www.madridiario.es

Cinco motivos por los que es importante cuidar el sistema inmunitario en invierno

lunes 26 de octubre de 2020, 09:50h

Seguro que has escuchado en algún momento que es muy importante fortalecer el sistema inmunitario en invierno

Cinco motivos por los que es importante cuidar el sistema inmunitario en invierno

En este post desvelamos algunas de las claves de lo que ocurre en nuestro cuerpo cuando bajan las temperaturas, y la importante de cuidar la alimentación, hacer dieta y tomar suplementos para estar sanos y fuertes. Además, puedes complementar tu día a día con productos naturales como los que te ofrece Mayla®Pharma, laboratorio farmacéutico especialista en elaborar complementos nutricionales con productos de origen natural.

Sigue leyendo para conocer los motivos en detalle.

¿Por qué es tan importante cuidar el sistema inmunitario en invierno?

1. Incremento de enfermedades

Lo primero que notaremos con la llegada del frío es la proliferación de ciertas enfermedades, como es el caso de los catarros. Y es que el frío es capaz de penetrar en lo más dentro de nuestro ser, llegando hasta el sistema inmunitario y contribuyendo a que se vuelva más débil.

Por ello, es mucho más probable que si un virus termina también llegando al organismo, este nos termine enfermando.

Esto explica porque es en invierno cuando nos tenemos que enfrentar a más enfermedades.

2. Pasamos más tiempo en grupo

Al motivo de las defensas bajas anteriores debemos sumarles el hecho de que, como hace frío, nos gusta ir a pasar el rato a lugares calentitos, como puede ser un centro comercial. Y esta idea no solo la tienes tú, sino que la tiene todo el mundo.

Nos concentramos en el mismo espacio, lo que hace que los virus puedan campar a sus anchas. Al tener las defensas bajas, podemos contagiaros fácilmente de los catarros en cualquier parte.

3. Incremento del riesgo de infarto

Se ha demostrado que las posibilidades de padecer un infarto de miocardio en invierno se incrementan en torno a un 20% en el momento en el que bajan las temperaturas.

Esta es la explicación: el organismo contraerá los vasos sanguíneos mucho más que en verano como un mecanismo de supervivencia para conservar la máxima cantidad de calor (a este proceso se le conoce como vasoconstricción).

El problema de este mecanismo de defensa es que eleva las posibilidades de que se produzca una obstrucción y esto, a su vez, de que ocurra el temido infarto.

Hay personas que tienen mayor predisposición a sufrir un infarto por este motivo, como pueden ser aquellas que padecen de obesidad o de enfermedades de índole crónico degenerativa, y fumadores o que sigan algunos malos hábitos.

4. Hipotermia

Si la temperatura del cuerpo empieza a descender de los 35ºC, estaremos hablando de hipotermia. Sentiremos que se nos contraen las manos y los pies, escalofríos, nos costará respirar, se incrementará la frecuencia cardíaca.

Si estos síntomas van a más, podrían derivar en el malfuncionamiento de los órganos vitales.

5. Depresión

También es importante subir defensas en invierno para evitar una depresión. Se ha comprobado que a muchas personas les afecta de manera muy negativa el frío a su salud mental.

Es hora de empezar a fortalecer las defensas para evitar enfermar de cara al siguiente invierno.