www.madridiario.es
    16 de junio de 2021

rafael martín

Antes de advertir su porvenir inmortal y con un tal Pascual Duarte dándole vueltas la cabeza, un joven Camilo José Cela pasó todo un verano encerrado en un sanatorio de Hoyo de Manzanares al término de la Guerra Civil. El escritor madrileño Rafael Martín indaga ahora en la correspondencia del autor para desvelar, a través de las confidencias a un ficticio compañero de reclusión, las circunstancias del no tan conocido paso del Nobel por esta desaparecida institución médica y cómo su internamiento pudo servir de punto de despegue en su carrera.
  • 1