www.madridiario.es

Claves para conseguir que tu tienda sea más sostenible

martes 19 de noviembre de 2019, 13:03h

Es muy probable que hayas escuchado o leído que el desarrollo sostenible implica encontrar el equilibrio entre el crecimiento económico y los aspectos sociales, tecnológicos y ambientales de nuestra sociedad, y cada vez son más las personas comprometidas con este estilo de vida.

Claves para conseguir que tu tienda sea más sostenible
Ampliar

Por ejemplo, en 2017, Unilever, empresa líder de productos consumo masivo, llevó a cabo un estudio entre 20.000 personas sobre el peso que tiene la sostenibilidad en las decisiones de compra de los consumidores, y un 33% reconoció que elige las marcas que compra basándose en su impacto social y ambiental.

Cuando hablamos de impacto ambiental, uno de los aspectos que más preocupa a los consumidores es el exceso de plástico. Según datos de la ONU, cada minuto se compran un millón de botellas de plástico y, al año, se usan 500.000 millones de bolsas, de las cuales ocho millones de toneladas acaban en los océanos cada año, amenazando la vida marina.

En este contexto, el logro de una empresa ambientalmente responsable se ha convertido en un activo dentro de la competencia, y es por esto que las normativas en ecoeficiencia, la certificación de sistemas de gestión ambiental (ISO 14000) y la adopción de sellos verdes, han crecido fuertemente los últimos años.

No importa si tu tienda es grande, mediana o pequeña, como todas, tú también puedes redefinir algunos hábitos para transformarte en una marca más sostenible, y aquí te dejamos un par de estrategias para animarte a que te pongas en marcha:

1. Crea un programa que apunte a las 3R: reducir, reusar y reciclar

Para lograr un cambio de actitud real, todos debemos re-educarnos en nuestros comportamientos cotidianos. Por eso, empieza reuniendo a todos los empleados, socios y proveedores, escucha qué opinión tienen sobre el cuidado del medioambiente y qué actitudes consideran que pueden modificar como grupo para mejorar la tienda. Tal vez surjan propuesta que puedas complementar con las acciones que te presentamos a continuación para trabajar las 3R:

  • Digitaliza los documentos como notas de pago, facturas y otros documentos (esto será más fácil de almacenar tanto para tu empresa como para tus cliente).
  • Si ofreces alimentos a los clientes o empleados, elimina tazas, platos y utensilios desechables.
  • Utiliza la impresión a doble cara cuando sea posible; recicla los cartuchos de tinta, baterías, aluminio, y papel.
  • Reduce los embalajes de plástico. Este año, la asamblea medioambiental de la ONU ha terminado con una declaración en la que más de 200 países se comprometen a reducir el uso de plásticos de aquí a 2030. Tu tienda puede sumarse a la iniciativa y reemplazar las bolsas de plástico por bolsas de papel. En este sentido, empresas como Maxilia, comenzaron desde hace tiempo a ofrecer variados diseños de bolsas de papel corporativas, adelantándose a este cambio que sí o sí debemos emprender.

2. Crea un plan de eficiencia energética

Para conseguir ser una tienda eficiente energéticamente asegúrate de:

  • Tener dispositivos electrónicos (PCs, impresoras, etc.) y electrodomésticos (aspiradoras, cafeteras, etc.) con etiqueta de bajo consumo
  • Realiza mantenimiento regular a los equipos electrónicos
  • Usa ventiladores de techo para reducir el uso de aires acondicionados y aísla los calentadores de agua caliente
  • Instala en los baños descargas de bajo consumo de agua
  • Configura los equipos y luces para que se apaguen cuando no estén en uso.

El ahorro de energía, la prevención de la contaminación, la reducción de residuos y el reciclaje permiten a tu tienda reducir gastos, cumplir la normativa medioambiental, mejorar las relaciones con la comunidad local, fidelizar aún más a sus empleados y tener más lealtad de sus clientes.

Todos estos beneficios claramente contribuyen a la sostenibilidad de tu negocio y al éxito a largo plazo. El mismo estudio de Unilever, mencionado anteriormente, señala que marcas como Dove, Knorr y Ben & Jerry's, que promueven cambios conductuales positivos, como aumentar la concientización sobre el cambio climático y la práctica de estilos de vida más sostenibles, crecen un 30% más rápido que el resto. Esto comprueba que: empresas promotoras de cambios consiguen tener un retorno económico mucho mayor que el resto.