www.madridiario.es
    4 de diciembre de 2021

juzgado de lo penal de móstoles

El cazador Roberto R.G. ha sido condenado a año y medio de prisión por mantener a 55 perros de caza hacinados en un recinto de 30 metros cuadrados en pésimas condiciones. Además, también ha sido suspendido de profesión, oficio o comercio relacionado con animales durante cuatro años y seis meses. La protectora El Refugio, que actuó como acusación particular contra el condenado, recurrirá la sentencia porque quiere "más condena". En concreto, pide 40 años de cárcel por cada uno de los perros que tenía bajo su responsabilidad.
  • 1