www.madridiario.es

¿Cómo elegir el mejor dominio para mi sitio web?

Por MDO
lunes 09 de julio de 2018, 15:03h
En el momento en el que se decide emprender una de las cosas que hay que tener claras de antemano es que habrá que tener presencia en Internet cuanto antes, pero esto no significa apresurarse en cosas tan importantes como son la elección de un buen hosting (o lugar de almacenamiento de la web) o un dominio. Éste último es el nombre con el que se identificará a una determina página en la Red. De hecho, es el encargado de traducir las denominadas como direcciones IP en términos más asequibles y fácilmente memorizables y este es un punto que no hay que perder de vista.
¿Cómo elegir el mejor dominio para mi sitio web?
Ampliar

Los dominios no tienen porqué ser caros para ser buenos, incluso hay empresas que ofrecen dominio gratis al adquirir un plan de hosting (como ocurre con Hosting24) pero sí que han de contemplar estas consideraciones básicas.

  • Fácil de memorizar. Hay que partir de la premisa de para qué se crearon los dominios. Cuando se empezó a usar Internet existían muy pocas páginas web por lo que no era difícil el tener un listado con las mismas pero hoy en día hay millones y, cada día, se crean nuevas. Es por este motivo por el que hay que tratar a toda costa de que el nombre que se elija sea uno que el público pueda recordar fácilmente por asociación. Por mucho que se desee contar con un nombre original (como en su día lo fue Apple) hay que tener en cuenta que, a no ser que se trate de una marca ya consolidada con algo como esto se estarán perdiendo posibles clientes porque, de primeras, no serán muchos los que asocien ese nombre con algo parecido a portátiles o móviles. Cuanto más sencillo y conciso sea, mucho mejor. Incluso cuando se opte por una marca propia.

  • Identificacable. Es, simplemente, seguir en la línea del punto anterior y que quede claro con el propio dominio lo que se está ofreciendo, aunque pueda parecer muy obvio. Si, por ejemplo, se alquilan vehículos un buen dominio sería 'alquilerdevehiculos'. Tanto es así que los dominios de este estilo ya suelen estar en funcionamiento o hay empresas que se han hecho con ellos para revenderlos. Con algo tan sencillo como esto nos beneficiaremos de las 'keywords' o palabras clave. Es decir, de esos términos que el público emplea por defecto cuando está buscando un bien o servicio en concreto. Y esto, a su vez, ayuda al posicionamiento de la web.

  • Añadir extras. Siempre sin excederse en la longitud del dominio, si lo que se quiere es destacar por algo, hay quienes han decidido remarcarlo en su mismo dominio empleando palabras tales como 'rápido' o 'barato' Aunque es cierto que esto puede ayudar en cierta manera no lo es menos que el sistema que emplean los buscadores se ha ido complicando mucho a lo largo de los años y conseguir estar entre los primeros resultados de un buscador es mucho más complejo que esto. Ahora lo más empleado es la palabra genérica junto con la marca que se quiera promocionar.

  • Límites. Aquellas letras que sólo se tienen en algunos idiomas, así como las tildes están fuera, desde el minuto uno, de la ecuación. Esto es algo que hay que tener en cuenta cuando se quiere hacer referencia a productos procedentes de España, por ejemplo.

  • La extensión. Es muy probable que te hayas dado cuenta de que no todos los dominios acaban de la misma manera. Existen los '.com', los '.net' o los '.es', por ejemplo. Los expertos en esta materia suelen aconsejar hacerse con el '.com' y, después, llevar a cabo una estrategia de SEO por cada ámbito geográfico que se quiera cubrir. Así es, si el público objetivo está en España, que el dominio sea un '.es' Si la previsión es crecer, mejor hacerse desde el primer momento con todas las extensiones del dominio que puedan interesar.

  • Limpieza visual. Nada de enredarse y, de paso, enredar al lector con caracteres tales como guiones o números. Puede que para uno mismo sea lo ideal y que después de mucho pensarlo acabe por parecer la mejor de las opciones pero no lo es por dos motivos. El primero es que el principal buscador en la actualidad (es decir, Google) no apoya este tipo de dominios mucho y es importante llevarse bien con este gigante. El segundo es que es muy probable que más de una persona acabe por olvidar si llevaba o no dominio, dónde iba éste o qué número era el correcto. Mejor evitar este tipo de problemas.

  • Revisar la web. Porque puede que el dominio en sí en el que se tenga interés esté aún disponible pero esto no quiere decir necesariamente que esa asociación de ideas no la estén usando ya en otra parte, como ocurre por ejemplo con las Redes Sociales. Si es el caso puede merecer la pena el seguir buscando para no tener que batallar con esto desde el minuto uno.