www.madridiario.es
    21 de enero de 2020

400

El 11 de abril de 1615 se publicó una real orden, rubricada a final de marzo por Felipe III, por la que la villa de Madrid entró en la gestión de los corrales de comedias. Había dos: el de la Cruz y el del Príncipe y habían sido levantados por las cofradías de la Pasión y de la Soledad. Su finalidad era obtener fondos para mantener sus centros asistenciales: el Hospital General, el de la Pasión, el de niños expósitos y el de niños desamparados. De aquellos dos corrales, levantados en el entorno de la actual plaza de Santa Ana, solo ha logrado sobrevivir el del Príncipe, que hoy conocemos como teatro Español. El teatro de la Cruz cayó bajo la piqueta en 1859.
  • 1