www.madridiario.es

La moda de correr por montaña con Zapatillas Trail

viernes 14 de septiembre de 2018, 12:15h
Parece que el running que conocíamos hasta ahora ha evolucionado para aquellos deportistas que se han cansado de correr sobre el asfalto, y ha surgido una nueva modalidad conocida como trail running. Esta nueva modalidad tiene una dificultad añadida, ya que se realiza sobre terrenos naturales que pueden presentar numerosos obstáculos e inconvenientes, por ello, para hacer frente a estos lugares escarpados y evitar lesiones, es fundamental centrar especial atención en la elección de unas zapatillas adecuadas.
La moda de correr por montaña con Zapatillas Trail
Ampliar

Dada la sobrecarga informativa a la que estamos expuestos hoy en día, así como al elevado número de casas y marcas dedicadas a fabricar zapatillas de deporte para cada una de las diferentes disciplinas deportivas habidas y por haber, es inevitable que esta decisión se presente un tanto complicada. Con el objetivo de servir de ayuda a la hora de decidir qué zapatillas de trail running comprar, existen numerosas páginas especializadas como zapatillastrail.com, que presentan análisis de los diferentes modelos así como una comparación según los precios.

¿Qué es el trail running?

El trail running es un recorrido de carrera de montaña que, como hemos comentado al comienzo de este artículo, se caracteriza principalmente porque la carrera se realiza sobre terrenos completamente naturales, lo que incluye todo tipo de senderos, caminos y rastros a través de montañas, montes, desiertos, bosques y cerros, que a su vez, pueden contar con multitud de desniveles, ríos, arroyos, precipicios, etc. No se sigue una pista específica, por lo que la incertidumbre sobre el terreno es uno de sus principales atractivos, o riesgos, según como se mire.

Diferencias entre el trail running y el running

La principal diferencia viene determinada por el tipo de terreno, pues en el running se trata de correr siempre en asfalto y en el trail running se corre sobre superficies muy irregulares y adversas con cuestas y elevaciones de todo tipo como ya se ha descrito en el párrafo anterior. Pero esta diferencia principal repercute en muchas otras, como por ejemplo en el paisaje y en el contacto con la naturaleza.

Son muchos los que se decantan por esta modalidad de running por el placer y la diversión que supone disfrutar de nuevos paisajes al mismo tiempo que se practica un deporte, por adentrarse en la naturaleza y dejarse sorprender, y por la incertidumbre de ir descubriendo a medida que se va avanzando en el camino.

La preparación es otra de sus diferencias más significativas, pues el trail running requiere una preparación adicional a la del running por la dificultad y la dureza del terreno. Además de los ejercicios de técnica y entrenamientos cruzados, la preparación para realizar trail running debe incluir trabajo de musculación y fuerza.

En cuanto a la dificultad y la dureza, en el running únicamente se mide en base a la distancia del recorrido, que se establece premeditadamente según la preparación de cada persona. En cambio, en el trail running la dificultad no solo depende de la distancia sino también de los obstáculos que pueden aparecer en el camino, y siempre pueden aparecer cosas inesperadas.