www.madridiario.es

'La oficina del futuro'

Por MDO/E.P.
viernes 27 de noviembre de 2015, 18:09h
Una nueva oficina del banco con un objetivo clave: ofrecer al cliente la mayor confidencialidad posible. En base a ello BBVA ha diseñado su oficina situada en el Paseo de Recoletos 10, ofreciendo al usuario el mayor funcionamiento remoto existente hasta ahora entre todos los bancos.


Un equipo multidisciplinar ha sido el encargado de llevar a cabo el proyecto de 'la oficina del futuro', en el que han trabajado desde arquitectos, encargados de mobiliario, responsables de tecnología o equipos de productividad. El origen de este nuevo espacio se halla en la reubicación de la sucursal de Conde de Aranda, con lo que BBVA logra obtener mayor visibilidad y colocarse en un lugar estratégico de cara al público.

Respecto al diseño, una de las diferencias con las oficinas de siempre es el posicionamiento de los puestos de caja, normalmente colocados al fondo del local, pero en esta ocasión están a la entrada. Además, cada equipo tiene su espacio para trabajar, de tal manera que los puestos de venta orientados a determinados perfiles de clientes trabajan en lo que se denomina 'Work in the back', con profesionales especializados que realizan una telegestión mayor, con asesores financieros, asesores de patrimonio y gestores comerciales. De esta manera, esta nueva forma de organización consigue una mayor proactividad. De hecho, estos trabajadores también cuentan con seis áreas de reunión que ofrecen consultas más confidenciales a los clientes. Además, la oficina cuenta con otras seis salas de reuniones para clientes que asistan acompañados, ya que según Luis Martínez-Carrasco, director de implantación de medios del territorio centro de BBVA, "utilizar salas de más de cuatro personas es una demanda constante. Buscamos oficinas que dialoguen mejor con los clientes".

Para facilitar esa relación con el cliente y buscar la comodidad del mismo, BBVA ofrece a sus usuarios un funcionamiento remoto. Es decir, mediante la digitalización de los expedientes y las nuevas aplicaciones móviles, cualquier operación a realizar no requerirá la presencia del cliente, ya que la aplicación permite el contacto directo con el gestor encargado, incluso posibilita la petición de cita previa para saber exactamente a qué hora el cliente será atendido en la oficina, y evitar así la espera.

Esta asistencia remota ofrece un amplio abanico de posibilidades, entre los que se encuentra la opción de operar sin tarjeta en ningún momento, a través del uso de una clave única, tanto en cajeros como al realizar compras. También con el uso de las aplicaciones móviles podremos pagar en cualquier lugar sin necesidad de llevar la tarjeta encima. Este mayor uso de la tecnología fomenta, en última instancia, además de la comodidad del cliente el trabajo en equipo.

El edificio, que lleva en funcionamiento tan solo una semana, es además una muestra del compromiso de BBVA con el ahorro energético: todas las luces son LED y están automatizadas para apagarse en las salas que no estén siendo usadas. Se trata de una oficina con un claro impacto visual, de techos altos y dos alturas diseñadas de tal manera que desde la planta de arriba se puedan ver el resto de espacios.

Para ayudar a esa confidencialidad que BBVA quiere ofrecer a sus clientes, las áreas de gestión comercial están posicionadas y diseñadas estratégicamente para que las personas que estén siendo atendidas ahí se sientan envueltas, gracias al diseño de la zona y a la 'nube' colocada en el techo, que se encarga de absorber el ruido.

Una oficina de diseño que, sin incrementar costes, no solo queda en la modernidad visual, sino que juega con la innovación, la tecnología y la orientación al cliente y que, está pensada para ampliar plantilla, logrando con todo ello una eficiencia mayor.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios