www.madridiario.es

Cabeceros de polipiel para habitaciones originales

Por MDO
jueves 22 de junio de 2017, 09:37h
Pocos lugares hay tan personales para ti como tu casa. Es ahí donde pasas una gran cantidad de horas, donde descansas después de un duro día de trabajo. Es importante que te sientas a gusto con la estética de tu hogar, para que nada más llegar sientas que estás en tu lugar.
Cabeceros de polipiel para habitaciones originales

Dentro de los dormitorios muchas veces pecamos de ser poco originales con el mobiliario. Pensamos que vamos a estar la mayor parte del tiempo dormidos, sin embargo, estudios afirman que el ambiente en el que nos dormimos (es decir, la habitación que nos rodea) influye de forma sustancial en tener un mejor o peor sueño.

Uno de los elementos estéticos que más resaltan en un dormitorio si queremos jugar con él es el cabecero. Se trata de la pieza que evita que nos demos un golpe con la cabeza contra la pared y que las mantas o almohadas caigan entre la cama y la pared. Tradicionalmente los cabeceros habían sido bastante similares entre sí, en muchos casos de madera y de no muy elevada altura, casi como si quisiéramos esconderlo. No obstante, los interioristas de todo el mundo han ido progresivamente dando importancia a este elemento de los dormitorios capaz de darle una personalidad única.

Dentro de los cabeceros existen muchas modalidades. Los cabeceros de forja son muy originales, aguantan bien el paso de los años, aunque pueden no encajar en todas las configuraciones estéticas. Este tipo de cabeceros se usan sobretodo en configuraciones rústicas o minimalistas. También existen cabeceros de vinilo y madera, sin embargo, los cabeceros tapizados son gran parte del mercado actual.

Los cabeceros tapizados los podemos encontrar tanto de polipiel como de piel real y combinan con casi cualquier tipo de configuración estética. Este tipo de cabeceros son además más cómodos que el resto ya que suelen llevar un acolchado. Las personas que acostumbren a leer o a ver la televisión en la cama disfrutarán de un respaldo cómodo en este tipo de cabeceros.

Los cabeceros de polipiel son más baratos y presentan una elevada durabilidad, con un mantenimiento muy sencillo. Al estar hecho de material 100% sintético se dispone de gran variedad de opciones, con muchos colores, tintes, grabados y aromas que pueden replicar a la perfección la piel natural, sin los inconvenientes que trae. Estos aportan además la calidez que otro tipo de cabeceros no pueden dar y evitan que se pierda el calor por la pared.

Si estamos decididos por este tipo de solución para dotar de personalidad y confort a nuestro dormitorio tenemos que tener en cuenta las dimensiones del mismo. El grosor del cabecero no suele presentar problemas, aunque en dormitorios estrechos no conviene olvidarse de él. Respecto al ancho, deberá ser un poco más grande que la cama, aproximadamente 10 centímetros extra. La altura del cabecero es importante según el valor estético que le queramos dar, teniendo a nuestra disposición cabeceros largos, medios y cortos según nuestras preferencias personales. Hoy en día también es posible encontrar packs que juntan canapé con cabecero y que dan un resultado muy agradable, aparte de que es posiblemente ahorremos dinero adquiriendo las piezas juntas.