pleno, se adscribirá a su Secretaría General, tendrá rango orgánico asimilado al de dirección general y gozará de independencia respecto de los órganos municipales sobre los que extiende su actuación.

Esta oficina investigará y comprobará actuaciones sospechosas de fraude o cualquier aprovechamiento irregular derivado de las actuaciones de las personas que presten sus servicios para el Ayuntamiento. Su ámbito de actuación se extenderá a todo sector público del Ayuntamiento de Madrid, incluidos sus organismos autónomos, sociedades mercantiles, sociedades de economía mixta, fundaciones, asociaciones y cualquier ente con personalidad jurídica propia que de ellos dependan. Además, en caso de ser preciso, esta competencia puede extenderse a las actividades de personas físicas o jurídicas que sean concesionarias de servicios, perceptoras de subvenciones públicas, que ejecuten obras o que tengan atribuida la gestión de servicios públicos municipales.

Un Consejo Asesor asistirá al reposable de esta oficina, y estará formado por un máximo de cinco vocales en representación de la sociedad civil, elegidos entre personas de reconocida trayectoria en la lucha contra la corrupción. Los vocales no podrán ostentar cargo político vigente y serán designados por el Pleno del Ayuntamiento por una mayoría de tres quintas partes de los votos y para un período de cinco años. No tendrán derecho a percibir retribuciones por sus funciones.

La oficina podrá iniciar sus actuaciones de oficio o a instancia de parte si se ha formulado la correspondiente comunicación por una persona física o jurídica o por una institución pública. Tendrá el mismo efecto la denuncia, incluso anónima, de cualquier persona que sea conocedora de hechos que considere irregulares. La oficina también analizará la información difundida por los medios de comunicación que esté relacionada con la posible comisión de hechos irregulares.

Las investigaciones se realizarán en un plazo máximo de seis meses, pudiéndose ampliar tres meses más a petición del director. Tras este periodo, el responsable de la Oficina emitirá un informe y, en caso de detectar presuntas irregularidades, podría originar la comunicación de posibles responsabilidades disciplinarias o penales a la autoridad competente.

La oficina contra el fraude y la corrupción no interferirá en actuaciones judiciales y no podrá obligar a las empresas privadas a comparecer aunque, como ha explicado el tercer teniente de alcalde, Mauricio Valiente, en rueda de prensa, de no hacerlo se considerará "un elemento suficientemente significativo para que el Ayuntamiento tome cuenta de esa actitud". "No habrá una obligatoriedad desde el punto de vista jurídico pero sí creemos que será muy efectivo en su funcionamiento", ha razonado Valiente.

El tercer teniente de alcalde ha calculado que será "antes del verano" cuando se ponga en marcha esta oficina, regida por un reglamento que tiene que pasar por el procedimiento ordinario, es decir, ir a Junta de Gobierno, periodo de alegaciones y aprobación en el Pleno.

Sobre si 'chocará' con la comisión de investigación sobre la gestión del Ayuntamiento y las empresas municipales en los tres últimos mandatos, que el PSOE propondrá este martes en la primera de las sesiones plenarias, Mauricio Valiente ha contestado que se trata de una "oficina independiente que depende del Pleno" y que será "complementaria" a la acción de órganos de control como la comisión que "casi con toda probabilidad" se aprobará. "Será complementaria y tendrá otras funciones. (La comisión) no va a ser sustituida, no tiene nada que ver con esta iniciativa", ha aclarado.

La portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís, ha afeado a Ahora Madrid que no hayan contado con su formación para la creación de la oficina contra el fraude y la corrupción. "Nos hemos enterado por la prensa que viene siendo la tónica habitual", ha criticado Villacís, que denuncia que la decisión se ha tomado "de espaldas a la oposición".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios