www.madridiario.es

Los "enemigos íntimos" de Gabilondo

martes 13 de abril de 2021, 11:10h

Ángel Gabilondo no necesita enemigos políticos que le hagan la contra-campaña electoral. Con dos amigos tan importantes como el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Hacienda y Presiones Impositivas, María Jesús Montero, tiene bastante para encontrarse cada día con una sorpresita, por lo menos, desagradable, cuando no indeseable.

Un día, Sánchez se pone a dudar de que sean ciertas las cifras que da Ayuso sobre el estado del Covid en Madrid y Gabilondo ve cómo caen en saco roto sus deseos de que la presidenta de la Comunidad deje de confrontar con el Gobierno de la nación. Para colmar el vaso de las contradicciones, Fernando Simón, el profeta de las buenas noticias que luego son letales, dice todo lo contrario que Sánchez: no tiene dudas de que los datos que da Ayuso son los correctos.

Y en esta feria de las vanidades asoma la cabeza la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, para anunciar que subirán los impuestos de Sucesiones y Patrimonio en la Comunidad de Madrid. Todo eso a los pocos días de que Gabilondo prometiera solemnemente en distintos medios de comunicación, que, si se convierte en presidente de todos los madrileños, no subirá la presión fiscal; es decir, que los impuestos se quedarán como están.

Otra vez el candidato socialista con sus promesas al aire, y todo porque la ministra Montero es la ejecutora de las condiciones impuestas por ERC para mantener en la Moncloa al gobierno de P.S., conocida la obsesión de los republicanos catalanes porque Madrid no sea, lo que ellos llaman “paraíso” fiscal, y que en economía pura y dura es una buena gestión de los recursos tributarios. A la ministra solo le ha faltado decir: con Gabilondo saldrá más caro vivir en la Comunidad de Madrid.

En tantos desafueros se ha metido la precampaña electoral que la ironía del pueblo español, que es amplia, rica e imaginativa, ha puesto sobrenombre a varios políticos. A Pedro Sánchez se le bautiza en el bestiario popular como “Su Sanchidad”, “Vacuneitor” o “Predictor”, dado su afán por hacer predicciones como la de hace casi un año: “Hemos vencido al virus”. A Fernando Simón, otro “Rappel” de pacotilla, le llaman Fernando Sermón, por sus comparecencias sermónicas. A Pablo Iglesias, “Pablo Ingresas”, después de conocerse su patrimonio personal, y de Juan Carlos Monedero, se dice: “… como su propio apellido indica”, después da saber que declara un patrimonio de 700.000 euros.

Esta sociedad nuestra anda mal de salud por culpa del coronavirus, pero está en perfecto estado de humor imaginativo.

Ángel del Río

Cronista Oficial de Madrid y Getafe

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios