www.madridiario.es
La Comunidad de Madrid esconde el pliego ganador de Las Ventas
Ampliar
(Foto: Juan Luis Jaen)

La Comunidad de Madrid esconde el pliego ganador de Las Ventas

jueves 02 de noviembre de 2017, 09:09h

La resolución de la formalización del contrato de ‘Gestión del servicio público de explotación de la Plaza de Toros de Las Ventas’ se publicó en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid el 7 de diciembre de 2016. Y eso dice: ‘servicio público’. Y no había ocurrido hasta ahora, siempre se ha conocido y se ha podido acceder a la oferta presentada por toda empresa que ha gestionado la Monumental de Madrid. ¿Por qué ahora no? ¿Por qué no se puede conocer el texto de la oferta, el pliego ganador presentado por “Simón Casas Production, SAS-Nautalia Viajes Sociedad Limitada, Unión Temporal de Empresas”? ¿Qué contiene la oferta que tanto “molesta”?

No han sido pocos los compañeros periodistas que han mostrado su interés por el documento sin obtener resultado y no han sido menos los aficionados y asociaciones taurinas que, digamos, de manera amistosa, también lo han requerido. Hasta hoy parece que ninguno hemos obtenido resultados. Claro, que no descarto -es más, apuesto por ello- que “por arte de magia”, y tras estas líneas, aparezca una copia del documento y alguien diciendo eso de “pues a mí me la dieron hace mucho”. Ya se sabe…

Es más, cito a un respetado colega, Federico Arnás, y la entrevista que realizó a Simón Casas en el programa ‘Tendido Cero’, de Televisión Española, el 17 de junio de 2017. Arnás preguntó a Casas: “¿Podemos disponer de la oferta ganadora?”. Casas respondió: “Si la Comunidad de Madrid me lo sugiere o me lo ordena, lo haré”.

¿Torneo de tenis? ¿Jugamos? Jugamos. La Comunidad de Madrid a la empresa y la empresa a la Comunidad; y la pelotita de un lado a otro, y todos mirándola. Pasa a la siguiente ronda, pues, la Comunidad, y va a pasar también a la siguiente ronda la opinión pública. Y me explico.

Quien escribe estas líneas ha contactado con todos los grupos políticos de la Asamblea de Madrid. Ronda de comunicaciones que comenzó a mediados de septiembre del presente, aunque hubo contactos con anterioridad. Todos contestaron con cierta celeridad, en este orden: Grupo Socialista, Ciudadanos, Grupo Popular y Podemos. Y sí…, sigo ejerciendo un periodismo en el que tienen cabida “todas las partes” y Podemos fue un grupo político más a consultar, pese a que todos sabemos cuál es su posición frente a la tauromaquia. Aunque esto, por si no se está entendiendo bien, no trata de tauromaquia, sino de transparencia y del derecho a la información pública.

Mi pregunta fue la misma para todos, si habían podido acceder a la oferta presentada por Casas-Nautalia, y si la habían solicitado y cuántas veces. Y, lógicamente, si me la podían facilitar. Y las respuestas fueron a coro. El PSOE dijo haberla solicitado una vez y que se disponían a hacerlo de nuevo. Y efectivamente, han aportado documentación de dichas solicitudes con fechas del día 8 y 28 de septiembre. Ciudadanos comunicó que habían intentado acceder al documento en dos ocasiones, sin éxito, y que finalmente lo habían solicitado una tercera, ya por registro, el 14 de septiembre; documento que igualmente han remitido. Por su parte, Podemos ha informado que pidieron dicha oferta en enero de 2017, y tras conversaciones con ellos y quizá el insistir en esta inaccesibilidad documental, dicen haberse personado con un abogado en la Consejería de Presidencia de la Comunidad de Madrid la semana pasada, haber exigido todo el expediente y estar estudiando el contenido.

Al Partido Popular le pregunté que cuál era el problema con ese documento, ya que el resto de los grupos políticos lo había requerido y no se lo habían facilitado. Contestaron que, si así era y lo habían demandado, que se les entregaría. Y también se lo solicité “a título periodístico”; me contestaron que lo reclamase a Presidencia de la Comunidad de la Madrid.

El partido de tenis continuaba. Al habla con la Consejería de Presidencia, tampoco me fue facilitada la oferta como solicitud documental de prensa; me remitieron al Registro y me indicaron que debía pedirlo a Transparencia de la Comunidad de Madrid, como todo ciudadano, claro, claro… Así lo hice el 22 de septiembre de 2017. La contestación ya se ha producido: que han dado traslado de ello al director gerente del Centro de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid. Director gerente que a fecha de hoy, y desde el 2 de octubre, nada ha contestado ni ha facilitado.

Tampoco lo esperaba, la verdad. Es este un puesto y una silla que quien la va ocupando se limita a recibir y acatar órdenes; y añadiría “sin más”, pero no ha sido así en los últimos años: una imputación por vía penal, una destitución y una citación para declarar por el caso Púnica. El poco, o acaso mucho, tino que se tiene con el perfil del cargo es ya un clásico. Cargo en el que los últimos tres señores nominados van haciendo bueno a lo anterior. Todo se resume así: empresa gestora de Las Ventas, Centro de Asuntos de Taurinos y Comunidad de Madrid bajo la misma manta, manteniéndola estirada para que a nadie se le salga un pie. Aunque de las mantas se tira, unas veces más y otras menos.

Para seguir jugando desde el fondo de la pista, el día 25 de septiembre presenté la solicitud de Derecho a la Información Pública ante el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno de España. Pasado el famoso mes de espera, hay silencio administrativo sobre el acceso al documento de la oferta, a pesar de todo el autobombo que se da este Consejo en las redes sociales con lo de la “traslucidez”. Claro, que son “los mismos” aquí y allá, no le demos más vueltas, que, además, a esto de la proclamación de lo diáfano gana Cristina Cifuentes, aunque ya esté pegando con la caña de la raqueta.

El catálogo de la hemeroteca “venteña” en los últimos años abarca todo tipo de transparencias, opacidades y colores: demandas de servicios hosteleros sobre pagos en dinero B; cárcel para socio empresarial por caso Malaya; querella del actual empresario, Simón Casas, contra la Comunidad de Madrid, que llegó hasta el Tribunal Superior de Justicia; derrumbe de la cubierta y ese famoso informe -¿fantasma?- de los Bomberos de Madrid; más informes... del Ayuntamiento de Madrid sobre la precaria situación de la plaza; el patetismo de un anuncio-globo sonda sobre del cierre de la plaza y las obras; esa parte del canon que aportaba la empresa adjudicataria de la explotación de Las Ventas, que se tenía que destinar a la mejora del edificio y de las instalaciones, y que, dado el estado de ruina, no ha sido destinado a tal menester (¿dónde ha ido este dinero durante tantos años?; esos titulares que vinculaban a Las Ventas con la caja B -otra, no es la misma que la de líneas anteriores- del PP...

Y haciendo más memoria, ¿alguien llegó a ver publicado en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid la anterior concesión de la Plaza de Toros de Madrid? Porque se hizo pública la adjudicación del contrato y el anuncio de la formalización del contrato, pero no la publicación de la formalización en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid.

¿Pero esto qué es? ¿De dónde viene y adónde va? Siguiendo con el símil tenístico: que la Consejería de Presidencia de la Comunidad de Madrid, que le ha pedido al recogepelotas del Centro de Asuntos Taurinos que le guarde la bola, facilite ya toda la documentación de la oferta y el expediente de gestión de la Las Ventas, porque es un documento público, y porque la Plaza de Toros de Madrid está declarada Bien de Interés Cultural y tenemos derecho a saber qué se hace y qué no se hace con ella y en ella.

Me da la impresión de que el partido de tenis no se va a alargar mucho. Es más, creo que va a “muerte súbita”. Era a puerta cerrada, ¿verdad?, y ahora, cansados del peloteo de fondo de pista, hay apertura y acceso a cancha. Va a ser cuestión de tiempo que los políticos puedan tener en sus manos esa documentación y con ellos los ciudadanos; ya que ambas “Transparencias”, a día de hoy, son opacas. Aunque, todo sea dicho, desde aquel 7 de diciembre de 2016, los grupos políticos dan la sensación de haber tenido poco interés en el citado expediente de la oferta y menos aún de haber sido constantes en su labor de oposición política; casi un año para pedir o incidir en un documento público…

Bienvenidos al partido, más bien pachanguita. Ahora ya jugamos todos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios