www.madridiario.es
    14 de noviembre de 2019

lobos

La Comunidad de Madrid ha decidido destinar en 2019 un total de 300.000 euros a ayudas para ganaderos que sufran ataques de lobos, perros asilvestrados o buitres.

Un ganadero de la Sierra Norte de la región deberá recibir una indemnización de la Comunidad de Madrid, fijada en casi 25.000 euros por un juez, debido a los ataques de un lobo a su ganado. La sentencia considera que los daños sufridos son seis veces superiores a los baremos que establecen las ayudas del Gobierno regional al sector por los ataques de lobos.

La Unión de Agricultores, Ganaderos y Silvicultores de la Comunidad de Madrid (UGAMA) ha criticado la situación insostenible de los ganaderos de la sierra, que han sufrido ataques de lobos en los últimos días.

La Consejería de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid incrementará en 80.000 euros las ayudas a los ganaderos cuyo ganado ha sido víctima de ataques de lobos.

Fuentes de la Consejería de Medio Ambiente han confirmado que el pasado jueves se encontró el cuerpo sin vida de una hembra de lobo que fue atropellada en la A-1 por varios coches.

Ganaderos de la Comunidad de Madrid han criticado varios incumplimientos de algunas medidas contra los ataques de lobos que la Comunidad anunció que llevaría a cabo.

Las indemnizaciones por ataques de lobo a ganado sufren retrasos en Madrid. La convocatoria está en 'stand by' desde octubre del año pasado, una situación que también se da en otras comunidades.

El consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, Jaime González Taboada, se ha comprometido con los ganaderos que construirá refugios en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama para evitar los daños causados por lobos y perros asilvestrados que pastan en esas tierras.

La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores y Ganaderos (ASAJA) de Madrid ha denunciado que un ataque de lobos en el término municipal de Navarredonda y San Mamés, en la Sierra de Madrid, ha causado la muerte de 14 cabras de raza Serrana de Guadarrama, en peligro de extinción, y la desaparición de otras 80.

El ganadero de Prádena del Rincón, Luis González, ha sufrido este martes por la mañana un ataque de lobos en su explotación en el que han resultado muertas varias cabras, entre ellas algunas que acababan de parir, con lo cual los chivos podrían fallecer también por la falta de leche, denunció la Unión de Agricultores, Ganaderos y Silvicultores de la Comunidad de Madrid.
  • 1