www.madridiario.es

Top 5 de las averías más caras

miércoles 14 de marzo de 2018, 15:11h
Lo que se espera de un coche recién comprado es que sea fiable y no dé demasiados problemas, ya que, por lo normal, son muchos los conductores que acaban acudiendo al taller mecánico para arreglar ciertas piezas del coche que han fallado o se han roto. Ante esto, muchas personas se encuentran con costes altos, ya sea por cambiar las ruedas, por los precios de la correa de distribución o por cualquier coste adicional que no se esperaba el propietario del vehículo cuando lo compró. Repasaremos pues algunos de los arreglos más caros del coche.
Top 5 de las averías más caras
Ampliar

Las cinco averías que más cuestan a los conductores

- Caja de cambios: Suele ser la avería a la que más temen los propietarios de un vehículo, debido al alto precio que conlleva. Para prevenir esta avería, es conveniente evitar el excesivo forzamiento de las marchas, así como tampoco se debe esperar mucho para realizar el cambio entre marchas, de lo contrario, se deteriorará en menos tiempo. Es decir, para que la caja de cambios tenga una vida útil más prolífera, es recomendable pasar de una marcha a otra de forma suave y a las revoluciones apropiadas. Además, muchos conductores tienen la costumbre de apoyarse en la propia palanca de cambio, esto hace que se desgaste mucho más por el peso en sí, por lo que hay que procurar evitarlo.

- Culata: Esta pieza es la encargada de que las cámaras de combustión se cierren y, sin ella, el funcionamiento del motor no sería posible en el vehículo. Su trabajo se realiza a grandes temperaturas debido al calentamiento del motor, además de unos grandes esfuerzos. Para que no se sobrecaliente el automóvil posee el líquido refrigerante, por lo que, si no queremos que se deteriore demasiado, se debe revisar dicho líquido asiduamente. Una avería de junta de culata también supone un coste muy alto, ya que suele requerir de un rectificado de la misma por parte de un tornero fresador, sin embargo, con un adecuado mantenimiento del coche, siempre es evitable.

- Turbo: Se usa sobre todo en coches deportivos con el objetivo de sobrealimentar el motor y que éste rinda a un mayor nivel. Esto lo hace tomando aire e introduciéndolo de forma comprimida en el motor, para que obtenga mayor potencia. Para evitar que esta lujosa pieza se deteriore, no se debe caer en la tentación de revolucionar el automóvil cuando el motor todavía está frío. Además, se aconseja no parar el motor cuando se estacione el vehículo, sino esperar un poco para que se enfríe.

- Volante motor: Se trata de una pieza con forma circular, la cual se encarga de que gire el cigüeñal y se mantenga constante. Cuesta bastante arreglar una avería de esta pieza, ya que se debe desmontar y montar otros elementos de la distribución y del propio motor. Un correcto uso del coche, sin forzarlo demasiado, sería suficiente para evitar su desgaste.

- Inyectores: Es la más barata de esta lista, pero aun así, sigue siendo un arreglo bastante costoso. Es un caso en el que el arreglo cuesta más por las piezas en sí, que por la mano de obra que se precise del mecánico. Se suele relacionar con el uso de gasolina de poca calidad, sin embargo, puede que simplemente el desgaste del uso del coche haga que se estropeen. Una acción recomendable para evitar este tipo de averías es intentar no apurar demasiado el depósito de gasolina, para que no entren las impurezas que se encuentran en el nivel bajo del depósito.

Estas son algunas de las averías que más teme un conductor, sin embargo, hay otras a tener en cuenta como el cigüeñal, el bloque de motor o las bielas. Lo más importante es realizar un continuo y adecuado mantenimiento del vehículo y pasar sus revisiones cuando sea necesario, para que la vida del coche sea más larga y no aparezcan este tipo de averías, lo cual lo agradecerá no solo el coche, sino nuestro bolsillo también.