www.madridiario.es
Foto de archivo de Puigdemont
Ampliar
Foto de archivo de Puigdemont (Foto: PDeCAT)

Prisión preventiva para Puigdemont mientras se resuelve su extradición

lunes 26 de marzo de 2018, 07:31h

Entre todas las posibilidades que le esperan a Carles Puigdemont este lunes, que tiene declarar ante el juez alemán que llevará su caso de euroorden para la extradición, está la de quedar libre aunque con medidas cautelares, como ya le ocurrió en Bélgica el año pasado, cuando fue retenido temporalmente en una comisaria mientras un juez estudiaba su caso. Por supuesto, también está entre esas opciones que el juez determine que hay riesgo de nueva fuga y, en colaboración con España, acuerde mantenerle en la prisión en la que ahora mismo está retenido.

Oficialmente está en custodia policial, y dependerá antes de la Fiscalía alemana que del juez continuar bajo ese estatus. El abogado de Puigdemont, Jaume Alonso-Cuevillas, defiende que saldrá libre porque en Alemania no existe el delito de rebelión tipificado como tal, sino el de alta traición, aunque en la práctica se refiere a la misma: el levantamiento de una región (allí los landers o Estados). Incluso está penado con hasta cadena perpetua para casos extremos. Sin embargo, hace mención al "uso de la fuerza o amenazar con el uso de la fuerza", algo que se defenderá que con el caso catalán no ocurrió.

Así cayó Puigdemont

La historia de cómo la policía alemana detuvo ayer al ex president tiene su miga. El político independentista cayó cuando acababa de entrar en Alemania en coche tras cruzar la frontera desde Dinamarca, en un claro error de cálculo, puesto que pensaba que tenía bien planificada su estancia en Finlandia y después su salida de ese país.

Según informó la Fiscalía alemana, se encontraba en una gasolinera e iba acompañado de dos personas, que han quedado en libertad. Puigdemont, que el viernes se hallaba en Finlandia participando en una conferencia, intentaba llegar a Bélgica por carretera. La policía le detuvo a las 11.19 horas en un punto de la autopista A7 cerca de la localidad de Schuby, en el estado de Schleswig-Holstein, fronterizo con Dinamarca. Fue detenido por dos policías de carretera, sin ninguna parafernalia ni operativo especiales.

Tras pasar unas horas en comisaría, fue trasladado a la prisión de Neumünster, donde permanece retenido a la espera de comparecer ante el juez. La clave está en que la policía germana actuó alertada por los servicios de inteligencia españoles, que tenían localizado a Puigdemont desde que salió de Finlandia el viernes por la noche. El espionaje español, el CNI, acabó con Puigdemont.

Ahora, la ley alemana

La detención se produjo en virtud de la euroorden de detención y entrega reactivada el viernes por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, tras procesar a Puigdemont por un presunto delito de rebelión. El Código Penal alemán, uno de los países con los que España tiene una cooperación judicial más activa, contempla penas que van desde los 10 años de prisión a la cadena perpetua para un delito muy similar al de rebelión, el antes mencionado de 'alta traición'.

El ordenamiento jurídico alemán castiga muy especialmente la rebelión, entendida allí como que unos de sus 'landers' o Estados miembros se separen del Estado de manera unilateral. Exactamente lo que pretendió hacer Cataluña.

La Fiscalía General del Estado aseguró ayer que el Ministerio Público "se encuentra realizando intensas gestiones con la Fiscalía de Alemania y Eurojust a fin de poner a su disposición toda la documentación y material que se precise para hacer efectiva la euroorden". Desde que Puigdemont declare ante el juez, los plazos de su posible entrega a España podrían ir de 10 a 60 días.

Ponsatí negocia entregarse en Escocia

En cuanto a otros huidos de la Justicia, la Policía escocesa está en contacto con la defensa de la ex consellera de Enseñanza, Clara Ponsatí, para que se entregue. "Podemos confirmar que estamos en posesión de la orden de detención europea de Clara Ponsatí. Hemos hecho gestiones para localizarla y ahora hemos contactado con su abogado, quien está preparando la entrega de la señora Ponsatí a la policía", explicó ayer un portavoz policial.

Ponsatí abandonaba Bélgica a comienzos de este mes y se reincorporaba a la Universidad de Saint Andrews, en Escocia. La primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, publico ayer en su cuenta de Twitter un mensaje de apoyo al movimiento secesionista catalán y su rechazo a los recientes encarcelamientos, pero dijo no poder "interferir" en el proceso judicial que pone en marcha la euroorden reactivada el pasado viernes por el juez Llarena.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.