www.madridiario.es

Del periodismo y la educación ambiental

miércoles 27 de enero de 2021, 10:47h

El pasado domingo 24 de enero se celebró el Día del Periodista en España, coincidiendo con la festividad de San Francisco de Sales, patrón de los periodistas y escritores. Una cita que casi precedió a la celebración del Día Mundial de la Educación Ambiental, que tuvo lugar el pasado 26 de enero. El caso es que son dos fechas más relacionadas entre sí de lo que a primera vista nos pudiera parecer.

En primer lugar, los periodistas, principalmente los especializados en el llamado periodismo ambiental, juegan un papel muy importante en la educación ambiental de la sociedad. Mediante reportajes, noticias, artículos, etc., estos profesionales de la comunicación hacen llegar al conjunto de la ciudadanía una serie de mensajes con los que se pretende concienciar acerca de la necesidad de mantener unos hábitos sostenibles en nuestro día a día. De igual modo, los periodistas ambientales también ofrecen las claves para conocer, por ejemplo, el impacto sobre el entorno natural de determinadas acciones de nuestra sociedad, así como sobre nuestra fauna y flora. En este sentido, muchos periodistas que se dedican a esta rama informativa, son naturalistas, lo que confiere a sus trabajos un carácter muy especial al profundizar en determinadas cuestiones como apasionados del mundo natural, su conservación, defensa, divulgación y observación.

Pero, y siguiendo con este hilo argumental, también hay muchos periodistas que necesitan una buena dosis de educación ambiental. Me explico. En el caso concreto de la problemática que surge de la convivencia del lobo ibérico con los ganaderos en extensivo, por ejemplo, muchas de las informaciones que podemos leer en la actualidad no reflejan ni de lejos la realidad de las cosas. En la Comunidad de Madrid esto no es del todo así, ya que, al menos de momento, los ataques que se han podido registrar del lobo al ganado no se pretenden solventar a fuerza de tiros. Pero sí que es cierto que en otros lugares, especialmente en Castilla y León, los periodistas, espoleados u obligados por los medios de comunicación para los que trabajan, lanzan a la sociedad mensajes tendenciosos con el único objetivo de despertar en la sociedad el viejo miedo atávico hacia el lobo.

Dejando a un lado todo lo anterior, está claro que la educación ambiental es más importante que nunca en colegios e institutos. Por estos centros educativos pasan los ciudadanos que dentro de unos años tendrán que afrontar los problemas ambientales que la sociedad les ha dejado en herencia. Es vital por tanto que sean conscientes y críticos con lo que pasa a su alrededor, ya que de ello depende en gran medida el futuro de todos. No es una reclamación que se lance por primera vez en esta sección, pero este tipo de celebraciones son el marco idóneo para advertir por enésima vez de que el futuro más cercano va a necesitar de una ciudadanía que reclame a las Administraciones públicas un compromiso medioambiental cada vez mayor.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios