www.madridiario.es

Cuatro grandes consejos para un uso adecuado de aires acondicionados portátiles

jueves 28 de marzo de 2019, 13:47h
Las ventajas de una aire acondicionado portátil son de sobra conocidas; estas pasan por aportar grandes dosis de movilidad, ahorro energético, precios asequibles o una instalación sencilla.
Cuatro grandes consejos para un uso adecuado de aires acondicionados portátiles
Ampliar

Ahora bien, si ya tenemos uno en casa o estamos pensando en adquirirlo, lo recomendable es conocer algunos consejos sobre su uso y ponerlos en práctica de la mejor manera posible para sacarle el mayor rendimiento al aparato. A continuación, mostramos algunos de los consejos más relevantes para el mejor aire acondicionado portátil.


Elegir más frigorías de las que a priori parezcan necesarias


Cuando compramos un aparato de aire acondicionado portátil es preciso saber que a nivel interno está dotado de una serie de características relacionadas con la instalación y la extracción que provoca la necesidad de elegir más frigorías de las que a priori parecen necesarias.

En este contexto, los números que tenemos como referencias son los de los aires acondicionados convencionales, que deben estar orientados a proporcionar entre 110 y 150 frigorías por metro cuadrado. En cambio, en un equipo portátil la cosa es distinta, ya que siempre hay que apuntar un poco más alto con respecto a las cifras. Lo ideal en estos casos es apostar por más de 150 frigorías para el mismo espacio del ejemplo anterior.

De esta forma, los cálculos estimados para una habitación de treinta metros cuadrados refrigerada por un equipo convencional oscilarían las 2800 frigorías, a diferencia del equipo portátil, que en el mismo caso tendría que superar las 3000 frigorías.

Lugar de ubicación

El lugar de ubicación es uno de los aspectos más importantes a la hora de albergar un aparato de aire acondicionado portátil en casa, ya que de ello va a depender el nivel de ruido que tengamos que soportar. Una buena ubicación permite reducir mucho los decibelios que emite el equipo, así que lo mejor es tomar nota para ser eficaces en nuestro propósito.

En primer lugar, lo aconsejable es situarlo sobre una superficie acolchada con capacidad de aislamiento, ya que de esta manera se consigue que las vibraciones no se proyecten contra el suelo, sino que reduzcan su impacto hasta volverlas prácticamente inapreciables.

En este sentido, otra de las claves referidas a la ubicación es el hecho de elegir un sitio en el que el aparato no mantenga proximidad con las esquinas, puesto que éstas consiguen que determinadas ondas de sonido aumenten el ruido del equipo.

La longitud del tubo

Uno de los motivos que puede provocar un rendimiento disminuido de un aire acondicionado portátil es el tamaño del tubo diseñado para despedir el aire caldeado fuera de la sala. Teniendo en cuenta que se trata de un tubo que por sus materiales proyecta calor precisamente en la atmósfera que pretendemos enfriar, lo mejor es emplear tubos lo más cortos posibles para que el radio de acción de esa proyección sea del menor tamaño posible.

De igual modo, es importante que el tubo no se encuentre doblado, ya que esto podría afectar al buen funcionamiento del equipo.

Control adecuado de filtros

Tal vez resulte una evidencia explicar algo así, pero lo cierto es que un filtro que albergue en su interior la suficiente cantidad de suciedad puede provocar que se produzca una oclusión interna que dificulte el funcionamiento correcto del aire acondicionado. Lo mejor en estos casos es poner en marcha un plan de prevención para evitar lamentos cuando el arreglo no es posible. De esta forma, se aconseja llevar a cabo el mantenimiento y la limpieza de los filtros una o dos veces cada cuatro meses.

Asimismo, es crucial poner la máxima atención en los vasos que el equipo aloja dentro de sí para acumular el agua condensada. El objetivo que se persigue con ello es esquivar las formaciones de moho y el deterioro que pudiera surgir.

En definitiva, se trata de optimizar el rendimiento de estos aparatos por medio de una serie de pautas muy sencillas de abordar.